26 abril 2017

0

Mercado de San Ildefonso trae a Madrid la Feria de Abril 2017

Mercado de San Ildefonso trae a Madrid la Feria de Abril 2017

El próximo 30 de abril, con el tradicional encendido de las luces, comenzará la Feria de Abril de Sevilla 2017 que tendrá su réplica, del 30 de abril al 7 de mayo, en Madrid, en el Mercado de San Idelfonso, que durante una semana se “viste de Sevilla” para ofrecer al público capitalino y visitantes lo mejor de una feria universal, símbolo del “arte” de vivir la vida y máxima expresión de una alegría y diversión, llena de color, música y, por supuesto, baile, buen comer y buen beber.

Faralaes, farolillos y flamenco ponen el fondo de la Feria de Abril en el Mercado de San Idelfonso, que tendrá como protagonista una completa oferta gastronómica en la que no faltará el pescadito frito, el salmorejo, los finos y rebujitos. El Mercado se vestirá de Sevilla, en sus paredes, en su decoración, en cada detalle, en su música, en cada uno de los puestos y en sus bartenders para que, incluso los sevillanos de pura cepa que se encuentren en Madrid, no extrañen nada y se sientan como en casa.

Gastronomía de Feria

Para celebrar la Feria, los distintos puestos del mercado han preparado platos muy especiales, con un toque muy andaluz. Así, Granja Malasaña ofrecerá unos exclusivos huevos camperos fritos con atún rojo de Barbate y DP Tapas propone salmorejo y ensaladilla con picos de Jerez. Por su parte, La Arepera ha preparado un delicioso pescaíto frito. La oferta se completa con otros platos estrella como las croquetitas de jamón de Tassi Gourmet, las brochetas andaluzas de La Brochette y las manzanillas, los finos, los blancos, los tintos, los dulces. . . de Taninos.

Además, durante esta semana, las barras del Mercado tendrán un protagonista muy especial, el rebujito.

La cultura andaluza es fruto del paso de diferentes pueblos y civilizaciones que, con el tiempo, han ido conformando una identidad cultural, volcada en disfrutar la vida, muy singular y que también es la más reconocida de España en el mundo. Una cultura que funde la huella de íberos, celtas, fenicios, cartagineses, romanos, judíos, musulmanes y, por supuesto, calés.

Su gastronomía es tan rica como sus pueblos y gentes. Presidida por el aceite de oliva, incluye todos los ingredientes imaginables, de los más humildes a los más sofisticados, del campo, la huerta, el monte y del mar, y que el Mercado de San Ildefonso sintetiza en las diferentes propuestas que ha preparado para su particular Feria de Abril en Madrid, que permitirán al visitante sumergirse en una experiencia que le activará todos y cada uno de los sentidos.

Fuente: Dep. Comunicación del Mercado de San Ildefonso
 www.mercadodesanildefonso.com         

25 abril 2017

0

Codornices en salsa cazadora

Codornices en salsa cazadora

Si queréis preparar unas codornices, os enseño una fantástica receta de codornices en salsa cazadora. La preparación de este plato de codornices en salsa es realmente fácil y no requiere mucho tiempo en la cocina, además, siempre podéis hacer un poco más de salsa, guardarla, y hacer unos cubitos de caldo de carne caseros como los que os expliqué en una de las anteriores recetas. Le va a otorgar a los platos de carne un sabor inigualable y siempre los vais a poder tener a mano. Las carnes de caza tienen su sabor especial y lo que nos interesa es potenciarlo, nunca enmascararlo con otros aromas o sabores fuertes, por eso os recomiendo esta receta que tiene un sabor intenso y muy potente. Es una receta que podemos hacer a menudo, o para una ocasión especial, si no somos de utilizar este tipo de carnes, que por otra parte, os digo que son bastante económicas y hoy día, al alcance de todos.

Codornices en salsa cazadora



Ingredientes: (4 personas)

- 4 codornices
- 1 cabeza entera de ajos
- 1 cebolla grande
- 2 pimientos verdes
- 200 gramos de champiñones portobello
- 2 zanahorias
- 1 nabo
- 1 tomate
- 1/2 litro de vino tinto
- Sal
- Pimienta negra
- 3 clavos de olor
- Romero
- Tomillo
- Aceite de oliva virgen

Preparación de las codornices en salsa cazadora:


lo primero que tendremos que tener es las codornices limpias para luego meterlas junto a las verduras y hacer la salsa cazadora. Imaginaros el ir a comernos unas codornices y que nos encontremos restos de alguna pluma que otra. Sería una pena que después de hacer esta receta nos ocurriera eso. Así que prestar atención al producto y eliminar los posibles restos de plumas. Limpiar bien las codornices y reservar.

Troceamos todas las verduras. No hace falta que los trozos sean pequeños, ya que luego los vamos a triturar. Los ajos los pelamos y los partimos por la mitad. El tomate lo pelamos.


