31 mayo 2015

0

Sándwich tierra y mar

Sándwich tierra y mar

Os presento el sándwich tierra y mar más fácil que podáis hacer y con muchísimo sabor. Si estás pensando en hacer de cenar o algo diferente como entrante o aperitivo para una reunión entre amigos, esta es una opción segura que puedes preparar con ingredientes muy económicos, y con el que vas a conseguir un gran sabor y jugosidad realmente buenos. Su nombre lo indica todo y lo prepararemos con ingredientes procedentes y con sabores de la tierra, como el queso, el jamón cocido y las verduras combinados con el sabor de uno de los reyes indiscutibles del mar, como es el atún. Todos los podéis tener normalmente en casa y en todo caso, si no es así, los podéis conseguir en cualquier supermercado cercano a vuestra casa. Ya veréis que rico está!

Sándwich tierra y mar


Dificultad: muy baja
Coste: bajo

Ingredientes: (por unidad)

- 3 rebanadas de pan de molde con corteza
- 2 lonchas de jamón cocido
- 1 loncha de queso para fundir o en sábana
- 1-2 hojas de lechuga
- 1 rodaja de cebolla
- 1 huevo fresco
- Mayonesa
- Mantequilla

Preparación:
La preparación, como vais a ver no tiene ningún misterio y creo que todo el mundo lo hace perfectamente. Lo primero es untar con un poco de mantequilla las tres rebanadas de pan de molde por uno de sus lados. Reservamos. Yo utilizo normalmente pan de molde con corteza, ya que el pan aguanta mucho más y para mí está mucho más rico que los panes sin corteza para los sándwich. No recomendaría hacerlo con uno sin corteza porque suele partirse todo y no es muy agradable, pero es cuestión de gustos.

Una vez tenemos los panes listos, cortamos la cebolla, limpiamos la lechuga que vayamos a poner y la troceamos pero no muy pequeña. La lata de atún la abrimos y le quitamos el aceite. Podéis apretar con la misma tapa para eliminar el aceite o dejarla escurrir y que caiga en un recipiente. Ese aceite nos puede valer para un aliño de una ensalada más adelante, por ejemplo.

Ponemos la plancha o una sartén grande a fuego medio y hacemos el huevo por los dos lados con un poco de mantequilla.

Mientras se hace el huevo, encima de uno de los panes, por la parte que no tiene mantequilla, ponemos las dos lonchas de jamón cocido, el queso y un poco de mayonesa, si quieres aprender a hacer salsa mayonesa casera te dejo el enlace. A continuación, después de que el huevo está a nuestro gusto, lo ponemos encima de todo el conjunto.

Echamos un poco de mayonesa en la segunda rebanada, también por la parte que no tiene mantequilla, el atún ya sin aceite, la lechuga y la cebolla. Reservamos.

Doramos en la plancha la primera rebanada con los ingredientes de tierra, la primera que hicimos. Apartamos cuando esté el pan dorado y ponemos la segunda con el atún. ¿Quieres aprender a hacer pan milagro? Cuando se haga, lo ponemos encima de la anterior y hacemos la última rebanada de pan para que se dore.

Cerramos el sándwich con cuatro palillos y lo cortamos también en cuatro trozos que hagan esquina. Podéis ver la foto. Separamos y presentamos en un plato. Bon appétit!

29 mayo 2015

Crema de espárragos verdes o trigueros

Crema de espárragos verdes o trigueros

¿Queréis saber cómo se hace una fantástica y sabrosa crema de espárragos verdes? Los espárragos verdes son también conocidos como espárragos trigueros. En esta ocasión prepararemos una crema que podemos tomar templada o fría y que se os va a hacer irresistible por su sabor. La vamos a preparar en muy poco tiempo y os aseguro que quien la pruebe va a identificar su ingrediente principal por sabor y al mismo tiempo suavidad. Los espárragos podéis encontrarlos en supermercados y en vuestras plazas de abastos. Los mejores son los medianos y en este caso yo utilicé también los trozos de la parte más cercana al tallo que no utilicé al hacer otro manojo esparragados. Los utilicé para dar sabor y aunque son partes muy fibrosas no pasa nada porque vamos a colar la crema para eliminar las fibras y que quede mucho más fina la crema. Os encantará, asegurado. ¿Qué os parece esta estupenda crema de espárragos trigueros? ¿Habíais preparado antes esta receta de crema de espárragos trigueros?

