Te recomendamos

08 octubre 2016

1

Ensaladilla de pulpo

Ensaladilla de pulpo

Cuando pruebes esta ensaladilla de pulpo, volverás a repetir. Es lo que tiene nuestra cocina, que podemos fusionar alimentos y nos salen platos y recetas espectaculares. Si la madre de las tapas es la ensaladilla rusa, esta es la prima hermana y con un sabor irresistible. No lleva tantos ingredientes como la ensaladilla rusa y su preparación es verdaderamente fácil. Ahora sí, el sabor que le otorga el pulpo, combinado con el pimentón, la hacen una de estas recetas, por así decirlo, mágicas. Esas que pruebas y estás deseando de comerla de nuevo. Si os sobra del pulpo a la gallega, o por qué no, compráis pulpo, podéis preparar en menos de lo que creéis, esta riquísima ensaladilla de pulpo. Es preferible cocer el pulpo en casa, eso sí. Pero si no queréis complicaros, podéis comprar el pulpo ya cocido. Yo os pondré la receta con el pulpo sin cocer y vosotros optáis por lo que más os interese. You must do it! Como dirían los ingleses.

Ensaladilla de pulpo



Dificultad: fácil
Coste: bajo-medio

Ingredientes:

- 1 pulpo mediano
- 3-4 patatas
- Mayonesa
- Laurel
- Sal
- Pimentón de la Vera dulce y picante

Preparación:

Podéis comprar el pulpo ya cocido y cortado, que lo venden en muchísimos supermercados o incluso, en tiendas de congelados. Así os ahorráis el proceso de preparación y cocción del pulpo. Es la misma exactamente que si hacemos pulpo a la gallega o como se dice allí, pulpo a feira. Si no es así y lo queréis hacer desde el principio con pulpo fresco, debéis congelar el pulpo con anterioridad. Sacarlo y descongelarlo desde la noche anterior en el frigorífico. De esta forma, por la mañana estará descongelado. Lo hacemos para partir las fibras del pulpo.

Esto ocurre ya que al congelar, el agua se expande y rompe los tejidos del pulpo, por lo que al descongelar, la carne está más blanda.

Ponemos al fuego una cazuela con agua y una hoja de laurel (si queremos podemos añadirle opcionalmente una cebolla al agua). Cuando rompa a hervir añadimos el pulpo de la siguiente manera: lo sujetamos por la cabeza y durante tres veces seguidas, lo metemos y sacamos del agua, antes de soltarlo definitivamente. Esto se llama asustar el pulpo.

Limpiamos las patatas de cualquier resto de tierra y las metemos junto con el pulpo en el agua a hervir. El pulpo lo dejamos a fuego medio entre 40 y 45 minutos. Hasta que veamos que la carne está tierna. Las patatas las sacamos a los 20-30 minutos. Cuando veamos que ya están blandas. Esto lo hacemos si cocemos el pulpo, si no es así, simplemente cocemos las patatas en agua con sal. Al cocer las patatas con el pulpo, estas, toman todo el sabor.

Mientras se termina de hacer el pulpo, pelamos las patatas y chafamos o aplastamos con un tendedor. Dejamos trozos más pequeños y más grandes. Añadimos un poco de sal y un poco de mayonesa. Yo soy d e los que me gusta siempre hacer mi propia mayonesa casera, pero podéis utilizar de tarro. Reservamos.

Sacamos de la olla el pulpo y dejamos que repose unos minutos. Ya está listo y lo podemos trocear y se lo añadimos a nuestra ensaladilla de pulpo. Añadimos pimentón de la Vera dulce y un poco de picante. Mayonesa al gusto. Hasta que quede con una consistencia cremosa.

Dejamos enfriar y presentamos con un poco de pimentón de la Vera picante por encima y un buen trozo de pan. Bon appétit!

1 comentario:

  1. Nos encanta. Con ese sabor a pulpo a la gallega, tiene que estar de muerte!

    ResponderEliminar

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!