Ponemos una olla a presión con un fondo de aceite de oliva y cuando está caliente, añadimos las codornices. las doramos por todas partes y cuando tengan color, las sacamos y reservamos en un plato aparte.

Dorar las codornices

Ponemos el fuego a temperatura media y añadimos los ajos troceados y dejamos que empiecen a dorar. Una vez toman un poco de color, agregamos el resto de las verduras, menos los champiñones. Salpimentamos y agregamos los clavos de olor, un poco de tomillo y romero. Rehogamos durante unos cinco minutos y agregamos los champiñones.

Saltear las verduras

Añadir la codornices a la olla

Vamos a dejarlo durante durante cinco minutos más y añadimos ahora las codornices. Sin mover, vamos a agregar el vino tinto y dejamos que evapore el alcohol durante unos minutos. Para ello debe de hervir. Pasados unos minutos desde que ha empezado a hervir, agregamos un vaso de agua.

Cerramos la olla y contamos quince minutos desde que empieza a hervir con presión. Pasado ese tiempo, apartamos y dejamos enfriar la olla para que no tenga presión, antes de abrirla. Siempre os recuerdo tener precaución con este paso.

Una vez abierta la olla, sacamos las codornices con cuidado de no partirlas, apartamos en una fuente y reservamos.

Triturar las verduras para hacer la salsa cazadora

Trituramos las verduras con la batidora. Si queremos, podemos pasarlas por un chino o un colador y nos quedará una salsa mucho más fina. Añadimos las codornices a la salsa cazadora y ponemos de nuevo a fuego medio. Dejamos que reduzca, al menos un tercio al salsa. Rectificamos de sal si es necesario. Una vez ha reducido, apartamos y están lista para servir.

Podemos presentar nuestras codornices en salsa cazadora, junto con un poco de arroz salvaje como acompañamiento. Bon appétit!

17 abril 2017

0

Cubitos de caldo caseros

Cubitos de caldo caseros

¿Aún no habéis empezado a preparar vuestros propios cubitos de caldo caseros? Pues mucho estáis esperando. Si no sabéis cómo se hacen los cubitos de caldo, os lo cuento ahora mismo. Son de lo más fáciles de preparar y podemos tener en casa muchísimos tipos y combinaciones de sabores. La ventaja de tener nuestros propios cubitos de caldo caseros es saber que, los ingredientes que hemos utilizado para prepararlos, son sanos y sin aceite de palma, conservante o estabilizante. Y ni os cuento la cantidad de sal que llevan los que se venden.

Y, en este caso, lo que yo he preparado son unos cubitos de carne cazadora. Hice unas perdices en salsa cazadora y guardé salsa para poderla utilizar en otros platos. Así le podría dar ese sabor característico de las carnes de caza a algunas preparaciones. Imaginaros el sabor y la potencia que le otorga a un plato este tipo de cubitos. Podéis hacerlos de lo que más os guste, como ajo y perejil, de una crema de verduras, zanahorias, o lo que os apetezca. Ahora os dejaré alguna ideas para que podáis tenerlos siempre a mano en vuestra cocina y dar un toque de sabor a vuestros platos.

Cubitos de caldo caseros


Dificultad: muy fácil
Coste: muy bajo

Ingredientes:

Los ingredientes dependen de lo que queramos tener, huesos, verduras, ajo, perejil, aceite, orégano, carne..

Preparación de los cubitos de caldo caseros:


La preparación es tan sencilla que puede hacerlo cualquiera.

En un recipiente o un bol ponemos los ingredientes que más nos gusten. Ajo en polvo, perejil, un poco de sal y aceite son perfectos para condimentar. Os he puesto en polvo, pero podéis utilizar un mortero y majar el conjunto, que estará mucho mejor y es otorgará mucho más sabor.

Una vez tenemos el majado, por ejemplo, los ponemos en una cubitera y rellenamos los huecos de los cubitos con la mezcla. Tapamos con un film transparente para evitar que desprendan olor y metemos en el congelador. Una vez congelados, podremos utilizarlos cuando queramos. ¿Fácil, verdad?

Si tenéis una salsa, como en mi caso, que es de un plato que hemos preparado, podemos utilizar esa misma salsa para hacer nuestros cubitos de caldo caseros.

Cubitos de caldo para congelar

Si lo que queréis es hacer un caldo vegetal, pues podéis hacer un sofrito con ajo, cebolla, puerro, tomate, apio y un poco de sal y pìmienta. Triturarlo todo y cuando está frío, rellenamos la cubitera. Tapamos y al congelador.

