24 mayo 2016

0

Caldereta de jabalí

Receta de caldereta de jabalí

Os propongo caldereta de jabalí. No se si alguno lo ha probado con anterioridad pero, a mi, me encantan los guisos de jabalí. Si no lo habéis comido antes, os aseguro que es una carne de caza con un sabor único y con carácter. Al igual que la carne de venado, son carnes que se distinguen por su sabor particular y muy magras. La forma que os propongo hoy, una caldereta, es un guiso tradicional con vino y especias, que le van a otorgar más fuerza y potencia a la carne del jabalí. Es muy sencilla y la prepararemos con un buen vino tinto, que es importante, y le dará más aroma. Ya me contaréis qué tal os sale si decidís prepararla en casa.

Caldereta de jabalí


Dificultad: baja-media
Coste: medio

Ingredientes: ( 4 personas)

- 350 gramos de carne magra de jabalí
- 6 dientes de ajo
- 1 cebolla
- 2 pimientos verdes
- 1 tomate maduro mediano
- 1/2 litro de vino tinto de calidad
- 3 patatas
- Pimentón de la Vera
- Pimienta en grano
- Laurel
- Tomillo
- Romero
- Clavos de olor
- Harina para freír
- Sal
- Aceite de oliva virgen

Preparación:

Lo primero que vamos a realizar es una maceración con el vino, la carne y especias. Para ello ponemos la carne a trozo en un recipiente, que luego vamos a meter en el frigorífico durante 24 horas. Yo lo dejé ese tiempo, pero podéis acelerar el proceso y dejarlo 12 horas. A la carne le ponemos un poco de sal, pimienta en grano al gusto, tres clavos de olor, una cucharadita de pimentón de la Vera, tomillo y orégano. Añadimos el vino tinto de calidad, y repito, de calidad, y cubrimos. Cerramos y dejamos macerar. Es una pena que no le hice la foto, porque tenía una pinta increíble.

Una vez ha pasado ese tiempo sacamos la carne de la maceración, la ponemos en un colador para que suelte el líquido, y las pasamos por harina para freírlas. No tiréis el líquido porque el vino nos servirá luego! Podemos hacerlo en la misma olla o en una sartén aparte. Yo lo hice en la misma olla.

En una olla a presión, para no tardar tres horas al estilo tradicional, echamos un fondo de aceite, freímos los ajos enteros pero sin piel y cuando han tomado color, los pasamos a un mortero que luego prepararemos.

Echamos la carne en la olla y freímos para sellarlas. No tiene que quedar frita del todo, es solo para sellar los jugos y luego, esa misma harina espesará la salsa. Reservamos. Os recomiendo no poner todo a la vez, poco a poco aunque tardemos más para que no se enfríe el aceite.

Sellar la carne de jabalí

Una vez tenemos la carne, echamos la cebolla picada y los pimientos a trozos pequeños. Vamos a ir dejando pochar las verduras para que tomen color. Una vez están listas, agregamos el tomate a dados y dejamos que se ponga todo blando a fuego bajo-medio.

Hacemos el majado en el mortero con los ajos fritos, un poco de sal, unos granos de pimienta, tomillo, romero y pimentón.

Agregamos la carne a las verduras, removemos, agregamos un par de hojas de laurel y el majado del mortero. Mezclamos bien y dejamos unos minutos.

A continuación, agregamos un vaso del vino de la maceración, y ponemos a fuego medio para que evapore el alcohol durante unos minutos.

Añadir el vino

Cubrir con agua

Pasado ese tiempo, añadimos las patatas cascadas, cubrimos con agua y cerramos la olla. Lo vamos a dejar 20-25 minutos a partir de que empieza a salir presión. La carne de jabalí hay que dejarla un poco más que la ternera.

Yo les eché las patatas cascadas, pero si queréis, podéis hacer la carne y luego poner las patatas fritas. Es cuestión de gustos.

Abrimos la olla, dejamos reducir a fuego bajo el caldo, que moveremos de vez en cuando, para que no se pegue o asiente y lista para servir. Rectificar de sal si es necesario. Si queréis, también podéis apartar la carne y triturar la salsa, aunque a mí estos platos me gustan un poco más bastos. A mojar pan... Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!