20 mayo 2016

0

Flan de canela casero

Flan de canela casero

Os dejo la receta de flan de canela para que disfrutéis de este postre casero y realmente bueno. Los postres que hacemos con cariño y con buenos ingredientes, siempre, o casi siempre, ya se sabe que la repostería es una ciencia exacta, salen bien. Yo os voy a dejar esta fantástica receta de flan de canela casero que os va a encantar y es muy, pero que muy fácil de hacerla en casa. Vamos a utilizar el baño María, una forma tradicional y de toda la vida de hacer los mejores flanes. Ya me contaréis por Facebook qué tal os salen. Están para rebañar con la cucharilla!

Flan de canela casero


Dificultad: baja-media
Coste: bajo

Ingredientes: (8-10 flanes individuales)

- 8 huevos
- 1,5 litros de leche entera
- 250 gramos de azúcar blanco
- Canela en rama y molida
- 1 limón
- Caramelo líquido

Preparación:
La cantidad de flanes también va a ser un poco proporcional al tamaño de las flaneras, pero siempre podéis poner una flanera familiar y echarlo todo ahí.

Ponemos el litro y medio de leche a calentar a fuego medio con la piel de un limón y una rama de canela. Dejamos que hierva a fuego suave unos cinco minutos. Mientras, ponemos el caramelo líquido en el fondo de las flaneras y un poco de canela en molida. Podéis ver la receta del caramelo líquido o comprar el que venden en los supermercados.

Apartamos la leche y echamos una cucharadita de canela, no os cortéis, los flanes son de canela! mezclamos y dejamos que vaya templando y perdiendo calor.

En un recipiente, batimos los huevos con el azúcar. Que quede todo bien disuelto. Si queréis, luego podéis pasarlo por un colador a otro recipiente. De esa forma no quedaran trocitos de huevo ni nada por el estilo.

Cuando ya la leche está tibia, vamos a ir añadiendo y moviendo a la vez (poco a poco) los huevos con el azúcar a la leche a la que le habremos quitado la canela en rama y la piel del limón.

Una vez mezclado todo bien, eliminamos la espuma que haya podido producirse al moverlo con una espumadera. Lo vamos echando en las flaneras y calentamos el horno a 170 grados.


Los flanes ya listos, los ponemos al baño María y los introducimos en el horno ya caliente, durante 40-45 minutos. Una vez pasado ese tiempo, abrimos el horno y nos aseguramos que están cuajados pinchando con un palillo, si sale seco, es que están perfectos.

Sacamos con cuidado los flanes (dejar el recipiente con agua, ya que es má fácil sacar los flanes que todo entero) y los ponemos en un lugar para que pierdan el calor. Una vez fríos, los metemos en el frigorífico y listos para comer. Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!