30 septiembre 2016

0

Bizcocho calabaza y nueces

Bizcocho de calabazas y nueces

¿Habéis probado el bizcocho de calabaza y nueces? No es el bizcocho tradicional de limón de toda la vida, pero por sus ingredientes, lo hacen perfecto para esta época del año. El otoño ya está aquí y tenemos que aprovechar los productos de temporada. Las calabazas, nueces, castañas y muchísimos más productos relacionados con esta estación, se ponen al alcance de nosotros. Siguiendo esta receta tradicional, conseguiréis un jugoso bizcocho de calabaza y nueces, con un fantástico toque a naranja, que lo hará irresistible. ¿Que os gusta más los sabores de toda la vida? Pues podéis ver, por ejemplo, cómo se hace el bizcocho de limón o el bizcocho de chocolate Nesquik.

Bizcocho de calabaza y nueces



Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: 

- 125 gramos de nueces
- 200 gramos de calabaza
- 4 huevos
- 300 gramos de harina
- 200 gramos de azúcar blanca
- Sal
- 50 gramos de aceite de girasol
- 1 sobre de levadura química
- Canela molida
- 1 naranja

Preparación:

Cocemos la calabaza cortada a dados en un poco de agua. Cuando está blanda, colamos y reservamos. Picamos las nueces y reservamos.

En un recipiente, echamos los huevos. Añadimos el azúcar y mezclamos hasta que esté todo el azúcar disuelto. Añadimos el aceite y la calabaza triturada. Podemos aplastarla con un tenedor o pasarla por un pasapurés. Mezclamos.

Agregamos, un poco de canela, la ralladura de media naranja, una pizca de sal, la harina y la levadura. Batimos bien y mezclamos con ayuda de unas varillas de cocina.  Nos tiene que quedar una crema suave y sin grumos.

Ponemos el horno a calentar a 180 grados. Preparamos el molde al que podemos untar un poco de mantequilla y luego espolvorear con harina, para que no se pegue, o forrar con papel de hornear. que creo que es la mejor opción, dependiendo del tipo de molde, rectangular o redondo.

Echamos la masa en el molde y metemos al horno cuando ha alcanzado la temperatura de 180 grados. Dejamos entre 25 y 30 minutos. Para asegurarnos, abriremos el horno y pinchamos con un palillo. Si está seco, adelante, podemos sacar el bizcocho. Dejar enfriar y listo. Bon appétit!

24 septiembre 2016

0

Ajo caliente

Receta de ajo caliente

Como siempre, intentando recuperar recetas como esta de ajo caliente, recetas de toda la vida, con sabor a campo y a cariño. De esas que se hacían para quitar el hambre y se preparaban con los pocos ingredientes que tenían a mano. Me encantan este tipo de recetas. El ajo caliente es una de las más simples, y no por ello, menos ricas que podremos preparar en casa y rememorar viejos tiempos. Su base es el pan, ese pan que se aprovecha cuando está duro y que no se tira, se convierte en platos como estos. Ahora que se acerca un poco más el otoño, creo que es una buena opción para tener en cuenta y hacerla. ¿Tenéis otra forma de preparar el ajo caliente? ¿Conoces una receta que sea similar al ajo caliente y se haga en tu casa?

Ajo caliente


Dificultad: muy baja
Coste: muy bajo

Ingredientes:

- Pan duro o del día anterior, unos 250-300 gramos
- 1/2 kilo de tomates maduros
- 2-3 pimientos verdes medianos
- 3-4 dientes de ajo
- Aceite de oliva virgen
- Sal


Preparación:
Majamos con un mortero los dientes de ajo pelados. Si tenemos un recipiente antiguo de madera, ideal, pero si no lo tenemos, en una olla, ponemos los dientes majados, un puñado de sal, los pimientos troceados o picados. Aquí hago un pequeño inciso, si queréis podéis majar los pimientos también con los diente de ajo, eso es a elección de cada uno.

Pelamos los tomates y los incorporamos, una vez los hemos rallado con un rallador, a los ingredientes anteriores. También podemos ponerlos con un poco de agua, como medio vaso, a hervir, quitarles la piel y triturarlos en un recipiente aparte. Yo os dejo elección y vosotros probáis con la que más os guste. Una vez tenemos las verduras juntas en la olla o el dornillo, típico en el que se hacía antiguamente, añadiremos trozos de pan cortados a pellizcos al conjunto. Agregamos un vaso de aceite de oliva y mezclamos.

Ponemos un litro de agua a hervir. Cuando está hirviendo, apartamos y vamos a ir agregando el agua a nuestra olla con los ingredientes y al mismo tiempo dando con el mortero para triturar e ir mezclando para formar una pasta homogénea. Es un poco de paciencia, pero poco a poco va saliendo. Iremos agregando agua hasta conseguir la textura deseada e intentando que todos los ingredientes queden integrados. Tiene que salirnos como una sopa o crema muy densa. Dejamos reposar tapado con un paño y si luego es necesario, porque he absorbido demasiado agua, le agregamos y mezclamos un poco más. Listo, ya tenemos nuestro ajo caliente. Bon appétit!



