30 marzo 2016

Patatas al avion

Patatas al avión

¿Conoces las patatas al avión o papas al avión? Sí, sí, como lo lees, patatas al avión. Algunos pensarán que su nombre proviene de la rapidez con la que se hacen, e incluso comentar ¿Porque se hacen volando? jeje, pues no exactamente, pero es verdad que la receta la tenemos lista en muy poco tiempo, y además está muy rica. Os lo aseguro. La verdad es que este tipo de recetas se está perdiendo, ya que son bastante antiguas, y eran las que hacían las abuelas cuando no había mucho que llevarse a la boca. Nuestras abuelas, tan sabias, le daban un toque y engañaban a la vista, con un ingrediente del que procede su nombre, el colorante 'El Aeroplano'. ¿Os va tomando ya forma el por qué de las patatas al avión? Pues sí, una receta muy sencilla de hacer, y que toma su nombre de ese colorante, cuya marca era un avión, y que hizo furor en su época. Veréis que buenas y qué fáciles de hacer, aunque yo me he permitido introducir otro elemento el la receta, que por supuesto, es opcional, como es la coliflor. Ya sabéis, que no se pierdan estas recetas fáciles y tan antiguas que cuesta hasta descubrirlas. Y otro apunte, no se si será cosa mía o no, lo mismo cuando las probéis me podéis decir algo, pero he utilizado otros colorantes alimentarios, de esos que vienen en botes de plástico, y que venden ahora en todos los supermercados, y cuando probé las patatas con esta marca, saben totalmente diferente. Como siempre, podéis dejar vuestros comentarios en mi página de Facebook. ¿Qué os parece esta receta de patatas al avión?

Patatas al avión


Dificultad: muy baja
Coste: muy bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 1 kilo de patatas
- 4 hojas de laurel
- 2 sobres de colorante alimentario 'El Aeroplano'
- Sal
- Aceite de oliva virgen
- Vinagre

Preparación:
Pelamos las patatas y las cubrimos con agua en una olla grande. Yo la puse en una olla a presión. Como también he utilizado coliflor, limpié y corté unos tallos y se los agregué al agua. Esto es opcional.

Añadimos las tres o cuatro hojas de laurel, un poco de sal y dos sobres del colorante alimentario. Tapamos y llevamos a ebullición hasta que las patatas están tiernas.

Colorante 'El Aeroplano'


Una vez están listas y blandas, las ponemos sobre el plato y añadimos un chorro de aceite de oliva virgen y un poco de vinagre. Decoramos si queremos con algo de perejil picado seco. Listas para comer nuestras patatas al avión. Bon appétit!

27 marzo 2016

Leche frita

Leche frita

Receta de leche frita. Unos de los postres más típicos de Semana Santa es la leche frita. Por supuesto la reina indiscutible y más preparadas son las torrijas, pero vamos a encontrar muchos lugares donde poder comer este fantástico postre tan tradicional, que podemos hacer para compartirlo con la familia o en reuniones con los amigos. El sabor a canela es fantástico y con un toque muy suave a limón que, junto a lo cremoso que es su interior, lo convierte la leche frita en uno de los mejores postres que podemos hacer. Su preparación es relativamente fácil, y solo podemos tener algún problema a la hora de freírla si no cuaja bien y se nos queda demasiado blanda. Con las medidas que os voy a dar saldrá perfecto. Muchos se preguntarán ¿pero la leche frita qué significa, que se puede freír la leche? Bueno, ahora vamos a salir de dudas. Ya veréis qué rico. Una receta de leche frita fácil y con todo el sabor de los postres tradicionales.

Leche frita casera


Leche frita


Dificultad: baja-media
Coste: bajo

Ingredientes:

- 1 litro de leche
- 10 cucharadas soperas de harina
- 4 cucharadas soperas de azúcar (si lo queréis más dulce podemos poner 6)´
- Harina para rebozar
- Canela en rama y en polvo
- 1 limón
- 3-4 huevos
- Aceite de girasol para freír


Preparación:
En un recipiente, mezclamos abundante azúcar y canela en polvo. Reservamos.

