26 diciembre 2015

Pollo relleno con ciruelas pasas

Pollo relleno con ciruelas pasas

Receta de pollo relleno con ciruelas pasas al horno para Navidad. Te enseño a hacer un pollo relleno, para ocasiones especiales, con ciruelas pasas para sorprender con algo diferente a nuestros invitados y a la familia. La receta es muy sencilla y el relleno que os voy a decir también, pero el resultado es espectacular e increíble. El pollo relleno lo vamos a acompañar con la misma salsa de los jugos que trituramos y pasamos por un colador para que quede lo más fina posible. una gozada, vamos. Una salsa oscura sabrosa y que me temo que si no hacéis bastante, se os va a terminar muy rápido. No os quedéis cortos con ella. En cuanto al pollo, yo lo he deshuesado, pero si no sabéis hay muchos vídeos o incluso podéis decirle al carnicero que os lo deshuese. Ya no se si os cobra o no, eso no os lo puedo decir. El pollo que compré era un pollo de corral de 1.800 gramos y con el relleno os aseguro que os da de sobre para una cena de ocho personas como mínimo. Tened cuidado siempre al ir a cortarlo en rodajas ya que tiene que estar frío, si lo intentamos acabado de hacer o templado, se puede partir, por lo que recomiendo que lo dejéis en el frigorífico y luego, si lo tenéis que calentar, lo hagáis una vez cortadas las rodajas. Os va a encantar!

Pollo relleno con ciruelas pasas


Dificultad: media-alta
Coste: bajo-medio

Ingredientes:

- 1 pollo de corral de 1,6 a 2,0 kilos.
- 350 gramos de carne picada mixta
- 3 huevos
- 1 o 2 zanahorias
- 2 cebollas grandes
- 6 dientes de ajo
- Ciruelas pasas
- Tomillo
- Orégano
- Romero
- Mostaza a la antigua
- Vino blanco, fino o manzanilla
- Sal
- Pimienta negra molida
- Mantequilla
-Aceite de oliva virgen

Preparación:
Lo primero será deshuesar el pollo, como ya os dije es un requisito imprescindible para luego poder cortarlo a rodajas sin ningún problema. El carnicero os lo puede hacer, si lo queréis hacer vosotros, siempre podréis mirar un tutorial o video y poco a poco hacerlo. Lo principal, cuando deshuesemos es no partir la piel.

Una vez tenemos el pollo deshuesado y listo, hacemos el relleno. En un recipiente, ponemos la carne picada, mixta de cerdo y ternera, un poco de sal, pimienta, orégano, tomillo, romero, un huevo entero y mezclamos bien.

Ponemos un cazo con agua y los otros dos huevos a hervir. Cuando los tengamos, reservamos una vez pelados.

En otra cazuela grande, si hemos deshuesado nosotros el pollo, ponemos a hervir el caparazón y los huesos. De ahí vamos a sacar el caldo. Si no lo tenemos podemos comprar un caldo de pollo y lo tendremos preparado para luego utilizarlo.

Una vez tenemos la mezcla de la carne, añadimos unas pocas ciruelas pasas y ya podemos empezar a rellenar el pollo. Tendremos cuidado al rellenar para no partir la piel. A medida que rellenamos, metemos en el centro los dos huevos duros ya cocidos y fríos. Seguimos rellenando con carne y le metemos trozos a lo largo de la zanahoria pelada. Una vez hemos rellenado, toca coser el pollo por arriba y por abajo con guita (cuerda de cáñamo) Este es el trabajo manual con un poco más de paciencia. Una vez cosida la piel y cerrado, lo vamos a bridar. Es decir, pasarle guita para que quede compacto y sujeto. Si tenéis una rejilla para horno, podéis meter el pollo dentro y de esa forma queda perfecto.

En una bandeja grande de cristal para horno, echamos un chorreón de aceite de oliva, cortamos a trozos los diente de ajo, una vez pelados, las cebollas y las echamos en el fondo. Encima ponemos el pollo con tres o cuatro cucharadas de mantequilla por encima, un par más de mostaza antigua en grano, tomillo, orégano, romero, sal, pimienta y un buen chorreón de vino fino o manzanilla. Echamos sobre todo 3/4 de litro de caldo de pollo o el que teníamos de haber cocido los resto de huesos y carcasa y metemos al horno a 180 grados durante dos horas y cuarto.

A los 45 minutos le daremos la vuelta al pollo con cuidado. Lo dejamos 45 minutos más y volvemos a darle la vuelta. Lo dejaremos así el resto del tiempo pero mojando y agregando más caldo si hace falta a la bandeja. Una vez listo, sacamos del horno y dejamos enfriar.

Reservamos el pollo, al que le quitaremos todas las cuerdas o guitas con las que hemos cosido. Echamos el caldo con el resto de verduras en el vaso de la batidora y trituramos todo el contenido, podemos hacerlo en un par de veces. Colamos y lo pasamos a una olla. Ahí vamos a ponerlo a hervir hasta reducir a 3/4 partes.

Metemos el pollo en el frigorífico, dejamos que enfríe y listo para cortar en rodajas. Servimos con la salsa por encima. Bon appétit!

17 diciembre 2015

Cóctel de gambas

Cóctel de gambas

Vamos a hacer una fantástico cóctel de gambas o también muy conocido en muchos sitios como cóctel de mariscos. En realidad, podemos hacerlo mezclando varios tipos de mariscos, pero esta receta suele ser la más habitual. Si queréis que os salga un buen cóctel de gambas siempre intentad utilizar productos de calidad. Eso os facilitará mucho las cosas y el sabor y resultado es significativamente mejor. Vamos a utilizar piña también para la receta, que en este caso podemos comprarla en lata y en su jugo o comprar una piña y cortarla, pero creo que sale mucho mejor y es más práctico lo primero. Os aseguro que es cuando lo hagáis os vais a chupar los dedos, porque está buenísimo. No os voy a poner peso de gambas ya que prefiero una cantidad específica por persona, pero por supuesto, que sean más bien grandes. Si no es así podéis poner una cantidad relativa pero que no se pierda en el plato, recordad siempre que es un cóctel de gambas.

Cóctel de gambas


Dificultad: baja
Coste: bajo-medio

Ingredientes: (4 personas)

- 40 gambas (10 buenas gambas por persona)
- 1 lechuga
- 4 rodajas de piña natural
- 1 bote de salsa rosa para cóctel
- Un poco de pimienta molida negra
- Sésamo

Preparación:
Como veréis es muy sencillo. Si las gambas vienen sin cocer, primero las cocemos. Podéis ver el enlace a cómo cocer marisco. Una vez frías, las pelamos y reservamos. Si las hemos comprado ya cocidas, solo las pelamos y reservamos.

Limpiamos la lechuga y picamos muy fina. Reservamos.

Ahora mezclamos la lechuga con ocho gambas que habremos picado. Añadimos un poco de pimienta negra y reservamos.

Troceamos las rodajas de piña. Una por persona pondremos. Reservamos.

Vamos a emplatar. Ponemos primero un fondo con la lechuga y las gambas picadas. Por encima echamos salsa rosa para cóctel de mariscos. Encima ponemos ocho gambas enteras a lo largo de la lechuga, la rodaja de piña por persona ya troceada y de nuevo salsa rosa. Terminamos con un toque crocante que le otorga el sésamo por encima y listo para comer bien frío. Bon appétit!