Que queréis hacer unos cubitos de carne potente, pues unos huesos de vaca y cerdo, unas costillas, dejamos que se tuesten bien, añadimos unas verduras al gusto, su chorrito de aceite de oliva, medio vaso de vino tinto, medio vaso de agua y una pizca de sal y hervimos. Dejamos reducir tres cuartas partes, sacamos los huesos, triturar y dejar enfriar antes de meter en el congelador para hacer nuestros cubitos de caldo. ¿Y vosotros, hacéis cubitos? ¿Qué sabores os gustan más? Bon appétit!

11 abril 2017

2

Carrilleras al PX con champiñones y jamón ibérico

Carrilleras al Pedro Ximénez con champiñones y jamón ibérico

Si sois amantes de las carrilleras o carrilladas, estas carrilleras al Pedro Ximénez (PX) con champiñones y jamón ibérico que he preparado, van a hacer que os volváis locos. Es una receta muy sencilla de preparar y de una de las carnes que más me gusta por su textura y jugosidad, por lo menos, personalmente. Por supuesto el toque de sabor que le da el vino dulce, Pedro Ximénez, las hacen mucho más ricas. Ahora seguir imaginando y añadir los champiñones y el toque del jamón ibérico. ¿Qué os parece la combinación? Pues yo, que las he comido, os aseguro que vais a chuparos los dedos y querer repetir. ¿Tienes algún truco para preparar las carrilleras al Pedro Ximénez? ¿Hay algún sitio donde hayas comido las mejores carrilleras al Pedro Ximénez que recuerdes?

Carrilleras al Pedro Ximénez con champiñones y jamón ibérico


Dificultad: baja-media
Coste: bajo-medio

Ingredientes: (4 personas)

- 750 gramos de carrilleras de cerdo
- 1 cebolla
- 1 puerro
- 4 dientes de ajo
- 500 gramos de champiñones enteros o laminados
- 150 gramos de jamón ibérico en dados
- 1 vaso de vino Pedro Ximénez
- Caldo de carne o una pastilla de caldo de carne
- Sal
- Pimienta negra
- 2 hojas de laurel
- Harina de trigo (para los celíacos, sin gluten)
- Aceite de oliva
- Patatas para freír


Preparación de las carrilleras al Pedro Ximénez y jamón ibérico:


Limpiamos las carrilleras de posibles trozos de grasa que tengan. Las partimos en dos o cuatro trozos y reservamos.

Limpiamos, pelamos y picamos, no muy finos, ya que luego vamo a triturar la salsa, todas las verduras. Reservamos.

Ponemos una sartén con un dedo de aceite de oliva, pasamos ahora las carrilleras por la harina y las enharinamos. Cuando el aceite de la sartén está caliente, las freímos y sellamos la carne. Tienen que sellar por el exterior y tiernas por dentro. Es solo que tomen color. Sal sacamos, una vez selladas a un plato y reservamos.

Ahora en una olla a presión, ponemos un fondo de aceite de oliva. Unas seis u ocho cucharadas. ponemos a fuego medio y añadimos los ajos laminados o picados que teníamos reservados. cuando empiezan a tomar color, añadimos la cebolla, dejamos un par de minutos y agregamos el resto de verduras y las hojas de laurel. Ponemos a fuego bajo-medio para que se pongan blandas y estén bien pochadas.

Cuando están las verduras blandas, añadimos las carrilleras y salpimentamos. Ponemos a fuego medio y agregamos el vaso de vino dulce pedro Ximénez. Esto le va a dar el alma a nuestro plato. Ya veréis qué rico. Dejamos que hierva y evapore el alcohol durante unos cinco minutos. Agregamos a continuación o un vaso y medio de caldo de carne. Si no tenéis, podéis poner media pastilla de caldo de carne disuelta en el vaso y medio de agua y agregarlo. Yo hice lo segundo. aunque le agregamos el caldo, el sabor predominante seguirá siendo el de Pedro Ximénez. Cerramos la olla a presión y dejamos durante veinte minutos que hierva. Contamos desde que empieza a salir presión.

Pasado ese tiempo, como siempre, apartamos y abrimos la olla con cuidado. La carne de las carrileras ya debe de estar blanda y la salsa con color.

Dejar que se hagan las carrilleras

Sacamos las hojas de laurel y las carrilleras de la olla y las ponemos en un plato. Reservamos.

Trituramos todas las verduras y la salsa de la olla con una batidora y lo dejamos lo más fino posible. Si lo queremos mucho más fino, lo podríamos pasar por un chino o colador, pero yo no lo hice.

Añadimos los champiñones ya limpios y troceados. Si los habíamos comprado laminados, pues laminados. Ponemos la olla al fuego y agregamos las carrilleras y el laurel. Dejamos a fuego medio unos quince minutos. Rectificamos de sal si es necesario. Y si vemos que está demasiado espeso agregamos un poco más de líquido, aunque con el que soltaran los champiñones, no creo que sea necesario. Pero es cuestión de gustos.