Ponemos en un olla 3/4 de litro de leche, una rama de canela, cuatro cucharadas soperas de azúcar y dos o tres trozos de cáscara de limón sin la parte blanca. En un vaso o un bol preferiblemente, echamos el resto de la leche y añadimos la harina. disolvemos bien. Si vemos que quedan grumos, pasamos por un colador.



En un bol, echamos un huevo y batimos. Reservamos.

Ponemos la olla a fuego bajo-medio hasta que empiece a hervir. Añadimos la leche que teníamos reservada con la harina totalmente disuelta y mezclamos bien con unas varillas. Tenemos que mover hasta que veamos que empieza a hervir de nuevo y, poco a poco, irá tomando consistencia y poniéndose espeso. No dejaremos de mover, ya que se nos puede quemar al asentarse la harina. Tenemos que dejar que hierva de cinco a diez minutos, de esa forma la harina no sabrá posteriormente a cruda.

Apartamos y dejamos un par de minutos para que temple. Añadimos el huevo batido y mezclamos bien.

Inmediatamente después de mezclar el huevo, vamos a pasar el contenido de la olla a un recipiente rectangular y preferiblemente de cristal, que habremos humedecido con agua previamente. Podéis ver la foto. Esto lo vamos a hacer utilizando un colador grande, de esa forma no caerán grumos y apartaremos las cáscaras de limón y la rama de canela.


Dejamos enfriar, y luego lo meteremos en el frigorífico hasta que cuaje y tome cuerpo. Yo lo dejé hasta el día siguiente, pero en tres o cuatro horas estará listo.


La leche frita es uno de los postres más consumidos, junto a las torrijas en Semana Santa.


Una vez fría la masa, la cortamos en cuadrados con un cuchillo bien afilado, y los separamos con cuidado del recipiente. Los pasamos por harina y posteriormente por huevo batido. Tened preparada ya la sartén con aceite caliente para freír de girasol.






Ponemos uno, o como mucho dos trozos en la sartén. Se hacen en muy poco tiempo, lo suficiente que el huevo se fría. Le damos la vuelta, con cuidado de no partirlos, y sacamos de la sartén. Los ponemos sobre papel absorbente y posteriormente los iremos pasando por la mezcla de azúcar y canela que teníamos preparada. Bon appétit!

19 marzo 2016

Huevos al vapor con verduras, roquefort y jamón cocido

Huevos al vapor con verduras, roquefort y jamón cocido

¿Os gustaría probar unos huevos al vapor con verduras, roquefort y jamón cocido? Nada más fácil y rápido si tenemos un utensilio de silicona para cocinar en microondas y siete minutos. Como todos sabéis, la cocina al vapor es una de las más indicadas para personas que quieren comer sano o mantener un régimen. En este caso no he utilizado ningún tipo de aceite añadido, incluido el de oliva para obtener exclusivamente el sabor de los alimentos, A eso hay que añadirle que incluso el huevo es de categoría ya que proviene de mis propias gallinas, alimentadas con pienso y verduras. Se que me vais a decir que no todo el mundo tiene esa posibilidad, pero hoy día no es difícil encontrar huevos de calidad. La receta en sí es de lo más fácil de hacer y siempre os digo con antelación que podéis cambiar las verduras y poner las que más os gusten, como zanahorias, brócoli, judías. Todo es cuestión de gustos y os aseguro, que aparte de comer sano, está muy, pero que muy bueno.

Huevos al vapor con verduras, roquefort y jamón cocido


Dificultad: muy baja
Coste: bajo

Ingredientes: (por persona)

- 1-2 huevos
- Cebolla
- Calabacín
- Queso roquefort o azul
- Jamón cocido
- Sal
- Pimienta
- Tomillo
- Perejil

Preparación:
Lo importante es tener, como os dije antes, un recipiente para cocinar en microondas de silicona. Son recipientes para papillote y podemos hacer cualquier tipo de alimentos en su propio jugo. Los podéis encontrar en grandes supermercados o tiendas especializadas. Yo he utilizado uno individual pero los hay más grandes. Como tarda muy poco tiempo en hacerse, no importa poner un par de ellos al mismo tiempo si caben en el microondas.

