Te recomendamos

26 diciembre 2016

0

Cómo hacer copas de chocolate con globos

Copas de chocolate con globos

¿Sabés cómo hacer unas copas de chocolate o tazas de chocolate con globos? Te voy a explicar esta forma fácil y muy creativa de sorprender a todos tu invitados, presentando un postre, o lo que quieras, en estas copas caseras que fabricaremos con unos simples globos. Yo las he utilizado para presentar un helado casero de mantecado de canela, junto a unos frutos del bosque hidratados en vino dulce, pero puedes poner lo que más te guste. Es todo cuestión de imaginación y ganas. Yo te he dado la idea y te explico cómo hacerlas, es un trabajo fácil pero que debemos hacerlo sin prisas, con tranquilidad y mimo. Veréis que bien os salen.

Cómo hacer copas de chocolate con globos


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes:

- 12 globos pequeños
- 2 tabletas de chocolate negro o blanco para postres
- Papel para horno
- Trozos de frutos secos, gominolas, etc.. (opcional)

Preparación:

Lo primero que haremos es derretir el chocolate, ya sea negro o blanco. Yo lo hice con negro, pero podéis utilizar blanco, o mezclar en diferentes proporciones. Eso sí, tiene que ser para postres. Los demás tipos, suelen tener mezclas bajas en cacao, con harinas, etc.. Mejor ir a lo seguro y comprar un producto de calidad. Metemos en el microondas con intervalos de 45 segundos, para evitar que se queme o salga hirviendo. Debemos derretir y mover bien para dejarlo muy fino. Estará caliente, así que debemos dejar que enfríe un poco.

Lavamos los globos, para eliminar impurezas y los hinchamos, más o menos del tamaño de un puño. Cerramos bien, para evitar que pierdan aire. El chocolate no debe estar a mucha temperatura. Si lo está, los globos, explotarán, así que, cuidado.


Tened mucho cuidado con el chocolate. No debe estar muy caliente, pero lo suficiente, para que esté líquido y fino. El chocolate para postres aguanta muy bien una vez está líquido, así que no tendréis muchos problemas.


Metemos el globo hasta la mitad. y a continuación, lo depositamos con cuidado sobre un trozo de papel de horno y encima de un recipiente que haya estado en el congelador. Así, la base se enfría rápidamente y queda perfecta. Yo la noche anterior, puse un tupper alargado con agua a congelar. Eso me sirvió para enfriar las bases.

Dar segunda capa, si queremos

Pasados un par de minutos, podemos meter los grobos, con cuidado, en el congelador. Ya las bases estarán frías y habrán tomado forma. En unos minutos estará el chocolate frío y listo.

Si queremos que nuestras tazas o copas de chocolate resistan bastante más, podremos dar otra capa. Cuando estén suficientemente frías, volvemos a meterlas en el chocolate y repetir la operación. Yo solo pasé la mitad de ellos por una segunda capa de chocolate, y he de reconocer que con una, está bastante bien. Creo que no es necesaria la segunda, pero, como veais. Ponerlos sobre el papel de horno, para que no se peguen, y sobre un recipiente muy frío. Luego al frigorífico o al congelador durante media hora.

Dejar enfriar la base y luego al congelador

Una vez están fríos, cortamos el globo con cuidado de que no revienten o exploten, si lo hacen, pueden partir la copa de chocolate. Debemos aguantar la salida de aire y que lo hagan, poco a poco. Luego retiramos con cuidado el globo y lista. Ya tenemos nuestras tazas o copas de chocolate perfectas para postres. Bon appétit!


Podéis poner una papa de chocolate blanco y luego, cuando ya está frío, pasarlo por otra de chocolate negro, o al contrario. Acabado de pasar por el chocolate, podéis echar por encima fideos de chocolate, trozos de gominolas o nueces, etc..

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!