Si queremos, podemos añadir huevos duros, pimientos morrones, un poco de jamón picado, o melva por encima. Así lo hacemos un plato mucho más completo y rico, si cabe.

20 septiembre 2016

0

Ensalada de cous cous con remolacha

Ensalada de cous cous (cuscús) con remolacha

Si no habéis nunca preparado una ensalada de cous cous (cuscús) con remolacha, mucho estáis tardando. Y no lo digo porque nos lleve mucho tiempo su preparación, lo digo por el sabor tan rico y lo fácil que es hacerla. Si os gusta el cous cous y queréis hacer una ensalada diferente y realmente rica, esta opción es una de las mejores. En este caso, el cous cous lo había preparado con anterioridad con verduras, y podéis comerlos solo así o dejar apartado una parte para combinarlo con la remolacha y hacer esta fantástica ensalada. Veréis qué rica!

Ensalada de cous cous con remolacha



Dificultad: muy baja
Coste: muy bajo

Ingredientes: (4-6 personas)

- 150-200 gramos de cous cous (cuscús) con verduras
- 2-3 remolachas cocidas
- 1 cebolla
- Sal
- Aceite de oliva virgen
- Vinagre

Preparación:
Lo primero que hacemos es quitar la piel a las remolachas o las partes externas que están un poco más duras. Normalmente las remolachas vienen ya cocidas en paquetes de dos o tres, dependiendo del tamaño, y las podemos encontrar en cualquier superficie comercial. Si tienen una poco de piel se la retiramos con el cuchillo y las cortamos en rodajas o medias rodajas. Reservamos.

Si tenemos el cous cous preparado del día anterior o nos ha sobrado, no tendremos que hacerlo, pero si no es así, lo prepararemos según esta receta de cuscús con verduras al curry. En este caso no le añadiremos el curry, ya que lo hacemos para una ensalada, pero que si queréis, le otorgamos un sabor realmente rico. Las verduras van en función de los que nos guste más o las que tengamos a mano. También es opcional. Si no queréis no tenéis por qué añadirle. Una vez lo tenemos listo, reservamos y dejamos enfriar.

En un recipiente o ensaladera, ponemos la remolacha cortada, un poco de cebolla laminada, el cous cous de verduras y aliñamos con un poco de sal, vinagre y aceite. Metemos en el frigorífico y listo. Una ensalada rápida, fácil y realmente rica. Bon appétit!

12 septiembre 2016

0

Pollo al Coca Cola

Pollo al Coca Cola

¿Quieres hacer la receta de pollo al Coca Cola? Os enseño a preparar esta receta que es muy fácil. En esta ocasión, he utilizado para hacer el pollo al Coca Cola, exclusivamente pechuga. Podéis utilizar pollo entero, cuartos traseros, muslos, lo que queráis o tengáis más a mano, también no os preocupéis si no tenéis Coca Cola, podéis utilizar otra marca de cola. Yo no soy de recetas con refrescos, pero llevaba mucho tiempo preguntándome qué tal estaría y hay que reconocer que tiene una combinación de sabores muy peculiar y realmente rica. Es lo que tiene probar cosas nuevas, que luego uno se lleva sorpresas y encima, muy agradables. Se tarda poquísimo tiempo en prepararlo y en este caso, le quise dar un poco más de chispa y tiene un pequeño refrito que creo que lo hace mucho más completo que otras recetas que hay por ahí. ¿Qué os parece esta receta de pollo al Coca Cola? ¿Os gusta esta versión mucho más completa y rica?

Pollo al Coca Cola



Ingredientes: (4 personas)

- 1 kilo de pechugas de pollo (también vale otras partes como muslos, contra muslos...)
- 2 latas de Coca Cola
- 2 dientes de ajo
- 1 cebolla
- 2 pimientos verdes
- 1 trozo de pimiento rojo
- Salsa de tomate frito
- Sal
- Pimienta molida
- Aceite de oliva



Preparación del pollo al Coca Cola:


En una olla en la que hemos puesto un buen chorro de aceite de oliva, hacemos una sofrito con los ajos laminados, la cebolla picada y los dos tipos de pimientos a dados.

Añadimos el pollo y dejamos que tome un poco de color, sin quemarse. Salpimentamos al gusto y añadimos las latas de Coca Cola. Dejamos un par de minutos.

Agregamos 150 ml de salsa de tomate frito. Hay gente que utiliza kétchup, pero con las buenas salsas de tomate frito que tenemos, y sabiendo el sabor tan particular de algunos, prefiero tomate frito. Si queréis probar con kétchup. Dejamos a fuego medio y removemos un poco de vez en cuando. Tenemos que dejar que espese hasta conseguir una salsa espesa.

Apartamos, y podemos acompañar nuestro pollo al Coca Cola con una patatas fritas. Bon appétit!

