26 marzo 2015

0

Tallarines al nero di sepia caseros con gambas al ajillo flambeadas

Tallarines al nero di sepia con gambas flambeadas

Os enseño a hacer estos fantásticos tallarines al nero di sepia, o en español,tallarines con tinta de sepia y gambas flambeadas caseros, para que se sorprendan vuestros comensales con el fantástico sabor que tienen. Os podéis poner una medalla al haberlos preparado vosotr@s mismos desde principio a fin. Están realmente buenos por el sabor de las gambas al ajillo junto a la suavidad de los tallarines.

En esta receta, el día anterior hice los tallarines y ya los tenía preparados. También os dejo la opción, totalmente válida, de comprarlos en vuestro supermercado de confianza y os quitáis parte de la posible complicación de la receta. De todas formas, abajo os dejaré como hacerlos con la máquina para los que la tengáis. Los que no, simplemente los podéis hacer a mano. Cortando con una regla después de poner muy fina la masa. Sea cual sea vuestra opción, os aseguro que están riquísimos.

Tallarines al nero di sepia caseros con gambas al ajillo flambeadas


Dificultad: baja-media
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 220 gramos de tallarines al nero di sepia
- 300 gramos de gambas peladas
- 1 cebolla
- 8 dientes de ajo
- 1 cucharada de tomate frito
- Sal
- 1-2 guindillas o cayenas
- Perejil fresco
- Brandy de Jerez
- Aceite de oliva virgen extra

Preparación:
Como os comenté, si tenéis la máquina para hacer pasta, podéis utilizarla y ver como funciona en el enlace tallarines al nero di sepia caseros con máquina Ibili. Si no queréis hacerlos o no tenéis la máquina de pasta podéis comprarlos. Suelen ser un poco más caros que los normales, pero merece la pena para este tipo de platos. Os lo recomiendo.

La pasta la vamos a hacer al final, por lo que primero laminamos los ajos pelados y picamos la cebolla muy fina, en brunoise. Ponemos una sartén con un buen chorro de AVOE y añadimos primero los ajos laminados, y un par de minutos después, cuando van a empezar a tomar color, agregamos la cebolla picada y la cayena o guindilla. Aquí es al gusto de cada uno. Que le guste más o menos picante, pero toque indispensable en la receta. Lo ponemos a fuego bajo-medio, para que se pongan blanditas. Cuando empiezan a tomar un color dorado, añadimos las gambas ya peladas y salpimentamos. Damos un par de vueltas al conjunto y añadimos un buen chorro de brandy de Jerez.

Hacer-refrito-con-los-ajos-y-la-cebolla añadir-las-gambas-y-el-brandi
Flambear-las-gambas Dejar-reducir-un-poco

Cuidado que ahora vamos a meterle fuego con un mechero y veréis como se produce una llama. Este tipo de operaciones hacerlas con cuidado siempre ya que podemos asustarnos si no estamos acostumbrados y tener algún percance. En principio no hay ningún problema, la llama se apagará sola al consumir el alcohol del brandy en unos segundos. Si queréis, podéis quitarlo del fuego o la vitrocerámica y hacerlo aparte.

Una vez apagada la llama, dejamos que se consuma un poco el líquido y agregamos una cucharada de tomate frito y perejil fresco picado. Apagamos y reservamos.

Cocemos la pasta y cuando está lista, la colamos. Ponemos la pasta en los platos y por encima echamos el contenido con las gambas y la salsa. Servimos bien caliente. Bon appétit!

