Te recomendamos

10 mayo 2017

1

Postre de compota de manzana, queso fresco y paté ibérico

Postre de compota de manzanas, queso fresco y paté ibérico

Este postre de compota de manzana con queso fresco y paté ibérico lo hice hace un tiempo y estaba deseando de publicarlo. En la cocina hay tantas cosas que hacer y probar que se acumula el trabajo. Esta preparación no tiene ninguna dificultad, y en lo único que podemos tardar un poco más de tiempo es en hacer la compota de manzanas. La compota es uno de los dulces preferidos por muchos, y a mí, me gustan tanto la compota de manzana como la compota de membrillos. ¿A quién no puede gustarle? Sería pecado... Os voy a dejar cómo preparar la compota de manzana y luego, cómo se monta este sencillo postre que va a ser la delicia de los más golosos de la casa. Ya me contaréis si os gusta más la de manzana o la compota de membrillos. ;)

Postre de compota de manzanas, queso fresco y paté ibérico


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes:

- 1 kilo de manzanas golden o reinetas
- 150 gramos de azúcar blanca refinada
- 1/4 de vaso de agua (75ml aprox)
- 1 limón
- Canela en rama
- Clavos de olor
- 1 paquete de panecillos planos
- Queso fresco o de Burgos
- 1 lata de paté de cerdo ibérico
- 1 bote de sirope de fresas (opcional)

Preparación:
Os he comentado arriba que a mi, personalmente, me gustan tanto la compota de manzanas como la compota de membrillos, por lo que si pincháis en el enlace, podéis ver la receta de la compota de membrillos. Si no la habíais preparado nunca, tenéis ahora una buena oportunidad.

Vamos a empezar ahora a preparar nuestra compota de manzanas. Para ello, quitamos el corazón a las manzanas y las pelamos. Troceamos las manzanas y las vamos echando dentro de una olla.

Incorporamos el azúcar, el agua, la cáscara del limón, una rama de canela y un par de clavos de olor. Ponemos a fuego alto y cuando empieza a hervir, bajamos a fuego medio. Dejamos que se hagan y pongan blandas. movemos de vez en cuando. Tiene que reducir el líquido y crearse un almíbar espeso. Apartamos y reservamos.

Quitamos la rama de canela, la cáscara de limón y los clavos de olor. Aplastamos las manzanas junto con el jugo o pasamos por un pasapurés.Tiene que quedar la consistencia de una crema espesa.

Colocamos un film transparente en una bandeja de cristal o metálica y echamos el puré por encima. De esa forma no se quedará pegado y podremos sacar fácilmente la compota de manzana para trocear. Distribuímos bien por toda la bandeja. Aquí tened en cuenta que la bandeja no sea demasiado grande y que quede una capa de compota de un par de centímetros de altura. Metemos en el frigorífico y dejamos enfriar un par de horas como mínimo. Mejor si es de un día para otro.

Compota de manzanas montada sobre panecillo

Para montar el postre, untamos sobre el panecillo una capa de paté ibérico. Sacamos con cuidado la compota de manzana, que ya habrá adquirido cuerpo, y cortamos un trozo para ponerlo encima del paté, sobre la compota, ponemos ahora una capa de queso fresco o de Burgos y ahora podemos terminar o no, ya que es opcional, con una gotita de sirope de fresa. Es cuestión de gustos, podéis pones unas con sirope y otras sin. Servimos inmediatamente. Bon appétit!

1 comentario:

  1. Wow! Me encantan estos contrastes de dulce salado, original a más no poder! BSS!

    ResponderEliminar

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!