26 abril 2015

0

Potaje de garbanzos y judías de la abuela

Potaje de garbanzos y judías de la abuela

Os encantará este potaje de garbanzos y judías de la abuela por su sabor tradicional de toda la vida y lo sencillo que es de preparar. No me digáis que no se os hace la boca agua al ver este platazo con sus garbanzos, sus judías pintas, chorizo, morcilla y panceta carnosa. Plato casero cien por cien. Yo lo he preparado en una olla exprés, que es más rápido de hacer, pero también se puede hacer como toda la vida a fuego lento en una olla normal, con lo que necesitaríamos entre una hora y media y dos. ¿Conocéis el típico chup chup de toda la vida de los guisos? Pues eso lo conseguiremos para finalizar esta receta a fuego bajo. ¿Os animáis?

Potaje de garbanzos y judías de la abuela


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4-6 personas)

- 150 gramos de garbanzos
- 150 gramos de judías pintas
- 2 patatas
- 1 cebolla
- 2 tomates
- 1 zanahoria
- 1 trozo de calabaza
- 6 dientes de ajo
- 2 rebanadas de pan duro
- 1 trozo de panceta
- 1 chorizo
- 1 morcilla
- Aceite de oliva
- Pimentón de la Vera
- Sal
- Pimienta
- Comino en grano
- Azúcar
- 2 hojas de laurel

Receta garbanzos y judias de la abuela

Preparación:
La noche anterior ponemos en remojo los garbanzos y las judías. Ponemos una olla con un fondo de aceite a calentar. Freímos los ajos enteros y pelados junto con las rebanadas de pan. Cuando están bien fritos, apartamos la olla del fuego y los sacamos. Los ponemos en un mortero y agregamos al mortero una buena cucharada de pimentón de la Vera, sal, comino y pimienta. Majamos con el mortero muy bien y reservamos.

Picamos el resto de verduras menos la zanahoria que la cortamos en rodajas y la calabaza en dados. Ponemos la olla de nuevo al fuego y agregamos la cebolla picada. Refreímos unos minutos y añadimos el resto de verduras, la zanahoria, la calabaza y los tomates. Dejamos que se haga bien todo.

hacer-el-refrito añadir-los-garbanzos-judias-y-patatas
agregar-la-carne cubrir-de-agua
hervir-a-fuego-medio reducir-a-fuego-bajo

Pasado unos minutos, añadimos las patatas cascadas, dos hojas de laurel, los garbanzos y las judías. Añadimos a continuación la carne a trozos grandes. Removemos un poco y echamos el majado que teníamos reservado anteriormente. Movemos con cuidado unos minutos para hacer el pimentón. Agregamos a continuación agua fría y cubrimos un dedo por encima de todo.

Cerramos la olla y dejamos que hierva unos 15 minutos a fuego medio. Pasado ese tiempo, abrimos y vemos como está de caldo. Rectificamos de sal si hace falta y añadimos una cucharilla de azúcar para evitar el ácido de los tomates. Probamos si los garbanzos están listos y dejamos a fuego bajo para reducir el caldo a nuestro gusto.

Dejamos reposar antes de servir ya que se unifican e intensifica el sabor. Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!