24 marzo 2015

0

Tallarines al nero di sepia caseros con máquina Ibili

Tallarines al nero di sepia con maquina Ibili

Os enseño a hacer tallarines al nero di sepia caseros con la máquina de pasta Ibili. Hace poco que me regalaron la máquina para pasta y la verdad es que estaba deseando de utilizarla. No es complicado y es muy sencillo aunque hay que reconocer que no es solo poner la masa y meterla en la máquina. Necesita un pequeño proceso con el que, poco a poco, vamos a ir dando el grosor ideal a la masa y posteriormente vamos a hacer los tallarines con el complemento que viene con la máquina. Como sigo no es complicado, es simplemente dedicarle un tiempo y hacernos con la técnica. A más veces los hagamos, seguro que menos tiempo tardaremos. Luego, después de este proceso, los tallarines los ponemos a secar y podemos utilizarlos con posterioridad.

Como yo no tengo para secar la pasta, de momento, pues he improvisado un colgador de pasta con un par de perchas. Ahí puse la pasta y por lo menos me hizo el apaño. En este artículo no voy a poner ninguna receta ya que la pondré más adelante, es solo por si os animáis a compraros una máquina de hacer pasta, por lo menos que sepáis cómo utilizarla y que no tengáis muchos problemas.

Lo primero es hacer la masa. En este caso yo quería hacer una masa al nero di sepia para posteriormente hacer una receta de tallarines con gambas, pero el único paso diferente es el añadir o no la tinta del calamar para dar el color a la pasta.

Hacer-la-masa-para-los-tallarines Pasar-la-masa-al-principio-un-par-de-veces-por-la-maquina

En un bol ponemos harina, sal, un huevo y agua. No os voy a hablar de cantidades ya que lo mejor es añadir un poco de agua y luego ir agregando poco a poco hasta que podemos ir manejando bien. Como os dije yo le puse también tinta de calamar que venden en pequeños paquetes congelados. Pero no es obligatorio para la técnica en concreto. Una vez tenemos la masa la vamos a pasar por la máquina en la posición más gruesa. La pasamos dos o tres veces y amasamos de nuevo.

La masa no la vamos a trabajar toda a la vez, así que la dividimos en pequeñas porciones. Daros cuenta que al estirar la masa va a aumentar su longitud.

Una vez que hemos cortado un trozo de masa, le vamos a ir poniendo harina. Esto es de lo más importante. No escatiméis en harina. Cada vez que pasamos la masa por la máquina le vamos a pasar un poco de harina por encima con la palma de la mano.

Pasamos la masa por la máquina en la posición de más separación entre los rodillos un par de veces, le ponemos harina y bajamos la distancia. Ahora hacemos lo siguiente, que vamos a hacerlo cada vez que pasemos la masa a partir de ahora. Doblamos la masa por la derecha hasta el centro y por la izquierda hasta el final, por encima hasta hacer un rectángulo. Esto vais a ver que al principio lo manejamos sin problema, pero al ir estirando la masa aumentará el tamaño, por lo que iremos partiendo la masa por la mitad para poner ir trabajando con ella a medida bajamos la distancia entre los rodillos y se hace más fina. Os podéis ir fijando en las fotos y seguro que os resuelve dudas. También hay que tener en cuenta que la máquina tiene una anchura de rodillo y no podemos pasarnos. De todas formas con la máquina viene un cortapasta ancho para ayudarnos.

Estirar-la-masa-y-poner-harina

Doblar la masa por un lado

Segundo-doblez-de-la-masa

Pasar-la-masa-por-la-maquina-en-esta-posicion

Cortar-de-nuevo-por-la-mitad

Pasar-por-los-rodillos-de-tallarines Tallarines-ya-listos-para-secar

Vamos a repetir los pasos hasta que llegamos al mínimo y tengamos la masa lista para pasarla por los siguientes rodillos. Este complemento es el que nos va a hacer los tallarines, por lo que lo acoplamos y pasamos la masa por ellos. Hay que cambiar la manivela al complemento y listo. Pasamos la masa y saldrán los tallarines. Ahora los ponemos en un colgador de pastas si tenéis o como yo hice en una percha. Intentad que no estén muchos unos encima de otros ya que se pueden pegar. Dejamos secar y listo. Ya tenemos nuestros tallarines para comerlos con lo que queramos. Bon appétit!

