Te recomendamos

14 junio 2015

Flores de calabaza rellenas en tempura

Flores de calabaza rellenas en tempura

Hoy os presento esta receta de flores de calabaza, en concreto flores de calabaza rellenas en tempura. ¿Nunca las habéis probado? Pues os va a sorprender porque es un plato muy fácil de hacer y con un resultado más que rico. Puede parecer algo raro, pero como sabréis hay muchísima variedad de flores que se utilizan en la gastronomía y las de calabaza nos brindan la oportunidad, por su tamaño, de rellenarlas muy sutilmente como eh esta ocasión hice yo, con un queso suave para luego meterlas en tempura y freírlas. La presentación es de lo más singular y siempre podéis utilizarlas para comerlas en plan aperitivo o para decoración o complemento de otros platos. Yo tengo la suerte de tener calabazas sembradas pero el que no las tenga, creo que hay supermercados en las que se venden. Son muy delicadas, así que trabajad con cuidado y tened en cuenta que si las compráis no os van a durar más de un día o día y medio frescas en agua dentro de la nevera. Una vez las tenéis os recomiendo que las preparéis en seguida. ¿Ya las habíais probado antes? ¿Alguien sabe donde se venden?

Flores de calabaza rellenas en tempura


Dificultad: baja
Coste: bajo-medio

Ingredientes:

- Flores de calabaza
- Queso de untar
- Harina de trigo
- Levadura química
- Sal
- Aceite de oliva para freír


Preparación:
Lo primero que haremos es limpiar con cuidado las flores de calabaza con abundante agua, por si tienen restos de tierra o algún bichito por dentro. Abrimos la flor con cuidado y vamos a quitar el pistilo que tienen todas dentro y vamos a cortarlas para eliminar los tallos. Si veis la foto os queda más claro seguro, aunque no tiene dificultad.

Quitar pistilos y tallos y rellenar las flores de calabaza

A continuación con una cucharilla de café vamos a introducir un poquito de queso de untar pero podéis ponerle si os apetece un poquito de queso azul para darle un toque de sabor más fuerte.

Preparamos la tempura de la forma más simple pero siempre con agua fría de la siguiente forma. Ponemos un par de cucharadas de harina en un recipiente y añadimos una pizca de sal y agua. El agua la pondremos poco a poco hasta formar una pasta espesa. Aquí podemos también agregarle una pizca de bicarbonato o un poco de levadura química. Eso hará que esponje mucho más la masa. Si queréis saber cómo hacer unas verduras en tempura os dejo la receta. Una vez está homogénea ponemos una sartén con abundante aceite en el fuego y a temperatura media.

Introduciremos las flores de calabaza rellenas dentro de la tempura hasta cubrirlas por completo y las freímos hasta que tomen un poco de color. Una vez listas, las ponemos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite y las presentamos. Las serviremos acabadas de freír, ya que corremos el riesgo de que la masa se ponga blanda con el tiempo y pierdan el crujiente. Bon appétit!