22 julio 2015

0

Mermelada de ciruelas rojas

Mermelada de ciruelas rojas casera

Receta de mermelada de ciruelas. Hoy preparamos mermelada de ciruelas rojas para toda la familia. Ya sabéis que hay que utilizar en lo posible las frutas de temporada y a veces, como en este caso, si tenemos la suerte de tener un árbol frutal, nos encontraremos con el problema de no saber qué hacer con tanta ciruelas. Pues esta es una de las mejores formas de aprovecharlas y tener mermelada durante todo el año y cien por cien casera. Cuando la terminemos, la pondremos en botes esterilizados y luego las guardaremos para consumirlas o incluso regalarlas ya fuera de temporada. La receta es muy simple como vais a ver.

Mermelada de ciruelas rojas


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes:

- 2,5 kilos de ciruelas rojas
- 1 kilo de azúcar

Preparación:
Lavamos las ciruelas bajo el agua y luego le quitaremos a todas el hueso. Es un proceso un poco laborioso pero indispensable y tampoco se tarda tanto. Las trocearemos a groso modo ya que luego, al hacer la mermelada, poco a poco soltarán el agua y no importa si son trozos pequeños o grandes.

Las echamos en una olla grande y a ser posible alta. Añadimos el kilo de azúcar y la ponemos a fuego medio. Poco a poco irá la fruta soltando agua y removeremos de vez en cuando. Pasada una hora aproximadamente, irá tomando la textura propiamente dicha de mermelada. Más bien espesa. Si veis que antes de ese tiempo está lista la podéis apartar y echarla en los botes que tendremos ya preparados con antelación y hervidos para que estén esterilizados. Si no está espesa, esperaremos removiendo de vez en cuando.

Los botes una vez llenos hasta el borde los cerramos herméticamente y los pondremos en una olla con agua para hervirlos de nuevo durante un mínimo de 20 minutos. Podéis ver cómo se esterilizan botes de cristal en este artículo.

Pasado ese tiempo, los sacamos con cuidado, que estarán muy calientes, nos ayudaremos de un paño y un guante de cocina, y los ponemos boca abajo durante un mínimo de 12 horas. Pasado ese tiempo, etiquetamos y escribimos la fecha y estarán listos para consumir la mermelada cuando queramos. Cuando hice la foto no había aún puesto la fecha, pero es importante saber la fecha de envasado. Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!