21 marzo 2015

0

Despiece y ronqueo del atún rojo

Despiece, partes y ronqueo del atún

Despiece, partes y ronqueo del atún rojo. En la Bahía de Cádiz se produce todos los años la levantá y el ronqueo del atún de rojo salvaje de almadraba. La almadraba es un arte de pesca tradicional que mediante caminos preparados con redes, por donde van a pasar los atunes, se va conduciendo hasta un lugar de donde ya no pueden salir y se producirá la levantá. Una tradición perpetuada desde hace siglos en Barbate, y que consiste en la lucha cuerpo a cuerpo de los marineros y los atunes. Aquí no hay máquinas ni nada por el estilo. Los barbateños se ganan su premio a pulso literalmente. Fuerza, valentía y tradición van de la mano. Como digo, la almadraba y la levantá vienen de muy lejos, ya por época de los fenicios y se produce entre los meses de abril y junio de cada año. Una vez producida la levantá, el atún pasará inmediatamente a lo que se llama el ronqueo, el despiece artesanal del atún. Su nombre viene ya que, al trocear el atún y pasar el cuchillo por el espinazo para cortarlo, nos hace parecer que el atún ronca por el sonido que produce.

Una vez despiezado completamente, y del que actualmente no se deshecha nada, se venderá sobre todo al mercado japonés, donde se pagan auténticas fortunas por este manjar del mar. Hay que estar tranquilos en ese aspecto, ya que en la época del ronqueo podemos degustarlo en muchísimos sitios como rutas gastronómicas del atún rojo, o restaurantes donde los chef disfrutan como niños con este afamado y único pescado. Si tenéis la oportunidad, incluso podéis ir a un ronqueo del atún con una visita guiada en alguna de las empresas dedicadas al atún y a las conservas que hay en Barbate. Por un precio más que asequible nos enseñarán todo el proceso y después degustarlo al final de la jornada.

Este animal está en peligro de extinción, por lo que su pesca estacional, artesanal y el respeto por las medidas y pesos mínimos, confluyen en un equilibrio que hace que pueda cada año realizarse su captura. Un animal de este tipo vive unos veinte años y se están capturando ejemplares con unos catorce años de media y 150 kilos como mínimo. Los que posibilita que año tras año puedan regenerarse de forma natural sin poner en peligro a su especie.

Y para los que se animen a hacer una receta con atún, del tipo que sea, os dejo unas sugerencias como el tartar de atún, tataki de atún, atún a la plancha en salsa de gambas, atún en salsa, atún encebollado al estilo de Cádiz, canelones de atún o una fantástica y nutritiva hamburguesa de espinacas y atún. Hay más, pero estas son algunas de las muchas que podéis ver en este blog.

20 marzo 2015

0

Garbanzos con salmón y gambas

Garbanzos con salmón y gambas

Qué os parece esta receta de garbanzos con salmón y gambas que he preparado y que podéis hacer más fácilmente de lo que imagináis. El resultado salta a la vista, un guiso casero fantástico con muchísimo sabor que combina el salmón y las gambas que le dan muchísima jugosidad. Yo he partido a tacos el salmón, pero podéis poner rodajas individuales para cada comensal. Eso sí, os aconsejo que no metáis el salmón cuando vais a hacer el guiso de los garbanzos ya que perdería mucha jugosidad. Es mejor al final de la preparación. También os aconsejo que utilicéis un pimentón de calidad y si podéis conseguirlo, que sea agridulce. Le da un sabor muy especial y diferente. Si no podéis no pasa nada, la receta os va a salir genial.

