03 abril 2016

0

Croquetas de rabo de toro caseras

Croquetas de rabo de toro

Receta de croquetas de rabo de toro caseras. Si por casualidad preparáis rabo de todo estofado, pensad en hacer un poco más de cantidad y bastante salsa para luego hacer estas fantásticas croquetas. También podemos optar a hacerlas como cocina de aprovechamiento, ya que la cantidad de croquetas, irá en función de la carne que tengamos y la salsa. Como veréis, tampoco necesitamos mucha cantidad de carne, ya que el sabor, propiamente dicho, se lo vamos a otorgar con el mismo jugo o caldo del estofado. Si no hacéis estofado de rabo de toro y lo hacéis con carne de cerdo o ternera, la forma de prepararlas, es la misma. Ya me contaréis por Facebook, qué os parecen. Os adelanto que están buenísimas! ¿Cómo preparas las croquetas de rabo de toro caseras? ¿Tienes algún truco para que se chupen los dedos con las croquetas de rabo de toro?

Croquetas de rabo de toro caseras


Dificultad: baja-media
Coste: bajo

Ingredientes:

- 150 gramos de carne de toro estofado
- Caldo del mismo estofado
- 1 litro de caldo de carne (si no tenemos suficiente caldo del estofado)
- 1 cebolla
- Harina
- Mantequilla
- Aceite de oliva
- Sal
- Pimienta negra molida
- 1-2 huevos
- Pan rallado


Preparación de las croquetas de rabo de toro caseras:


Separamos la carne de los huesos de rabo de toro. Picamos la carne y reservamos. Picamos la cebolla muy fina y reservamos.

En una olla mediana, ponemos un par de cucharadas de mantequilla y un chorrito de aceite. Dejamos que se funda la mantequilla y añadimos la cebolla picada. Refreímos bien para que la cebolla esté bien blanda y tome algo de color.

Agregamos la carne troceada o picada muy fina de rabo de toro. Mezclamos.

A continuación, a fuego bajo-medio, añadimos cuatro o cinco cucharadas de harina, que vamos a tamizarlas pasándola por un tamizador o un colador. Mezclamos bien y dejamos que se tueste un poco. Movemos para integrar bien. Así luego no sabrá a harina cruda.

Vamos a añadirle ahora el caldo del estofado, si es que tenemos. También podemos sustituirlo por caldo de carne si no tenemos suficiente, aunque así le vamos a quitar bastante sabor a lo que queremos, que es que sepan a estofado de rabo de toro. Añadimos poco a poco, hasta que veamos que empieza a espesar mientras movemos continuamente. Tiene que quedar bastante espeso, pero tampoco os paséis. Al enfriar, tomará cuerpo. Salpimentamos y probamos de sabor.

Cuando tengamos una masa consistente y nuestro gusto, la ponemos en un plato o recipiente y dejamos templar antes de meterla en el frigorífico. Una vez fría completamente, podemos manipular la masa sin problemas.

Hacemos las croquetas, por lo que vamos a utilizar una cuchara para tomar porciones de la masa a nuestro gusto. Las pasamos por huevo batido y luego por el pan rallado. Les damos la forma típica de croqueta o podemos hacer bolas, si nos es más sencillo. Las freímos en abundante aceite caliente y las pasamos a un papel absorbente, así eliminamos el exceso de aceite. Ya tenemos listas nuestras fantásticas croquetas de rabo de toro. Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!