Crema de espárragos verdes o trigueros


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes:

- 1 manojo de espárragos verdes frescos
- 1/2 cebolla
- 1 patata mediana
- 1 bote pequeño de nata para cocinar
- Sal
- Pimienta blanca
- Mantequilla o margarina
- Aceite de oliva virgen

Preparación:
Lo primero que vamos a hacer es lavar y cocer durante unos minutos los espárragos para que estén un poco más blandos. Con cinco minutos es suficiente. Apartamos y reservamos.

En una olla mediana agregamos una cucharada de mantequilla y un chorrito de aceite de oliva. Como un par de cucharadas o tres. Ponemos a fuego medio y agregamos la cebolla picada. No hace falta que muy fina ya que luego lo trituraremos todo. Refreímos unos minutos y antes de que tome color, añadimos la patata pelada y cortada a trozos pequeños. Rehogamos unos minutos y salpimentamos.

refreir-la-cebolla-y-patata añadir-los-esparragos

Cortamos algunas puntas a los espárragos para adornar posteriormente. Añadimos el resto de los espárragos y a continuación echamos agua hasta cubrir. Tapamos y dejamos que la patata se ponga blanda a fuego medio. Una vez están los ingredientes listos y blandos, apartamos y trituramos con la batidora muy bien. No podemos dejar nunca que se consuma todo el líquido pero que no tenga en exceso tampoco.

colar-la-crema añadir-la-nata

Colamos y lo pasamos a otra olla si no lo trituramos antes en el vaso de la batidora. Ponemos de nuevo a fuego bajo y añadimos el bote pequeño de nata para cocinar.

Rectificamos de sal y dejamos hervir un minuto. Apartamos y dejamos templar o podemos servir la crema fría con las puntas como adorno por encima. Bon appétit!

25 mayo 2015

1

Flamenquines cordobeses

Flamenquines cordobeses

Receta de flamenquín cordobés. Los flamenquines cordobeses son una de las recetas de la gastronomía de la provincia de Córdoba más famosa junto a su salmorejo. En este caso un plato muy sencillo de preparar a base de carne y jamón que enrollamos y luego vamos a freír después de pasar por huevo. Hay muchas versiones, como en todo en la cocina, a algunos flamenquines le añaden queso, o incluso está la versión fácil, con jamón cocido y queso. El truco siempre está en no dejarlos mucho tiempo, lo suficiente para que la carne se haga y quede jugoso. Si lo dejamos demasiado no queda tan bueno. Os dejo la receta más conocida y consumida en Córdoba pero siempre con la elección de añadirle lo que queráis. Espero que os guste!

Flamenquines cordobeses


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes:

- Carne de cinta de lomo de cerdo (2-3 por persona)
- Jamón serrano (1 loncha por cada flamenquín)
- Pan rallado
- Huevos
- Sal
- Aceite de oliva para freír

Preparación:
Os voy a explicar como se hacen y ya la cantidad depende de vosotros, pero calculo que con dos o tres por personas está bien. Yo los he acompañado con unas patatas fritas, una lechuga cortada muy fina y unos dientes de ajo fritos por encima. Les da un toque realmente rico! Por cierto, si por lo que sea no tenéis los filetes de cerdo a mano pero os apetece hacerlos, siempre podéis hacer estos flamenquines de jamón cocido y queso o los flamenquines de carne picada.

Quitamos la grasa que puedan tener los filetes de cerdo y los ponemos sobre film transparente. Cubrimos y golpeamos para partir las fibras, de ese modo extendemos y agrandamos los filetes y partimos las fibras para que estén mucho más blandos.

Una vez los tenemos todos, ponemos una loncha de jamón serrano en cada uno sin quitarles la parte grasa y enrollamos bien pegados. Ahí viene la variante de poder meterle queso, por ejemplo. Cerramos bien.

poner-el-jamon-encima-de-la-carne enrollar-los-flamenquines

Batimos uno o dos huevos en función al número de flamenquines que vayamos a hacer. Los pasamos por el huevo batido con un poco de sal y luego por el pan rallado.

Calentamos la sartén con abundante aceite de oliva y los freímos a no demasiada temperatura, para que se hagan pero sin quemarse. Aquí está la clave de que os salgan jugosos. No pasaros con la fritura. Los ponemos en papel absorbente y listo.

Como os he comentado yo les puse unas patatas fritas, una lechuga en juliana y unos ajos fritos por encima. Bon appétit!