Apartamos y dejamos reposar. Mientras, freímos patatas como guarnición o acompañamiento. Presentamos las patatas debajo, las carrileras con la salsa y por encima rematamos con un poco de jamón ibérico a dados pequeños. Bon appétit!

03 abril 2017

2

Costillas adobadas al horno


Si os gustan las costillas y sois amantes de cocinar al horno o en barbacoas, esta receta de costillas al adobadas al horno va a ser una de las mejores que podáis preparar. son unas costillas jugosas, carnosas y grandes. Más de lo que imagináis. Lo mejor es comprarlas en una carnicería o en la plaza de abastos, así comprarás costillas de calidad. El adobo le va a otorgar un sabor increíble y único que luego vamos a convertir en salsa, para echarla por encima y que nos recordará al sabor de las salsa barbacoas. El toque de picante y especias es orientativo, para que tengáis una referencia. Si os gusta más el sabor a ajos, le podéis añadir más al adobo, y si os gustan otros sabores, como tomillo o el romero, le podéis agregar un poco. Unas costillas adobadas para que las disfrutéis y con las que van a alucinar vuestros invitados. ¿Habías probado antes unas costillas adobadas al horno?


Corte de las costilla

Costillas adobadas al horno


Dificultad: baja-media
Coste: bajo-medio

Ingredientes: (4 personas)

- 4-8 costillas grandes carnosas de cerdo
- 1 cebolla grande
- Pimentón dulce
- Orégano
- Cayena
- Laurel
- Clavos de olor
- 4-6 dientes de ajo
- Pimienta negra en grano
- Vinagre
- Vino blanco o vino Fino de Jerez
- Sal
- Aceite de oliva virgen


Preparación de las costillas adobadas al horno:


Lo primero que debemos hacer, lógicamente para nuestras costillas adobadas, es el adobo. Vamos a dejar las costillas metidas y que adquieran todo el sabor posible. Ya veréis qué salsa estilo barbacoa, aunque no es igual, vamos a conseguir. Os vais a chupar los dedos, literalmente.

Os he puesto de cuatro a ocho costillas para que las hagáis adobadas al horno, porque dependerá del tamaño. Alguno o alguna no lo entenderá, ya que estará acostumbrada a costillas pequeñas, pero os aseguro que si vais a comprarlas a la plaza de abastos, o una buena carnicería, su tamaño es tan grande que con una por persona, (a no ser que seáis muy tragones) estaréis servidos.

En un mortero, ponemos de cuatro a seis dientes de ajo. Depende si os gusta fuerte o no, podéis variar las cantidades. Ya sabéis que en cocina nada es fijo, por regla general y sin meternos en postres...

Añadimos dos o tres clavos de olor, una hoja de laurel, un poco de guindilla (opcional) unos cuantos granos de pimienta negra (6-8), un buen puñado de orégano y un par de cucharillas de sal. Ahora majamos muy bien. Tiene que quedar todo muy bien triturado.


Preparar el majado

Añadir el pimentón, vinagre y agua

Añadimos tres cucharadas de pimentón dulce y ahora un par de cucharadas de vinagre de vino. Removemos y añadimos medio vaso de agua. Movemos con cuidado para mezclar bien. Será muy pastosa, pero ahora agregamos más líquido.

Ponemos las costillas (yo las puse separadas) en un recipiente para dejarlas adobadas. Añadimos el adobo mezclado con un vaso de agua más sobre las costillas. Deben quedar cubiertas o semicubiertas. Si no es así, le daremos una vuelta pasadas unas horas. Así tomarán el adobo por igual.

Las metemos en el frigorífico tapadas para que no desprendan olor.

Dejar las costillas en el adobo

Dejar en el adobo las costillas hasta el días siguiente. Lo mejor es dejarlo doce horas como mínimo. Si las dejáis un días entero, mucho mejor.

Una vez que hemos dejado las costillas y las tenemos listas, encendemos el horno y lo ponemos a 180 grados. Echamos un poco de aceite de oliva en una bandeja de cristal tipo Pirex y encima la cebolla laminada. Colocamos las costillas sobre la cebolla. Echamos el adobo y rociamos con un vaso de vino blanco o de vino Fino de Jerez.

Una vez el horno ha llegado a la temperatura, estará listo para meter la bandeja en el horno. Dejamos las costillas que se doren por un lado y luego, abrimos el horno y les damos la vuelta. Dejamos que se doren por los dos lados. Una vez doradas, las sacamos del horno con cuidado. El proceso tarda una hora y media aproximadamente en total, pero dependerá de vuestro horno en cierta manera.

Sacamos las costillas y echamos la salsa en el vaso de la batidora. Trituramos y dejamos muy fina. La ponemos en una salsera y presentamos las costillas adobadas al horno junto a unas patatas fritas y un poco de salsa por encima. Bon appétit!