17 abril 2017

0

Cubitos de caldo caseros

Cubitos de caldo caseros

¿Aún no habéis empezado a preparar vuestros propios cubitos de caldo caseros? Pues mucho estáis esperando. Si no sabéis cómo se hacen los cubitos de caldo, os lo cuento ahora mismo. Son de lo más fáciles de preparar y podemos tener en casa muchísimos tipos y combinaciones de sabores. La ventaja de tener nuestros propios cubitos de caldo caseros es saber que, los ingredientes que hemos utilizado para prepararlos, son sanos y sin aceite de palma, conservante o estabilizante. Y ni os cuento la cantidad de sal que llevan los que se venden.

Y, en este caso, lo que yo he preparado son unos cubitos de carne cazadora. Hice unas perdices en salsa cazadora y guardé salsa para poderla utilizar en otros platos. Así le podría dar ese sabor característico de las carnes de caza a algunas preparaciones. Imaginaros el sabor y la potencia que le otorga a un plato este tipo de cubitos. Podéis hacerlos de lo que más os guste, como ajo y perejil, de una crema de verduras, zanahorias, o lo que os apetezca. Ahora os dejaré alguna ideas para que podáis tenerlos siempre a mano en vuestra cocina y dar un toque de sabor a vuestros platos.

Cubitos de caldo caseros


Dificultad: muy fácil
Coste: muy bajo

Ingredientes:

Los ingredientes dependen de lo que queramos tener, huesos, verduras, ajo, perejil, aceite, orégano, carne..

Preparación de los cubitos de caldo caseros:


La preparación es tan sencilla que puede hacerlo cualquiera.

En un recipiente o un bol ponemos los ingredientes que más nos gusten. Ajo en polvo, perejil, un poco de sal y aceite son perfectos para condimentar. Os he puesto en polvo, pero podéis utilizar un mortero y majar el conjunto, que estará mucho mejor y es otorgará mucho más sabor.

Una vez tenemos el majado, por ejemplo, los ponemos en una cubitera y rellenamos los huecos de los cubitos con la mezcla. Tapamos con un film transparente para evitar que desprendan olor y metemos en el congelador. Una vez congelados, podremos utilizarlos cuando queramos. ¿Fácil, verdad?

Si tenéis una salsa, como en mi caso, que es de un plato que hemos preparado, podemos utilizar esa misma salsa para hacer nuestros cubitos de caldo caseros.

Cubitos de caldo para congelar

Si lo que queréis es hacer un caldo vegetal, pues podéis hacer un sofrito con ajo, cebolla, puerro, tomate, apio y un poco de sal y pìmienta. Triturarlo todo y cuando está frío, rellenamos la cubitera. Tapamos y al congelador.

Que queréis hacer unos cubitos de carne potente, pues unos huesos de vaca y cerdo, unas costillas, dejamos que se tuesten bien, añadimos unas verduras al gusto, su chorrito de aceite de oliva, medio vaso de vino tinto, medio vaso de agua y una pizca de sal y hervimos. Dejamos reducir tres cuartas partes, sacamos los huesos, triturar y dejar enfriar antes de meter en el congelador para hacer nuestros cubitos de caldo. ¿Y vosotros, hacéis cubitos? ¿Qué sabores os gustan más? Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!