28 enero 2016

Coliflores gratinadas con bacon

Coliflores gratinadas con bacon

Coliflores gratinadas con bacon. Las coliflores gratinadas son muy fáciles de preparar y encima, en esta receta, le vamos a poner bacon con el que vamos a dar sabor y una salsa de tomate frito para que esté mucho más jugoso si cabe. Alguno pensará que lo suyo es poner bechamel por encima pero os voy a enseñar a hacerla mucho más rápida todavía. Es casi una comida exprés podíamos decir. Un plato más que jugoso con sus coliflores tiernas, la salsa, el sabor del bacon, su queso y su gratinado, (que ahora os diré como hacerlo muy rápido). Una delicia, vamos. Si tenéis poco tiempo en la cocina, os lo recomiendo. Lo podemos hacer incluso en porciones más pequeñas y las presentamos en plan tapa. ¿Buena idea, no?

Coliflores gratinadas con bacon


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: ( 4 personas)

- 1 coliflor
- 250 gramos de bacon
- 1 bote de mayonesa
- 1 bote de tomate frito
- Queso rallado (el que más nos guste que sea potente de sabor, como un queso curado)
- Sal
- Aceite de oliva
- Pimienta negra molida
- Perejil picado

Preparación:

Os voy a enseñar lo fácil que es. Primero cocemos con sal la coliflor ya limpia y partida a trozos grandes. Pondremos dos o tres trozos por persona. No dejéis que se ponga excesivamente tierna, digamos que un poco 'al dente' como las pastas. También porque a la hora de trabajar con ellas no se rompen. Si están demasiado blandas se parten.

Yo he utilizado cazuelas de barro. Pero podéis utilizar un plato hondo si no las tenéis a mano. De todas formas yo os recomiendo que compréis algunas porque vienen geniales para este tipo de platos o incluso para una sopa francesa de cebollas o un estupendo pisto manchego .

Coliflores gratinadas con bacon

Ponemos dos o tres trozos en el centro por persona. Ahora echamos un chorro de aceite de oliva por encima y esparcimos el bacon picado por el plato. Ponemos un poco de pimienta molida y encima de las coliflores echamos un par de cucharadas soperas de mayonesa. (Ya veis lo fácil que nos ha sido preparar el gratinado jugoso por encima). Esparcimos con ayuda de una cuchara y espolvoreamos con queso recién rallado y perejil picado.

Metemos las cazuelas en el horno el tiempo suficiente como para que los alimentos tomen calor y quede la superficie gratinada. Sacamos del horno y listas para comer. Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!