04 noviembre 2015

Medallones de solomillo con champiñones


Medallones de solomillo con champiñones

¿Queréis preparar unos  medallones de solomillo con champiñones para toda la familia? Os enseño esta receta de medallones de solomillo con champiñones para que los preparéis muy fácilmente, como todas las que os pongo, y los tengáis listos en muy poco tiempo. Es una receta muy fácil y perfecta para cualquier día o para ocasiones especiales. La carne de solomillo de cerdo es muy blanda y es genial para los más pequeños de la casa, tiene infinidad de posibilidades y esta receta que os presento con champiñones es una de ellas. Podéis cambiar los champiñones por setas de temporada sin ningún problema y os van a salir igual de ricos. Aseguraros de tener pan en casa porque vais a necesitarlo para mojar la salsa. Una salsa a base de un vino de Jerez de calidad y por supuesto, con denominación de origen. ¿Qué os parece la receta de solomillo con champiñones? A mi me encantan!

Medallones de solomillo con champiñones


Dificultad: baja
Coste: bajo-medio

Ingredientes: (4 personas)

- 2 solomillos de cerdo de tamaño medio
- 4 dientes de ajo
- 1 cebolla
- 350 gramos de champiñones
- 1/4 de vaso de vino de Jerez
- 1/2 cucharadita de azúcar
- Perejil fresco
- Sal
- Pimienta negra molida
- Aceite de oliva virgen


Preparación de los medallones de solomillo con champiñones:


Vamos a dejar preparados los champiñones y lo primero es limpiarlos bien, bajo el agua y quitarles la parte inferior del tallo, aunque no totalmente. Suele estar más dura y no nos interesa. Una vez limpios los laminamos y reservamos.

Cortamos y sacamos unas dos o tres medallones de solomillo por persona. Reservamos. Picamos la cebolla y laminamos los ajos.

En una olla mediana ponemos un fondo de aceite de un dedo aproximadamente y cuando está caliente el aceite, vamos a sellar los medallones. No los echamos todos a la vez, solo los que entren, dos o tres trozos. Primero por un lado, un minuto o dos para que doren por un lado y por otro. Los sacamos de la olla y los vamos a poner en un plato o recipiente aparte. Así con todos.

En el mismo aceite, echamos los ajos y dejamos que empiecen a dorar. A continuación y sin que los ajos se quemen echamos la cebolla picada y media cucharadita de azúcar. Doramos.

Agregamos los champiñones y al cabo de unos minutos empezarán a soltar agua. Agregamos a los diez o quince minutos la carne y salpimentamos. No mováis mucho la comida con una cuchara ya que podéis partir los champiñones. Mejor dar el típico 'meneito' de las abuelas a la olla.

Añadimos el cuarto de vaso de vino de Jerez y dejamos reducir un par de minutos más. Añadimos el perejil picado. Lo dejaremos a fuego medio cinco minutos más. Para que la carne quede blanda. Si veis que os gusta la salsa más espesa, podéis añadir una cucharadita de espesante o harina de maíz refinada, del tipo Maicena. En este caso ni le añadimos agua o caldo ya que con el mismo que sueltan los champiñones nos vale. Si no es así, por lo que sea, le agregamos un poco de agua, como un cuarto de vaso.

Rectificamos de sal y pimienta si hace falta, y apartamos unos minutos antes de servirlos. Podéis acompañar los medallones de solomillo con patatas fritas, por ejemplo, aunque así está de maravilla. Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!