Para la receta, primero contamos láminas de la cebolla ya pelada y limpia. Limpiamos el calabacín y lo podemos poner con piel o sin ella.Cortamos rodajas y las dividimos en dos partes. El grosor al gusto.

Las mezclamos con la cebolla y las ponemos de base en el recipiente de silicona. Cortamos trozos de jamón cocido y los repartimos por encima. Un poco de sal, pimienta, tomillo, sin pasarnos y perejil. Cerramos y metemos cinco minutos a potencia media-alta en el microondas. Yo lo puse a 500W.


Pasado ese tiempo, sacamos, abrimos con cuidado el recipiente de silicona y añadimos el puevo o los dos huevos por encima, un poco de queso roquefort troceado y volvemos a poner una pizca de perejil a todo. Cerramos y tres minutos de nuevo al microondas. Una vez terminado podemos abrir y emplatar con la ayuda de una pala siempre intentando no partir el conjunto. Cuidado con el vapor, porque estará muy caliente. Si queréis el huevo menos cuajado, podéis dejarlo menos tiempo. Es cuestión de gustos. Bon appétit!

17 marzo 2016

Arroz con castañas pilongas e higos

Arroz con castañas pilongas e higos

¿Conocéis la receta de arroz con castañas pilongas e higos? Pues si aún lo habéis probado, tenéis que hacerla. Una de las razones es que está muy rica, y otra es que son de esas recetas antiguas que se van perdiendo y que tenemos entre todos que poner un poquito de nuestra parte para que no se queden en el olvido. El arroz con castañas e higos lo podemos hacer siempre que encontremos sus dos ingredientes principales, que tienen su época, y por supuesto, es una receta de las típicas de Semana Santa. La forma de comerla es templada y podemos convertirlo en un dulce si le añadimos azúcar por encima. Con tanta modernidad ya solo nos acordamos de pastas, pizzas, hamburguesas, cocina precocinada y comida rápida. Una pena. Los más mayores seguro que se acuerdan de este plato y encima nos podrán contar alguna que otra anécdota curiosa. ¿Sabes alguna otra receta antigua como la de este arroz con castañas pilongas e higos? ¿Habías preparado antes esta receta de arroz con castañas?

Arroz con castañas pilongas e higos


Dificultad: fácil
Costa: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 250 gramos de castañas pilongas
- 10-12 higos secos
- 8 puñados de arroz (dos por persona)
- Canela en rama
- Anís en grano (matalauva)
- Clavos de olor
- Aceite de oliva
- Azúcar al gusto (opcional)

Preparación:

Dejamos las castañas en agua toda la noche, Al día siguiente ponemos un chorro de aceite de oliva en una cazuela a fuego medio y cuando está caliente, añadimos media cucharadita de anís en grano o matalauva, dos o tres clavos, una rama de canela y las castañas previamente peladas y limpias.

Removemos y mezclamos. Añadimos medio vaso de agua para que las castañas vayan poniéndose blandas. Una vez las castañas están más blandas, al cabo de unos minutos, agregamos los higos, el arroz, una pizca de sal y una cucharadita de azúcar. Cubrimos con agua y dejamos que se haga el arroz. El agua suele ser el que admite, pero ya se sabe de las recetas antiguas, las proporciones son un puñado, el tiempo de tres padres nuestros, etc.. Nosotros pondremos dos partes y media de agua por cada parte de arroz.

Una vez está consumido, apartamos, retiramos la rama de canela y los clavos de olor. Servimos y si nos gusta más dulce, añadimos azúcar por encima. Bon appétit!

