30 marzo 2016

Patatas al avion

Patatas al avión

¿Conoces las patatas al avión o papas al avión? Sí, sí, como lo lees, patatas al avión. Algunos pensarán que su nombre proviene de la rapidez con la que se hacen, e incluso comentar ¿Porque se hacen volando? jeje, pues no exactamente, pero es verdad que la receta la tenemos lista en muy poco tiempo, y además está muy rica. Os lo aseguro. La verdad es que este tipo de recetas se está perdiendo, ya que son bastante antiguas, y eran las que hacían las abuelas cuando no había mucho que llevarse a la boca. Nuestras abuelas, tan sabias, le daban un toque y engañaban a la vista, con un ingrediente del que procede su nombre, el colorante 'El Aeroplano'. ¿Os va tomando ya forma el por qué de las patatas al avión? Pues sí, una receta muy sencilla de hacer, y que toma su nombre de ese colorante, cuya marca era un avión, y que hizo furor en su época. Veréis que buenas y qué fáciles de hacer, aunque yo me he permitido introducir otro elemento el la receta, que por supuesto, es opcional, como es la coliflor. Ya sabéis, que no se pierdan estas recetas fáciles y tan antiguas que cuesta hasta descubrirlas. Y otro apunte, no se si será cosa mía o no, lo mismo cuando las probéis me podéis decir algo, pero he utilizado otros colorantes alimentarios, de esos que vienen en botes de plástico, y que venden ahora en todos los supermercados, y cuando probé las patatas con esta marca, saben totalmente diferente. Como siempre, podéis dejar vuestros comentarios en mi página de Facebook. ¿Qué os parece esta receta de patatas al avión?

Patatas al avión


Dificultad: muy baja
Coste: muy bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 1 kilo de patatas
- 4 hojas de laurel
- 2 sobres de colorante alimentario 'El Aeroplano'
- Sal
- Aceite de oliva virgen
- Vinagre

Preparación:
Pelamos las patatas y las cubrimos con agua en una olla grande. Yo la puse en una olla a presión. Como también he utilizado coliflor, limpié y corté unos tallos y se los agregué al agua. Esto es opcional.

Añadimos las tres o cuatro hojas de laurel, un poco de sal y dos sobres del colorante alimentario. Tapamos y llevamos a ebullición hasta que las patatas están tiernas.

Colorante 'El Aeroplano'


Una vez están listas y blandas, las ponemos sobre el plato y añadimos un chorro de aceite de oliva virgen y un poco de vinagre. Decoramos si queremos con algo de perejil picado seco. Listas para comer nuestras patatas al avión. Bon appétit!

2 comentarios:

  1. Qué asco, hombre por Dios...
    A estas alturas del partido y ensalzando la tartracina, que es un veneno prohibido ya en varios países.
    Ni tradición ni abuelas pobres que no podían comprar azafrán, ni gaitas.
    El colorante el aeroplano es un químico tóxico que usaron antiguamente. Como la uralita para los tejados, pero ensalzarlo sabiendo lo que sabemos, me parece una irresponsabilidad.

    ResponderEliminar
  2. A los colorantes alimentarios, a pesar de estar sometidos a rigurosas evaluaciones, se les han atribuido diversas reacciones adversas, sin embargo, muchas de las fuentes carecen de rigor científico, estando en ocasiones influenciadas por intereses comerciales, la opinión pública, tendencias alimenticias, hábitos de consumo, etc.
    Todos los colorantes y aditivos alimentarios están en permanente y continua revisión por parte de las autoridades europeas competentes, en cumplimiento de lo establecido en la legislación comunitaria a través de la EFSA ( Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria.
    En España es la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESAN) la que vigila todos los alimentos que se ponen a disposición del consumidor.
    Nuestra empresa tiene los más altos estándares de calidad avalados por los certificados obtenidos – Iso 9001 y IFS Food – que garantizan nuestros procesos y fabricados, así como nuestras instalaciones y equipamiento.
    Podemos por lo tanto garantizar que nuestras carteritas de colorante alimentario “El Aeroplano” cumplen con todas las garantías necesarias para el consumidor.

    ResponderEliminar

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!