No dejéis que se pongan demasiado quemados ya que pierden mucho jugo y no quedan sabrosos. El aceite que no esté demasiado fuerte, en un punto medio de fritura.

21 mayo 2015

0

Espárragos verdes a la plancha

Espárragos trigueros o verdes a la plancha

Los espárragos verdes a la plancha, o como se les llama también espárragos trigueros, podemos hacerlos de la forma más sencilla y en menos tiempo del que os pensáis, de esta forma, obtenemos un entrante o primer plato aprovechando todo el sabor de un producto tan reconocido de la tierra y que nos ofrece más posibilidades de las que imaginamos. En este caso los vamos a acompañar con una vinagreta muy suave que le dará un toque original y nos servirá para mojar, si queremos, un trozo de pan mientras nos los comemos. Toda una delicia.

Espárragos verdes a la plancha


Dificultad: muy fácil
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 2 manojos de espárragos
- Aceite de oliva virgen
- Vinagre de Jerez
- Sal
- Perejil fresco

Preparación:
Hacemos una vinagreta con una proporción de una de vinagre por tres de aceite. Para ello mezclamos con una cucharilla hasta que emulsione. Agregamos una pizca de sal y un poco de perejil fresco. Reservamos.

Lavamos en abundante agua los espárragos y a continuación, vamos a eliminar las partes más duras o fibrosas que no se van a poder comer. Son las partes más cercanas al tallo y para ello simplemente tenemos que ir doblando el espárrago por el tallo a trozos hasta que veamos que se parte solo. Una vez se parten, ya no cortaremos más porque, a partir de ahí, se pueden comer. Yo os recomiendo que compréis espárragos finos y medianos, son los mejores ya que los gruesos tardan más en cocinarse y son más fibrosos y no tan ricos.

cortar-la-zona-más-fibrosa-del-tallo poner-a-la-plancha

Una vez los tenemos listos ponemos una sartén grande o una plancha y le echamos aceite de oliva y sal por encima. La ponemos a temperatura media. Colocamos los espárragos bien encima y dejamos que se hagan poco a poco. Cuando van tomando color les vamos a dar la vuelta con cuidado de no partirlos.

Una vez los tenemos doraditos ya podemos ponerlos en el plato y agregas un poco de la vinagreta por encima. Bon appétit!

20 mayo 2015

0

Bizcocho de manzanas

Bizcocho de manzanas

Cómo hacer un fantástico bizcocho de manzanas con todo el sabor y muy jugoso. Os dejo la receta para hacer este bizcocho que no os va a dejar indiferente y que posiblemente desaparezca el mismo día que lo preparéis. Su preparación es muy simple y os lo recomiendo para el desayuno de la familia o para una merienda entre amigos. Yo lo hice poniendo la manzana después de hacer el bizcocho y dorarlo, pasados unos treinta minutos para no abrir el horno y que bajara el volumen, pero podéis hacerlo poniendo la manzana antes de meterlo en el horno. De las dos formas os va a salir realmente rico y jugoso. ¿Qué os parece?

Bizcocho de manzanas


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes:

- 3 huevos frescos
- 3 manzanas golden
- 1 yogurt natural o de manzana
- 2 medidas del vaso de yogurt de azúcar
- 3 medidas del vaso del yogurt de harina
- 1 sobre de levadura química en polvo para postres
- 1 medida del vaso de yogurt de aceite de girasol
- Azúcar invertido (opcional)
- Mantequilla
- Canela molida
- Azúcar glass
- Una pizca de sal

Preparación:
Las medidas os la voy por vasitos de yogurt, así que no vais a necesitar pesar o medir cantidades. Es mucho más fácil.
En un recipiente vamos a poner los huevos, el yogurt natural o de manzana, una pizca de sal, una medida de aceite de girasol y dos medidas del vaso de yogur de azúcar. Yo le puse azúcar invertida, para reducir el azúcar y que quede más esponjoso más tiempo, si queréis utilizarlo os dejo el enlace para hacer azúcar invertido, aunque es opcional. Si no le ponéis, agregar medio vaso más de azúcar, si lo utilizais, agregamos ocho cucharadas de azúcar invertido. Mezclamos con las varillas hasta que quede homogéneo.

Agregamos a continuación los sólidos, medio sobre de levadura química, tres vasitos del yogurt de harina, canela al gusto y dos manzanas peladas y ralladas con un rallador. Mezclamos bien para que no tenga grumos y reservamos.

agregar-la-manzana-rallada poner-las-manzanas-por-encima

Untamos de mantequilla el molde que vamos a utilizar y echamos por encima harina. Yo utilicé uno molde de aluminio con un hueco por el centro, pero podéis utilizar uno normal o de silicona que son muy prácticos y no hay que hacer este proceso.