14 marzo 2016

Espaguetis con calamares en salsa americana

Espaguetis con calamares en salsa americana

Os propongo unos espaguetis con calamares en salsa americana a los más osados que siempre están con el tiempo justo para cocinar. Es una receta tan sencilla que roza lo absurdo y el colmo de la flojera, ideal para solteros o si no tienes ganas de hacer nada. Si os gusta la pasta y os gustan los calamares en salsa americana, ¿por qué no combinarlos? Solemos ponerlos en bocadillos, esos bocadillos fantásticos a los que se les sale la salsa americana y tienen ese gusto picante. ¿Quién dijo miedo? Hay que reconocer que a pesar de lo simple que es la preparación de este plato, están realmente buenos. Pues nada, a probarlos! Si te gustaría preparar unos espaguetis con calamares en salsa americana casera, abajo te dejo la receta para que los disfrutes.

Espaguetis con calamares en salsa americana


Dificultad: muy baja
Coste: muy bajo

Ingredientes: (por persona)

- 75 gramos de espaguetis o pasta al gusto
- 1 lata de calamares en salsa americana
- Queso rallado al gusto
- Perejil picado
- Sal
- Aceite de oliva


Preparación de espaguetis con calamares en salsa americana:


Como veréis no tiene ninguna ciencia. Ponemos los espaguetis a hervir en abundante agua con sal. Escurrimos y reservamos. Si os encanta la pasta, podéis ver este artículo, de lo más interesante, que os enseña consejos y trucos para cocer bien la pasta.

Lo ponemos en el plato y le echamos por encima la lata de calamares en salsa americana. Yo he utilizado calamares en salsa americana que tenía en lata, pero ¿Y si quieres preparar unos fantásticos calamares en salsa americana caseros? Pues te dejo la receta para que no te quedes con las ganas de prepararlo. Están de lujo!

Espolvoreamos por encima con abundante queso, perejil picado y un chorro de aceite de oliva. Calentamos en el microondas y listo para comer. Más fácil imposible. Bon appétit!

02 marzo 2016

Dados de pescadilla con ajo y perejil

Dados de pescadilla con ajo y perejil

¿Queréis probar unos dados de pescadilla con ajo y perejil? Pues os explico esta receta que es muy sencilla y nos va a ayudar a que los más pequeños de la casa se aficionen por el pescado. Yo lo hice cortando los lomos de pescadilla pero podéis utilizar, como os comento abajo en la receta, unas rodajas hermosas que van a estar igual de ricas. Aquí, el truco es que esté todo sin espinas. Es un poco entretenido, pero no mucho. En unos minutos tendremos la pescadilla limpia y lista para hacer los dados. La podéis acompañar con lo que más os guste, como unas verduras, lechuga o como yo, que hice unas patatas revolconas que estaban riquísimas. Ya me comentaréis si os gusta.

Dados de pescadilla con ajo y perejil


Dificultad: muy baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 1 kilo de pescadilla
- 3 dentes de ajo
- Perejil
- 2 huevos
- Pan rallado
- Harina de trigo
- Sal
- Aceite para freír pescado

Preparación:
Podemos cortar nosotros la pescadilla a dados una vez que le hemos dicho al pescadero que nos saque los lomos. De esa manera es mucho más fácil. Si por cuestión de gustos queréis hacer la misma preparación con rodajas de pescadilla también podéis hacerlo, yo la hice a dados porque me gusta más y así no hay que quitarle las espinas. Ese proceso, al cortar los dados lo hice e intenté dejar todo el pescado sin ninguna.

Una vez tenemos el pescado listo, majamos los tienes de ajo en un portero junto con un poco de perejil y sal. Se lo echamos al pescado y mezclamos con cuidado de no partirlo. Lo dejamos tapado con un film transparente y en la nevera una media hora para que coja sabor.

Macerar en ajo y perejil

Una vez pasado ese tiempo, Los pasamos por harina, batimos los huevos, los pasamos por el huevo batido y después por el pan rallado. Freímos en abundante aceite y dejamos que suelten el exceso de aceite poniendo los dados de pescadilla sobre papel de cocina. Listos para comer. Bon appétit!