Garbanzos con salmón y gambas


Dificultad: fácil
Coste: bajo-medio

Ingredientes: (4 personas)

- 250 gramos de garbanzos
- 350 gramos de salmón fresco
- 200 gramos de gambas peladas
- 1 cebolla
- 4-6 dientes de ajo
- 2 pimientos verdes
- 1 bote de tomate triturado
- Pimentón de la Vera agridulce
- 2 hojas de laurel
- Sal
- Pimienta negra molida
- Comino
- Aceite de oliva virgen

Preparación:
La noche anterior echamos los garbanzos en agua para remojarlos. Si queréis podéis hacerlo con garbanzos ya en remojo, pero yo prefiero echarlos en remojo la noche anterior.

Ponemos en una olla un buen chorro de aceite. Laminamos los ajos y los ponemos a refreír. Antes de que tomen color y se doren, añadimos la cebolla bien picada. Dejamos unos minutos que se refría y añadimos los pimientos también picados y limpios. Una vez está tomando color, añadimos una cucharada de pimentón de la Vera agridulce. Si no tenéis podéis sustituirlo por pimentón dulce. Una vez que agregamos el pimentón, removemos unos segundos rápidamente para que no se queme y añadimos tres o cuatro cucharadas de tomate triturado. Salpimentamos y agregamos el laurel y un poco de comino. El agua que suelte el tomate frito va a evaporarse muy rápido, así que agregamos los garbanzos y las gambas. Movemos con cuidado la olla para mezclar.

Añadimos 1/4 de vaso de vino blanco. Dejamos evaporar unos minutos y a continuación agregamos agua hasta cubrirlo todo. Cerramos la olla y dejamos que se hagan los garbanzos durante 20 minutos. El tema de las ollas a presión ya os he comentado otras veces, que depende del modelo que tengáis tardará más o menos tiempo. Una vez pasado ese tiempo, abrimos la olla y la dejamos a fuego bajo-medio. Si vemos que no tiene mucho líquido, le agregamos medio vaso de agua.

Agregamos el salmón a dados a la olla y volvemos a mezclar con cuidado de no partir nada, solo moverlo acabado de agregar, si lo hacéis tres minutos más tarde el salmón se partirá a trozos. Así que cuidado. Dejamos que se haga el salmón unos minutos, rectificamos de sal si hace falta y dejamos el caldo según nos guste, pero sin pasarnos y que salgan nadando los garbanzos ;) Dejamos reposar y servimos junto a unas buenas rebanadas de pan. Bon appétit!

19 marzo 2015

0

Aneto organizará un taller gastronómico Instagram en el Stand de Gourmets Madrid 2015

Aneto 100% natural, con más de 40 años de historia estará en el Stand de Gourmets de Madrid y organizará unos talleres gastronómicos impartidos por varios instagramers gastronómicos los días 13, 14 y 15 de abril de este año 2015. Las plazas son limitadas, pero puedes inscribirte en el correo que viene abajo. Aneto 100% natural realizará muchas de sus mejores recetas para sorprender y enseñar todas las posibilidades de sus caldos naturales. ¿Te lo vas a perder?

Aneto Stand

16 marzo 2015

5

Queso fresco casero con vinagre

Queso fresco casero con vinagre

¿Cómo se hace el queso fresco casero? Vamos a hacer un queso fresco casero con vinagre que, como veréis, no es nada difícil y conseguiremos un queso blanco ideal para comerlo solo o por ejemplo en ensaladas. Es un queso básico y aunque he visto que hay personas que necesitan un termómetro para medir la temperatura, no es obligatorio y simplemente prestaremos atención a la leche para que no nos pasemos de temperatura y que nos salga bien. Luego os explico como se hace en la receta. Y para que os hagáis una idea vamos a sacar entre 220 y 240 gramos aproximadamente de queso casero por cada litro de leche. Es decir, que conseguiremos un kilo por cada cuatro litros de leche entera. Digo entera para despejar dudas que tengáis posteriormente ya que no valen ni las semidesnatada ni la desnatada. Si conseguís leche orgánica, seguro que bordáis la receta ;)