Una vez el molde está preparado y el horno calentado a 180 grados, echamos el contenido en el molde y lo metemos en el horno. Aquí es donde yo esperé 30 minutos a que el bizcocho estuviera listo y luego lo saqué para ponerle la manzana laminada y luego pintadas con azúcar mezclado con mantequilla. Lo volví a meter en el horno y esperé a que dorara. Luego lo saqué y dejé enfriar antes de de desmoldar. Si no queréis hacerlo así, podéis poner la manzana pasadas por un poco de mantequilla y azúcar antes de meter el bizcocho en el horno. Una vez sacado del horno lo espolvoreamos con canela y azúcar glass. Bon appétit!

16 mayo 2015

0

Milhojas de patata con salmón ahumado y salsa de cabrales

Milhojas de patata con salmón ahumado

Hoy os enseño a preparar unas milhojas de patata con salmón ahumado y salsa de cabrales. Son un plato frío, irresistible y lleno de sabor, que podemos preparar en cualquier momento y que nos va a sorprender por sus texturas y matices . Visualmente es muy llamativa en su presentación, y con un sabor realmente bueno que nos otorga su salsa de cabrales, unos encurtidos que vamosa  utilizar, y a la que vamos a incorporar también, una textura crujiente de la zanahoria cruda. Es ideal para día de calor, como entrante, o primer plato.  Siempre podéis sustituir el queso cabrales por uno más económico, como el queso azul, pero sea el queso que sea, está buenísimo. ¿Os apetece pegarle un bocado?

Milhojas de patata con salmón ahumado y salsa de cabrales


Dificultad: baja
Coste: bajo-medio

Ingredientes: (4 personas)

- 6 patatas medianas
- 150 gramos de salmón ahumado
- 1 lechuga
- Mayonesa
- Nata para cocinar
- Queso cabrales
- Perejil fresco
- 1 zanahoria
- 4 pepinillos en vinagre pequeños
- Sal

Preparación:
Cocemos las patatas con piel y limpias en abundante agua con sal. Cuando están tiernas, retiramos del fuego, quitamos el agua y reservamos para que se enfríen un poco.

Picamos dos hojas de lechuga muy finamente. Rallamos la zanahoria con un rallador y laminamos los pepinillos. El salmón ahumado lo cortamos a tiras y reservamos.

En un recipiente o bol, ponemos ocho cucharadas de mayonesa, un chorro de nata para cocinar y un par de cucharadas de agua fría. Mezclamos bien para que se forme una salsa homogénea. Agregamos un poco de sal, un trozo pequeño de queso cabrales (aproximadamente una cuchara ya que no tenemos que pasarnos con el sabor, es solo darle un toque) Si no tenéis queso cabrales, podéis utilizar queso azul, por ejemplo. Seguimos mezclando mientras añadimos los pepinillos laminados muy finos y la zanahoria rallada. El último toque se lo vamos a dar incorporando perejil picado a toda la salsa. Rectificamos de sal si hace falta.

Si vemos que está algo espesa, iremos añadiendo poco a poco agua fría hasta conseguir una salsa menos densa pero sin llegar nunca a que esté líquida. Reservamos en el frigorífico.

Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas con cuidado de no partirlas y con un grosor de medio centímetro, aproximadamente. Emplatamos poniendo una rodaja de patata, un poco de lechuga picada, otra rodaja de patata, tres o cuatro tiras de salmón ahumado, otra rodaja de patata, un poco de lechuga, de nuevo otra rodaja de patata, salmón y una última capa de patata.

Terminamos el plato agregando la salsa por encima de la milhoja y dejando de caiga por los lados. Servimos fría. Bon appétit!

09 mayo 2015

0

Pisto murciano

Pisto murciano

Pisto murciano. El pisto es una receta a base de verduras de la huerta muy fácil de preparar y típico de regiones como Murcia, el pisto murciano y de La Mancha, el pisto manchego. Prácticamente son iguales en su base pero con algunas características que siempre hay en cada región e incluso en cada casa, ya que esto de la cocina es cuestión de gustos y cada maestrillo tiene su librillo, como dice el refrán. Yo os enseño una forma clásica de preparar este rico plato que se come en frío y es muy apetecible en épocas donde ya empieza a apretar el calor.

