10 julio 2015

0

Gazpacho de kiwi y cerezas

Gazpacho de kiwi y cerezas

Os presento un gazpacho de kiwis y cerezas ideal en verano, para aprovechar frutas y sorprender a todos en la mesa. Estamos acostumbrados a escuchar que hay que cocinar con frutas de temporadas y eso es lo que vamos a hacer para dar un sabor diferente, aprovechando la oportunidad de tenemos y para mitigar el calor, os enseño cómo se hace este gazpacho de frutas que se puede tomar en pequeños vasos, como hice yo, o en un platito si os gusta más la presentación con trozos de kiwi y cereza por encima. Rico, sano y nutritivo además de económico ¿Os apetece probarlo?

Gazpacho de kiwi y cerezas


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes:

- 3-4 kiwis maduros
- 250 gramos de cerezas
- 1/2 cebolla
- 2 tomates maduros medianos
- 1 trozo de pan duro del día anterior
- Sal
- Vinagre blanco
- Aceite de oliva virgen

Preparación:
Os recuerdo antes de empezar que este esta es una receta diferente y podéis encontrar en el blog la receta de gazpacho andaluz y algunas algo diferentes, pero no por ello tan ricas, como el gazpacho de zanahorias. ¿Empezamos?

Cortamos tres rebanadas de pan de un centímetro y medio y las ponemos en el vaso de la batidora junto con los tomates troceados. Todo vamos a hacerlo ahí, así que todos los ingredientes los pondremos en el mismo sitio. Si veis que es pequeño, podéis utilizar un recipiente alto pero no muy ancho. ás que nada para que no salpique.

Añadimos la media cebolla a trozos, no os preocupéis que luego lo trituramos todo. Agregamos los kiwis troceados sin piel y reservamos uno para adornar. La parte un poco más entretenida es esta, quitar los huesos a las cerezas. Con un poco de paciencia, iremos echando la carne de las cerezas en el recipiente sin los huesos. Si queréis que predomine un sabor sobre otro, podéis poner un kiwi menos a la receta, ya que suelen tener un punto ácido.

Agregamos una pizca de sal, un dedal de vinagre, un cuarto de vaso de agua fría y un cuarto de vaso de aceite de oliva virgen. Trituramos todo.

El gazpacho por regla general es un plato que suele beberse, pero este es una mezcla un poco más densa. Podemos beberlo o comerlo con una cucharilla luego. Si veis que os sale muy líquido, añadirle pan hasta que quede cremoso pero nunca una pasta.

Probáis de sal y listo. Lo lleváis al frigorífico y cuando lo presentéis le ponéis por encima unos trozos de kiwi y de cerezas cortados muy pequeños. Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!