La opción de ponerlo en un molde es según nos guste más la terminación o el resultado final. Yo lo puse en moldes de flan o cupcake pero si lo vais a hacer para ensalada, lo podéis dejar en el paño o gasa que utilicemos y luego desmenuzar con las manos. El queso tendrá al final más o menos consistencia en función de la humedad que tenga. Si apretamos la gasa, le quitaremos más humedad y quedará más seco, si no lo apretamos y dejamos solo que caiga por si mismo el suero tendremos un queso fresco que también nos valdrá para untar. Hay que buscar el punto medio. Os aconsejo que la primera vez lo hagáis con un litro de leche y si veis que todo ha salido bien, os animéis a hacer más cantidad. De esa forma si por cualquier cosa no cuaja, no habréis gastado cuatro litros de leche. Ya sabéis que no está la cosa para gastos. A mí me hizo mucha ilusión hacer este queso fresco casero y volveré a hacerlo más veces. Me lo comí en ensalada y en pan con un chorro de aceite de oliva por encima, pero me consta que con miel o mermelada está de escándalo. Esta vez os dejo también los utensilios que necesitáis para hacerlo en los ingredientes. ¿Os vais a animar a hacer queso casero con vinagre?

Queso fresco casero con vinagre


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (220-240 gramos de queso)

- 1 litro de leche entera de calidad o si tenemos posibilidades, orgánica
- 1 cucharada de zumo de limón
- 3 cucharadas de vinagre de vino o manzana
- 1/2 cucharada de sal
- 1 gasa o paño fino de algodón
- 1 colador


Preparación del queso casero con vinagre:


Ponemos el litro de leche en una olla y añadimos la sal. Movemos para mezclar bien y seguiremos para que la grasa no se vaya al fondo y se queme. Como he dicho antes hay gente que lo hace con un termómetro pero yo lo hice sin nada, con un poco de cuidado y comprobando que la leche empieza a hacer unas pequeñas burbujas alrededor de la olla o en la orilla. No esperéis a que empiecen las burbujas por el centro, ya que, si nos pasamos de temperatura, no nos va a salir bien y no cuaja. Si tenéis un termómetro, tiene que llegar a 80 grados centígrados de temperatura para que sigamos con el resto de pasos. En ningún momento tiene que hervir, cuidado!

Calentar-la-leche-sin-que-hierva Añadir-la-sal-a-la-leche
Agregar-el-limón-y-el-vinagre-a-la-leche La-leche-cuaja-y-la-filtramos-despues-del-reposo

Cuando está la leche a esa temperatura, agregamos el limón y el vinagre poco a poco, mientras, movemos suavemente. Cortamos el gas o la vitro y tapamos. Si tenéis vitrocerámica apartar la olla porque sigue dando calor. Lo vamos a dejar entre 30 y 45 minutos. Yo lo hice por la noche antes de acostarme y lo dejé allí hasta por la mañana, pero si lo hacéis por  la tarde veréis que ha cuajado la leche al cabo del tiempo que os he dicho.

Pasado ese tiempo vamos a poner una gasa o paño limpio fino de algodón encima de un colador grande y este colador sobre una olla o recipiente para que el suero se filtre sin problemas y caiga en el recipiente. Lo bajos a dejar que filtre solo durante una hora.

Tapar-la-olla-y-dejar-entre-30-y-45-minutos filtrar-y-dejar-que-caiga-el-suero
queso-después-de-apretar-la-gasa Llenamos-los-moldes-y-enfriamos

Pasado ese tiempo, y para que no pierda humedad pero si un poco más de suero, lo podemos dejar en la gasa o paño y meterlo un par de horas en el frigorífico con un recipiente abajo. Si lo utilizais para ensalada y no queréis darle forma, simplemente mantenemos el queso fresco casero en la gasa o paño, estrujamos bien y lo llevamos al frigorífico, pero si queréis darle forma, podéis ponerlo en un recipiente como yo hice, de flanes o algún tupper que tengáis en casa. Lo emplatamos y listo. A la nevera hasta que se enfríe bien y tome forma. Unas tres y cuatro horas. Bon appétit!

