01 septiembre 2016

0

Croquetas de patatas con setas u hongos

Croquetas de patatas con setas

He preparado estas croquetas de patatas con setas u hongos porque tenía ganas de hacer una receta inspirada en la cocina judía tradicional. Son unas croquetas muy fáciles de realizar, ya que por regla general, las que se hacen con patatas, son muy cómodas a la hora de trabajar con ellas y sus diferentes rellenos. Este tipo de croquetas se denominan Pesaj y pueden llevar diferentes tipos de setas según la temporada o el lugar en el que nos encontremos. La forma de prepararlas es la misma. Yo lo hice con setas orejas de Judas, porque me gusta mucho el sabor que les otorga y tienen una textura crujiente. Vosotros podéis hacerlas con el tipo que más os guste, como los Níscalos o con Boletus, pero nunca utilizar hongos o setas de bote o lata, estas no tienen apenas sabor y soltarán mucha agua. De todas formas es un consejo, ya luego, cada uno manda en su cocina... Espero que os gusten!

Croquetas de patatas con setas u hongos


Dificultad: muy fácil
Coste: bajo

Ingredientes: (4-6 personas)

- 3 patatas medianas
- 150 gramos de setas oreja de Judas, Boletus, Níscalos u hongos como los champiñones
- 1 cebolla
- 1-2 huevos
- Consomé Parve Kosher (opcional)
- Pan rallado
- Sal
- Pimienta molida
- Aceite para freír

Preparación:
Hervimos las patatas con un poco de sal. Cuando están tiernas, las sacamos del agua, pelamos y hacemos un puré sin añadir agua. Aplastamos con un tenedor o podemos majar con un mortero. Agregamos una pizca de sal y pimienta molida.

Picamos la cebolla y se la añadimos al puré, al igual que las setas que habremos picado con anterioridad. En caso de preferir hongos, procedemos igual. Si queda demasiado espeso el puré, podemos añadir un poco de consomé Parve Kosher. Esto es opcional, si no tenemos, añadimos un poco de caldo vegetal o agua. Tener siempre cuidado ya que no podemos pasar de líquido. Tienen que quedar unas croquetas que se puedan manejar sin que se partan.

Masa de las croquetas de patatas con setas

Dejar enfriar las croquetas

Una vez tenemos la masa, la dejamos a temperatura ambiente y hacemos las croquetas. Cuando ya hemos realizado nuestras croquetas de patatas y setas, las ponemos en el frigorífico para que cojan cuerpo. Las dejamos refrigerando de quince a treinta minutos.

Batimos un huevo, si necesitamos más luego echamos otro, pasamos las croquetas por el huevo y luego por pan rallado. Freímos y las dejamos encima de papel absorbente, así evitamos el exceso de aceite.


Podemos añadir un ajo machacado, convertido en pasta, y un puñado de perejil para dar más sabor aún. Si queremos, podemos sustituir la fritura por el horno. Dejar que doren por un lado, dar la vuelta, y terminar de dorar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!