Pisto murciano


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 1 cebolla
- 2 pimientos verdes medianos
- 1 calabacín
- 1 berenjena
- 1 kilo de tomates maduros o una lata de tomates al natural triturados (800 gramos)
- 3 huevos frescos
- Sal
- 1 cucharadita de azúcar
- Aceite de oliva
- Pimienta molida

Preparación:
Como vais a ver es muy simple y vamos a cocinar un plato realmente rico. La cebolla la picamos y a los tomates le quitamos la piel y las semillas que podamos. Si queréis, podemos utilizar tomates envasados al natural tanto triturados como enteros. Así nos quitamos de tener que pelarlos. Es cuestión de cada uno y de como mejor nos venga. La berenjena y el calabacín los dejaremos para el final para que no se oxiden y se pongan negros.

rehogar-las-verduras agregar-calabacin-y-berenjena

Una vez todo preparado ponemos un fondo generoso de aceite de oliva en una olla, la ponemos a fuego medio y echamos la cebolla picada. Rehogamos unos minutos y añadimos los pimientos troceados. Dejamos que se refrían unos minutos y agregamos los tomates pelados y cortados a dados o, como os dije antes, el tomate triturado al natural. Salpimentamos y dejamos que se fría el tomate unos 15 minutos. Si tenéis una tapadera ponerla encima de la olla sin tapar del todo porque suele salpicar. Removemos de vez en cuando.

Una vez el tomate está listo, pelamos la berenjena y el calabacín y se la agregamos cortadas en dados. A mí me gusta un poquito más gruesos los dados para que se vean y destaquen. Si nos quedamos sin caldo, añadimos un poco de agua. Dejamos que se terminen de hacer las verduras, rectificamos de sal si hace falta y agregamos la cucharilla de azúcar para rectificar también la acidez de los tomates.

Una vez listo y nunca nos tiene que quedar seco, más bien un pisto jugoso pero sin que esté aguado, batimos los huevos y se los agregamos al pisto. Removemos, dejamos un par de minutos a fuego bajo y listo. Apartamos, dejamos enfriar y a la nevera para comer fresquito con unas rebanadas de pan para mojar. Bon appétit!

04 mayo 2015

0

Crema de apio y manzana

Crema de apio y manzanas

Vamos a ver como se hace una crema de apio y manzana realmente rica y muy fácil de preparar. Es ideal como primer plato o para una cena y aportamos un toque diferente a una crema que a bote pronto, parece que pueda resultar una combinación extraña para algunos. Os aseguro que la hice para probarla y luego me ha encantado el toque que le aporta la manzana. Un toque fresco y algo dulce que al principio cuesta reconocer. Quizás ahí está la gracia de esta receta, la sorpresa que se llevan nuestros comensales al saber los ingredientes con la que la hemos preparado. ¿Os animáis a probarla? Os va a gustar, asegurado.

Crema de apio y manzanas


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 4-5 ramas de apio frescas
- 2 manzanas verdes
- 1 cebolla mediana
- 1 patata
- 1 lámina de queso de fundir
- Pan de molde sin corteza
- 1 cucharada de mantequilla
- 1 cucharada de aceite
- 1/2 cucharilla de azúcar
- Sal
- Pimienta molida

Preparación:
En una olla con tapa ponemos la mantequilla y el aceite. Laminamos la cebolla y la ponemos a pochar. Los ingredientes no hace falta que los piquemos mucho ya que luego vamos a triturarlo todo.

Pasados unos minutos añadimos a la olla el apio troceado, la patata, las dos manzanas a trozos ya peladas y la lámina de queso. Rehogamos unos minutos y salpimentamos.

Añadimos un vaso y medio de agua y dejamos que hierva con la tapadera puesta a fuego medio. Lo dejamos entre 20 y 30 minutos.
Pasado ese tiempo y con todos los ingredientes ya listos, trituramos con la batidora. A continuación pasamos por un colador y desechamos las impurezas.

cocer-las-verduras tostar-el-pan

Pasamos a la olla y agregamos la media cucharilla de azúcar. No tiene que quedar dulce, es para eliminar un poco la acidez que la manzana puede aportar. Rectificamos de sal si hace falta. Cortamos el pan de molde en palitos y los ponemos en el horno, para que queden muy crujientes pero sin quemarse y a la hora de servir los ponemos por encima acompañando a la crema de apio y manzanas. Bon appétit!