10 marzo 2015

0

Ensalada de rúcula, bacon y jamón con vinagreta de nueces y ciruelas pasas

Ensalada de rúcula, bacon y jamón con vinagreta de nueces y ciruelas pasas

Os presento esta ensalada de rúcula, bacon y jamón con vinagreta de nueces y ciruelas pasas muy rica y fácil de preparar. Si os animáis a hacerla comprobareis el sabor tan agradable al combinar los sabores. Si estáis pensando en hacer una ensalada diferente para sorprender a tu familia o los amigos y que no necesite mucho tiempo, os la recomiendo. La rúcula se utiliza mucho en las ensaladas o con recetas de pasta y merece la pena por el toque y sabor diferente que le otorga a los platos. Hay incluso quien dice que es afrodisiaca. ¿Será verdad? ¿Qué opináis?

Ensalada de rúcula con bacon, jamón y vinagreta de nueces y ciruelas pasas


Dificultad: muy fácil
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 1 paquete de rúcula
- 1 lechuga
- 8 lonchas de bacon
- 100 gramos de jamón ibérico
- 4-5 nueces
- 1-2 ciruelas pasas
- Sal
- Vinagre de vino
- Aceite de oliva virgen

Preparación:
Cortamos el bacon y el jamón ibérico a tiras pequeñas y reservamos. Limpiamos y troceamos la lechuga. Lavamos la rúcula y reservamos.

Hacemos la vinagreta en un mortero majando las nueces peladas junto con un poco de sal y las ciruelas pasas. Agregamos el vinagre y el aceite y mezclamos bien en el mismo mortero. Siempre un poco más de aceite que de vinagre. Tenéis que ir probando para que no os paséis con el vinagre ya que de otra forma os quedaría demasiado ácida. Reservamos.

haemos-la-vinagreta-con-las-nuces-y-la-ciruela-pasa Agregamos-el-vinagre-y-el-aceite

Ponemos en un plato llano la lechuga (digo eso porque queda mejor para la presentación y se ven mejor los ingredientes), encima el bacon, la rúcula y sobre ella el jamón ibérico. Agregamos por encima la vinagreta y sobre todo ello un chorrito de AVOE. Bon appétit!


Si le queréis agregar un poco de queso de cabra la hacéis mucho más completa y vistosa.

09 marzo 2015

0

Reglamento sobre alérgenos 1129/2011

Desde el 13 de diciembre de 2014, es obligatorio que los consumidores tenga información sobre los ingredientes de los productos envasados o no, incluidos los puestos a su disposición en bares y restaurantes, comedores escolares u hospitales,  y los vendidos a granel. El Reglamento que rige la norma es el Reglamento nº 1169/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo de 25 de octubre de 2011.

Este Reglamento establece los principios generales, los requisitos y las responsabilidades que rigen la información alimentaria y, en particular, el etiquetado de los alimentos. Asimismo, establece los medios para garantizar el derecho de los consumidores a la información, así como los procedimientos para facilitar información alimentaria, teniendo en cuenta la necesidad de dar la flexibilidad suficiente para responder a los futuros avances y los nuevos requisitos de información.

Una de las novedades que más nos van a llamar la atención y alegrar a muchos consumidores cuando vamos a un bar o restaurante son los símbolos que encontraremos en las cartas o menús sobre alérgenos. El listado de alérgenos es obligada declaración. Estos son los símbolos que vamos a poder encontrar:


listado alergenos

Con ello seguro que más de una persona no se lleva un susto y vamos a ganar todos. Como dice el refrán es mejor prevenir que curar. El Reglamento incluye muchas más cosas como el etiquetado más legible, indicar el país de origen, las grasas vegetales o aceites vegetales tendrán que especificar su origen y otra de las informaciones obligatorias será la información nutricional. Como consumidor te interesa saberlo y puedes, conocerla mejor y difundirla.

