Te recomendamos

13 diciembre 2016

0

Panko casero, el pan rallado japonés

Panko, el pan rallado japonés

¿Quieres aprender a hacer panko casero? El panko es el pan rallado japonés y que se está poniendo de moda a la hora de empanar. Su clave principal está en que no es rallado, son como lascas o trozos mayores, lo que hacen que, a la hora de comerlos, la textura sea mucho más crujiente de lo que solemos estar acostumbrados. A lascas más grandes, más crujiente. Hoy os enseño a preparar el panko en casa y veréis qué diferencia entre uno y otro a la hora de presentar y comer nuestros empanados. Yo antes, lo buscaba para comprarlos, pero es tan sencillo de prepararlo en casa y económico, aunque no sea totalmente igual, que no merece la pena de comprarlo. Sobre todo, porque tampoco es que sea barato.

Panko casero, el pan rallado japonés


Dificultad: muy fácil
Coste: bajo

Ingredientes:

- 1 paquete de pan de molde sin corteza


Preparación:

Con lo fácil que es, no va a tener panko casero el que no quiera, no por caro ni por trabajoso.

Ponemos las rebanadas de pan de molde sin corteza, esto es muy importante, el pan tiene que ser de miga blanca, en una picadora. Picamos, no demasiado, tienen que quedar trozos de pequeño y mediano tamaño, no totalmente rallado. Una vez listo, lo vamos poniendo encima de papel para horno. Repetimos si hace falta (yo lo hice ne varias veces) hasta terminar el paquete de pan de molde.

Triturar el pan de molde

Extendemos y ponemos sobre en la bandeja del horno. Lo que vamos ahora a hacer es poner el horno a 60- 90 grados, nunca más de eso, ya que si lo ponemos a más temperatura, podemos tostarlo o quemarlo, y ya no nos vale, e introducimos la bandeja en el horno. Vamos a dejar que pierda el agua y a secar el pan.

Poner sobre la bandeja del horno

Debemos remover y mezclar de vez en cuando las migas para que queden secas por igual. Una vez están secas, este proceso tarda unos diez minutos o así y estaremos atentos a que no se tuesten, sacamos del horno y dejamos enfriar.

Podemos meterlos en un bote hermético para su conservación y que el panko casero no tome humedad. Ya tenemos nuestro pan rallado estilo japonés para nuestros empanados. Bon appétit!


Estad pendiente del horno y remover el pan para que no se tueste. Una vez listo y frío, lo podéis meter en tarros para su conservación.



Podéis mezclar el panko con un poco de pan rallado que tengáis en casa. Como tres cuartas partes de panko y una de pan rallado normal. Se esa forma, quedan los empanados totalmente cubiertos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!