Te recomendamos

09 mayo 2015

0

Pisto murciano

Pisto murciano

Pisto murciano. El pisto es una receta a base de verduras de la huerta muy fácil de preparar y típico de regiones como Murcia, el pisto murciano y de La Mancha, el pisto manchego. Prácticamente son iguales en su base pero con algunas características que siempre hay en cada región e incluso en cada casa, ya que esto de la cocina es cuestión de gustos y cada maestrillo tiene su librillo, como dice el refrán. Yo os enseño una forma clásica de preparar este rico plato que se come en frío y es muy apetecible en épocas donde ya empieza a apretar el calor.

Pisto murciano


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 1 cebolla
- 2 pimientos verdes medianos
- 1 calabacín
- 1 berenjena
- 1 kilo de tomates maduros o una lata de tomates al natural triturados (800 gramos)
- 3 huevos frescos
- Sal
- 1 cucharadita de azúcar
- Aceite de oliva
- Pimienta molida

Preparación:
Como vais a ver es muy simple y vamos a cocinar un plato realmente rico. La cebolla la picamos y a los tomates le quitamos la piel y las semillas que podamos. Si queréis, podemos utilizar tomates envasados al natural tanto triturados como enteros. Así nos quitamos de tener que pelarlos. Es cuestión de cada uno y de como mejor nos venga. La berenjena y el calabacín los dejaremos para el final para que no se oxiden y se pongan negros.

rehogar-las-verduras agregar-calabacin-y-berenjena

Una vez todo preparado ponemos un fondo generoso de aceite de oliva en una olla, la ponemos a fuego medio y echamos la cebolla picada. Rehogamos unos minutos y añadimos los pimientos troceados. Dejamos que se refrían unos minutos y agregamos los tomates pelados y cortados a dados o, como os dije antes, el tomate triturado al natural. Salpimentamos y dejamos que se fría el tomate unos 15 minutos. Si tenéis una tapadera ponerla encima de la olla sin tapar del todo porque suele salpicar. Removemos de vez en cuando.

Una vez el tomate está listo, pelamos la berenjena y el calabacín y se la agregamos cortadas en dados. A mí me gusta un poquito más gruesos los dados para que se vean y destaquen. Si nos quedamos sin caldo, añadimos un poco de agua. Dejamos que se terminen de hacer las verduras, rectificamos de sal si hace falta y agregamos la cucharilla de azúcar para rectificar también la acidez de los tomates.

Una vez listo y nunca nos tiene que quedar seco, más bien un pisto jugoso pero sin que esté aguado, batimos los huevos y se los agregamos al pisto. Removemos, dejamos un par de minutos a fuego bajo y listo. Apartamos, dejamos enfriar y a la nevera para comer fresquito con unas rebanadas de pan para mojar. Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!