Te recomendamos

20 marzo 2015

0

Garbanzos con salmón y gambas

Garbanzos con salmón y gambas

Qué os parece esta receta de garbanzos con salmón y gambas que he preparado y que podéis hacer más fácilmente de lo que imagináis. El resultado salta a la vista, un guiso casero fantástico con muchísimo sabor que combina el salmón y las gambas que le dan muchísima jugosidad. Yo he partido a tacos el salmón, pero podéis poner rodajas individuales para cada comensal. Eso sí, os aconsejo que no metáis el salmón cuando vais a hacer el guiso de los garbanzos ya que perdería mucha jugosidad. Es mejor al final de la preparación. También os aconsejo que utilicéis un pimentón de calidad y si podéis conseguirlo, que sea agridulce. Le da un sabor muy especial y diferente. Si no podéis no pasa nada, la receta os va a salir genial.

Garbanzos con salmón y gambas


Dificultad: fácil
Coste: bajo-medio

Ingredientes: (4 personas)

- 250 gramos de garbanzos
- 350 gramos de salmón fresco
- 200 gramos de gambas peladas
- 1 cebolla
- 4-6 dientes de ajo
- 2 pimientos verdes
- 1 bote de tomate triturado
- Pimentón de la Vera agridulce
- 2 hojas de laurel
- Sal
- Pimienta negra molida
- Comino
- Aceite de oliva virgen

Preparación:
La noche anterior echamos los garbanzos en agua para remojarlos. Si queréis podéis hacerlo con garbanzos ya en remojo, pero yo prefiero echarlos en remojo la noche anterior.

Ponemos en una olla un buen chorro de aceite. Laminamos los ajos y los ponemos a refreír. Antes de que tomen color y se doren, añadimos la cebolla bien picada. Dejamos unos minutos que se refría y añadimos los pimientos también picados y limpios. Una vez está tomando color, añadimos una cucharada de pimentón de la Vera agridulce. Si no tenéis podéis sustituirlo por pimentón dulce. Una vez que agregamos el pimentón, removemos unos segundos rápidamente para que no se queme y añadimos tres o cuatro cucharadas de tomate triturado. Salpimentamos y agregamos el laurel y un poco de comino. El agua que suelte el tomate frito va a evaporarse muy rápido, así que agregamos los garbanzos y las gambas. Movemos con cuidado la olla para mezclar.

Añadimos 1/4 de vaso de vino blanco. Dejamos evaporar unos minutos y a continuación agregamos agua hasta cubrirlo todo. Cerramos la olla y dejamos que se hagan los garbanzos durante 20 minutos. El tema de las ollas a presión ya os he comentado otras veces, que depende del modelo que tengáis tardará más o menos tiempo. Una vez pasado ese tiempo, abrimos la olla y la dejamos a fuego bajo-medio. Si vemos que no tiene mucho líquido, le agregamos medio vaso de agua.

Agregamos el salmón a dados a la olla y volvemos a mezclar con cuidado de no partir nada, solo moverlo acabado de agregar, si lo hacéis tres minutos más tarde el salmón se partirá a trozos. Así que cuidado. Dejamos que se haga el salmón unos minutos, rectificamos de sal si hace falta y dejamos el caldo según nos guste, pero sin pasarnos y que salgan nadando los garbanzos ;) Dejamos reposar y servimos junto a unas buenas rebanadas de pan. Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!