13 mayo 2016

Trucha a la molinera

Trucha a la molinera

¿Qué os parece esta receta de trucha asalmonada a la molinera? Puede que nunca hayáis oído hablar de ella, pero es muy sencilla de preparar y tiene un ligero toque a limón que vamos a acompañar con unos anacardos y jamón cocido. Este fantástico pescado podemos adquirirlo en cualquier pescadería o supermercado que tengamos cerca, y el precio es bastante asequible a todos los bolsillos. Aunque existen varias versiones de esta receta, la base es la trucha, y una salsa que vamos a realizar con mantequilla y zumo de limón. Yo os hago una propuesta, basándome en la receta original de trucha a la molinera, en la que se utiliza como ingredientes jamón serrano en dados y almendra laminada, que sustituyo por anacardos y jamón cocido, como os dije antes. Otro factor que debemos tener en cuenta es el pescado, en este caso, la trucha, tiene que estar limpia de espinas. Bien nos lo podrá hacer el pescadero, o tendremos que limpiarla nosotros mismos. Veréis que sabor tan rico con un toque agradable a limón y mantequilla vamos a obtener. La he acompañado con unas patatas cocidas a las que también les he puesto por encima un poco de salsa. Ya me contaréis.

Trucha a la molinera


Dificultad: fácil
Coste: bajo

Ingredientes: ( 4 personas)

- 1 trucha por persona
- Mantequilla
- 4 dientes de ajo
- 125 gramos de jamón cocido
-  1 cebolla
- 50 gramos de anacardos
- 1 limón
- Harina de trigo para freír
- Sal
- Aceite de oliva

Preparación:
Lo primero que haremos es sacar los lomos a las truchas. Podemos ver algún tutorial o vídeao o decirle al pescadero que nos lo saque y si quiere o no tiene mucha gente esperando, no creo que tengamos problemas. Debemos quitarles todas las espinas, de esa forma se convierte en un plato fabuloso para niños y no tan niños, ya me entendéis.

Una vez tenemos los lomos limpios y sin espinas. Salpimentamos, enharinamos y reservamos.


Preparamos el refrito o la salsa que vamos a poner por encima. Yo las he acompañado con unas patatas cocidas, podéis pelar las patatas y reservar sin piel.

En una olla ponemos tres cucharadas soperas de mantequilla a fuego bajo-medio. Cuando se ha derretido y tomado calor, echamos los ajos laminados, dejamos que doren un poco y añadimos la cebolla picada. Dejamos pochar. Añadimos los anacardos, que son almendras laminadas en su versión original y el jamón cocido, que en su receta original es jamón serrano también. Os lo digo para que podáis optar por una o por otra.

Dejamos unos minutos y vamos a ir agregando el zumo del limón poco a poco mientras que movemos y mezclamos bien. Se irá espesando y conseguiremos una salsa con todos los ingredientes. Salpimentamos y probamos. El limón va a perder intensidad, pero mantendrá el sabor. Reservamos.


Ponemos una sartén a fuego medio-fuerte y freímos los lomos de las truchas. Poned primero la parte de la piel. No os paséis que se pueden quedar secas y no nos interesa. Sacamos y dejamos sobre papel de cocina, para eliminar el exceso de aceite, y podemos emplatar. Ponemos las patatas, las truchas y echamos por encima la salsa que teníamos preparada. Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!