06 septiembre 2016

0

Palitos de surimi rellenos de ensalada de queso de cabra y nueces

palitos de surimi rellenos de ensalada de queso de cabra y nueces

Hoy os enseño a preparar unos palitos de surimi rellenos de ensalada de queso de cabra y nueces. Es un entrante o aperitivo de lo más fácil y sencillo de realizar. Aquí, lo original y el sabor, se lo otorgan los ingredientes como el queso de cabra en rulo y por supuesto las variedades de lechugas y las nueces. Os recomiendo que no utilicéis palitos congelados, que también podemos utilizarlos, pero son mejores los refrigerados. Son de mayor calidad y más fáciles de manejar. Yo os propongo este relleno, pero imaginaros las posibilidades que tiene. ¿Qué os parece la idea?

Palitos de surimi rellenos de ensalada de queso de cabra y nueces


Dificultad: muy baja
Coste: bajo

Ingredientes:

- 1 paquete de palitos de surimi refrigerados
- 1 bolsa de lechugas y brotes variados
- 1 paquete de queso de cabra en rulo
- 1 puñado de nueces peladas
- 1 bote de salsa rosa
- 1 bote de mayonesa

Preparación:

Lo primero será desenrollar los palitos de surimi para después, rellenarlos. Si no son refrigerados, tenéis que esperar a que están totalmente descongelados y que hayan perdido el agua.

Si son frescos, una vez los tenemos desenrollados, vamos a hacer una especie de canelones con ellos.

Limpiamos los brotes y diferentes lechugas y las picamos un poco. Dejamos trozos algo más grandes. Colocamos un poco al filo de nuestro 'canelón' de surimi. Echamos un poco de mayonesa o salsa rosa por encima. En uno ponemos una cosa y en otros podemos poner otra. Así variamos un poco el sabor. Incluso podéis aliñar y poner un poco de vinagre y aceite de oliva y sustituir las salsas. Es cuestión de gustos.

Repartimos trozos de queso de cabra y de nueces por encima. Enrollamos y listos para servir bien fríos. Bon appétit!

01 septiembre 2016

0

Croquetas de patatas con setas u hongos

Croquetas de patatas con setas

He preparado estas croquetas de patatas con setas u hongos porque tenía ganas de hacer una receta inspirada en la cocina judía tradicional. Son unas croquetas muy fáciles de realizar, ya que por regla general, las que se hacen con patatas, son muy cómodas a la hora de trabajar con ellas y sus diferentes rellenos. Este tipo de croquetas se denominan Pesaj y pueden llevar diferentes tipos de setas según la temporada o el lugar en el que nos encontremos. La forma de prepararlas es la misma. Yo lo hice con setas orejas de Judas, porque me gusta mucho el sabor que les otorga y tienen una textura crujiente. Vosotros podéis hacerlas con el tipo que más os guste, como los Níscalos o con Boletus, pero nunca utilizar hongos o setas de bote o lata, estas no tienen apenas sabor y soltarán mucha agua. De todas formas es un consejo, ya luego, cada uno manda en su cocina... Espero que os gusten!

Croquetas de patatas con setas u hongos


Dificultad: muy fácil
Coste: bajo

Ingredientes: (4-6 personas)

- 3 patatas medianas
- 150 gramos de setas oreja de Judas, Boletus, Níscalos u hongos como los champiñones
- 1 cebolla
- 1-2 huevos
- Consomé Parve Kosher (opcional)
- Pan rallado
- Sal
- Pimienta molida
- Aceite para freír

Preparación:
Hervimos las patatas con un poco de sal. Cuando están tiernas, las sacamos del agua, pelamos y hacemos un puré sin añadir agua. Aplastamos con un tenedor o podemos majar con un mortero. Agregamos una pizca de sal y pimienta molida.

Picamos la cebolla y se la añadimos al puré, al igual que las setas que habremos picado con anterioridad. En caso de preferir hongos, procedemos igual. Si queda demasiado espeso el puré, podemos añadir un poco de consomé Parve Kosher. Esto es opcional, si no tenemos, añadimos un poco de caldo vegetal o agua. Tener siempre cuidado ya que no podemos pasar de líquido. Tienen que quedar unas croquetas que se puedan manejar sin que se partan.

Masa de las croquetas de patatas con setas

Dejar enfriar las croquetas

Una vez tenemos la masa, la dejamos a temperatura ambiente y hacemos las croquetas. Cuando ya hemos realizado nuestras croquetas de patatas y setas, las ponemos en el frigorífico para que cojan cuerpo. Las dejamos refrigerando de quince a treinta minutos.

Batimos un huevo, si necesitamos más luego echamos otro, pasamos las croquetas por el huevo y luego por pan rallado. Freímos y las dejamos encima de papel absorbente, así evitamos el exceso de aceite.


Podemos añadir un ajo machacado, convertido en pasta, y un puñado de perejil para dar más sabor aún. Si queremos, podemos sustituir la fritura por el horno. Dejar que doren por un lado, dar la vuelta, y terminar de dorar.