Puedes ver el reglamento Reglamento nº 1169/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo de 25 de octubre de 2011 completo aquí
0

Falso crepe especiado con salchicha fresca

Falso crepe especiado con salchicha fresca

Vamos a preparar este falso crepe especiado con salchicha fresca como una opción muy buena para una cena rápida y diferente. El falso crepe lo vamos a hacer con huevo, como si fuera una tortilla y que luego vamos a rellenar con la salchicha fresca. Aquí la opción es libre, ya que, podéis comprarla de pollo o cerdo, según os guste más una que otra. Como veis la receta es muy sencilla y no tiene ninguna dificultad. También podríais hacerla con salchicha normal, pero la jugosidad y el sabor de las frescas seguro que os va a gustar mucho más como opción para este plato. ¿Qué os parece la idea como cena?

Falso-crepe-con-salchicha-fresca

Falso crepe especiado con salchicha fresca


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (por crepe)

- 1 huevo
- 1 salchicha fresca
- 1 loncha de queso en lámina
- 1 diente de ajo pequeño
- Pimienta molida
- Orégano
- Albahaca
- Mostaza de Dijon
- Tomate frito o ketchup
- Sal
- Aceite de oliva

Preparación del faso crepe especiado con salchicha fresca:

Pelamos el ajo y lo picamos. No pongáis un ajo grande, más bien pequeño ya que es para darle un toque de sabor, pero si os gusta, es a vuestra elección. Es cuestión de gustos. En una sartén añadimos un par de cucharadas de aceite y los sofreímos unos segundos, sin llegar a tostarse. Añadimos la salchicha fresca y la pinchamos para que suelte un poco de grasa de su interior. Le damos vueltas hasta que esté hecha por completo.

Mientras se hace la salchicha batimos el huevo y le agregamos sal, un poco de orégano y albahaca. Retiramos la salchicha ya lista y la reservamos en un plato aparte.

Hacemos una tortilla pero no vamos a doblarla ya que vamos a hacer el falso crepe con ella. Cuando está lista por una parte, le damos la vuelta con cuidado de no partirla. De esa forma nos queda redonda y dorada por las dos partes.

La pasamos a un plato y le ponemos la lámina de queso, que con el calor se derretirá rápidamente. Agregamos por encima un poco de mostaza y de tomate frito o ketchup, que también es opcional según vuestros gustos, y encima la salchicha que teníamos reservada. Enrollamos como si fuera un crepe o lo dobláis. A mi me gustó más enrollado. Servimos con unas patatas fritas o una ensalada al gusto y listo para comer. Bon appétit!

03 marzo 2015

0

California Club Sándwich

California Club Sándwich - Sándwich Club

Os presento este California Club Sándwich típico americano que podéis preparar en casa muy fácilmente y está verdaderamente rico. Los ingredientes para preparar este California Club Sándwich son muy sencillos de encontrar y podemos tenerlos incluso en casa, por lo que os recomiendo que miréis la nevera y lo hagáis para cenar o para compartir con los amigos y junto a unas patatas fritas que es como se suele comer allí. En este caso, para hacer el Sándwich Club he utilizado un pan de molde sin corteza, pero si le ponéis un pan con cereales queda mucho mejor ya que le da consistencia y un toque diferente.

La idea de hacer este California Club Sándwich americano me surgió al tener una fantástica lechuga roble. El Sándwich Club original no tiene por qué llevar la lechuga roble, pero a mí me encantaba la idea por su color y su su magnífico sabor. Le da un toque fantástico. También en ciertos sitios lo ponen con unos trozos de aguacate que le otorgan mucha más suavidad, pero como no es parte imprescindible de la receta no he querido ponerlo, si vosotros queréis lo podéis hacer. Espero como siempre que os guste. ¿Ya conocéis el California Club Sándwich? ¿Qué sándwich americano os gusta más? ¿Tienes algún ingrediente secreto que utilices en tu Sándwich Club?

Sándwich Club casero

California Club Sándwich


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (Por cada Sándwich Club)

- 3 rebanadas de pan de molde o semillas
- 2 lonchas de jamón cocido
- 3 lonchas de bacon
- Unas hojas de lechuga
- 1 loncha de queso
- 2-3 rodajas de tomate
- 2-3 rodajas de cebolla
- Mayonesa
- 1 aguacate (opcional)

Preparación del Sándwich Club:


Primero tostamos las rebanadas de pan pero sin ponerle mantequilla ni nada. Cuando están tostadas reservamos.

Refreímos el bacon y reservamos. Untamos las tres rebanadas de pan con mayonesa. En la primera de ellas o lo que va a ser el primer piso del sándwich después de la mayonesa ponemos el bacon ya refrito, encima la lechuga roble (o la que tengáis en casa), las rodajas de tomate y de cebolla. Agregamos un poco más de mayonesa. Ponemos la siguiente rebanada con la mayonesa por encima.

primer-piso-del-sandwich-con-el-bacon-y-las-verduras Segundo-piso-con-jamon-y-queso.-Aguacate-opcional

Ahora le ponemos las lonchas de jamón cocido, el queso y si queremos, unas rodajas de aguacate, que es opcional. Cerramos con la última rebanada. Ponemos cuatro palillos para aguantar el conjunto, cerca de los bordes, no de las esquinas. Cortamos en cuatro triángulos y lo presentamos nuestro Sándwich Club con unas patatas chips. Listo para comer. Bon appétit!

02 marzo 2015

0

Significado de los cubiertos sobre el plato

Significado de los cubiertos sobre el plato. Muchos no sabemos exactamente el significado de los cubiertos en el plato y que, depende de cómo los pongamos, el camarero sabrá qué debe hacer en cada momento.

Las diferentes posiciones podrán indicarle al camarero, desde que hacemos una pausa hasta que no nos ha gustado lo que hemos acabado de comer. Son unas reglas de protocolo para cenas formales pero que nos sirven para cualquier ocasión si nos acostumbramos a ellas y siempre es bueno conocerlas. Tampoco creáis que es de mala educación dar una opinión negativa sobre una comida, es lo que pensamos y así lo transmitimos. Lo que a uno no le gusta para otra persona puede ser fantástico. Es cuestión de gustos. Os dejo las posiciones para que veáis como se ponen los cubiertos y su significado. Espero que os sirva. Ah, una recomendación, esto más que nada es para restaurantes, bares y cenas con cierto protocolo, si vais a casa de vuestra suegra, mejor que no pongáis los cubiertos entrelazados indicando que no os ha gustado, quizás tengáis un conflicto diplomático ;) jeje ¿Vosotros ya sabíais su significado? ¿Y lo soléis poner en práctica, o solo en cenas especiales?

Pausa Pausa
Cuando ponemos de esta forma los cubiertos, el camarero sabrá que no hemos terminado de comer y estamos haciendo simplemente una pausa.
Siguiente-plato Siguiente plato
Si cruzamos de esta forma el cuchillo y el tenedor, el camarero sabrá que hemos terminado y puede llevarse el plato para traer el siguiente.
Termino-sin-valoracion Ha terminado sin valoración
Una vez terminamos, si no tenemos ninguna opinión buena o mal del plato, estamos indicando que lo pueden retirar.
Excelente Excelente
Hemos terminado y nos ha encantado.
No-me-ha-gustado No nos ha gustado
Simplemente no nos ha gustado y puede llevarse el plato. No es una descortesía, es una opinión personal.

Si estáis interesados o si os pica el gusanillo para aprender un poco más sobre el tema, podéis pasaros por este artículo sobre cómo colocar la mesa correctamente o la disposición de los comensales en la mesa. Espero que os sean de ayuda. Como siempre, Bon Appétit!