12 mayo 2017

0

Quinoa o quinua, qué es, propiedades de la quinoa y cómo prepararla

Quinoa, qué es la quinoa, propiedades quinua y forma de cocinarla

Quinoa o quinua, ¿Qué es la Quinoa? propiedades de la quinoa, beneficios de la quinoa. Si aún no sabes qué es la quinoa o quinua, cuáles son algunas de sus propiedades más interesantes o cómo es la forma correcta para preparar quinoa antes de su consumo, te invito a que sigas leyendo este artículo para descubrir sus beneficios. ¿Ya has preparado quinoa y la utilizas habitualmente? Perfecto, quizás no te interese el artículo, pero ¿Y si aprendes algo? ¿Te vas a quedar con la duda? Pues yo no me quedaría con la duda de aprender algo nuevo sobre la quinoa porque es el producto de moda. El superproducto o incluso algunos la llaman el superalimento. Hasta la NASA la recomienda para sus misiones espaciales ¿Estás de acuerdo con ese término de superalimento? Yo no, pero eso es otro tema...

La quinoa o quinua es un alimento de lo más completo y nutritivo, que por cierto, no tiene nada de nuevo. Ya los indígenas de América Central, cuando nosotros llegamos y descubrimos el Nuevo Mundo, utilizaban quinoa desde hacía siglos. De hecho, era para ellos lo que para nosotros el trigo. por eso, los católicos al llegar allí e imponer la religión cristiana la prohibieron y casi la hicieron desaparecer. En la religión cristiana el pan es un símbolo muy poderoso y está fabricado con trigo, no con quinoa. Así que la quinoa, que representaba la religión de los Incas, y de hecho se le conocía como el trigo Inca, no tenía cabida.

Quinoa o quinua, qué es, propiedades de la quinoa y cómo prepararla


Qué es la quinoa o quinua

La quinoa o quinua es un que tiene la propiedada de tener los ocho aminoácidos esenciales. Se le conoce también como el grano de oro de los Andes y es actualmente tan importante que la FAO consideró establecer el año 2013 como el Año Internacional de la Quinua, en reconocimiento a las prácticas ancestrales de los pueblos andinos, que han sabido conservar la quinua en su estado natural como alimento para las generaciones presentes y futuras. ¿Interesante entonces, no?


La quinoa no tiene gluten, por lo que es perfecta para los celíacos que pueden sustituir el trigo por quinoa.


Podemos decir, a nivel más científico que la quinoa o quinua es una semilla, pero el tratamiento que se le da es de pseudocereal. La quinoa por lo tanto, se consume igual que otros cereales como el maíz, el arroz y el trigo.

Existen tres tipos de quinoa diferenciadas, la quinoa blanca, que consumimos habitualmente y con un sabor más sutil y menos calorías, la quinoa roja con un valor en carbohidratos superior y con tiempo de cocción algo mayor y la quinoa negra, que es un híbrido de laboratorio de quinoa roja y espinaca, con un sabor más terroso y también un tiempo mayor de cocción que la variedad blanca.

La quinoa es rica en fibra. con más del doble que la mayoría de los cereales, tiene un alto aporte en minerales y vitaminas, es rica en magnesio, hierro, potasio, calcio y zinc. Tiene vitaminas del complejo B, vitamina C, E y es rica en antioxidantes.

La quinoa al no contener gluten, es perfecto para las personas intolerantes al gluten de trigo (celíacos ) y tendría que ser un alimento fijo en sus dietas. La pueden consumir combinada con ensaladas, yogures y frutos secos, en sopas o sustituyendo el trigo en muchas preparaciones.

Preparar la quinoa correctamente antes de cocinarla

Para preparar la quinoa y que no se abra, por ejemplo. Conozco a gente que me comentan que se abre la quinoa y no saben el porqué. Debemos seguir unas indicaciones muy sencillas pero que son las correctas para prepararla y que esté en su punto.

Lo primero es lavar la quinoa. Parece una tontería, pero la quinoa contiene saponina. Os pongo el enlace a la Wikipedia, por si os interesa conocer más, pero os explico en pocas palabras qué es la saponina. Básicamente es un compuesto muy tóxico que contiene de forma natural la quinoa y que le confiere un sabor amargo si se ingiere sin su eliminación. Es como un insecticida o pesticida natural que la defiende de plagas. No pasa nada por tomar un quinoa si no hemos eliminado la saponina, pero sí en el caso de su ingesta de forma habitual. La saponina se utiliza en ciertas cantidades para hacer jabón, por lo que el agua suele llenarse de pompas jabonosas y no es conveniente nunca, meter y dejar la quinoa en agua. Siempre la eliminaremos bajo el agua del grifo. De esa forma, nos aseguramos que no se quede la quinoa impregnada en la saponina.

Lavar la quinoa bajo el grifo. Evitar saponina

Pues ya lo sabes, si quieres evitar problemas, la quinoa siempre tiene que lavarse bajo agua fría para eliminar la saponina y luego podremos cocinarla según nos guste más.

Cómo cocinar quinoa

Hay varias formas de cocinar la quinoa y dejarla lista para su consumo directo o combinación con otros alimentos. La más común es cocida.


Hay que lavar siempre la quinoa bajo el grifo y nunca dejarla en remojo para evitar que se impregne de saponina, que es tóxica en cantidades altas.


Lo primero que tenemos es que lavar bien la quinoa bajo el agua para eliminar la saponina. Ya os he comentado que es posible que salga el agua algo espumosa. Podemos ponerla en un colador y así nos facilitará el trabajo.

Una vez el agua sale limpia, ponemos a hervir, a fuego bajo-medio, con el doble de cantidad de líquido que de grano y con un poco de sal. Dos partes de agua o caldo, si queremos, por cada parte de quinoa.

Dejamos durante 12 a 17 minutos que hierva con la tapa puesta y sin remover para que no se rompa. Ese es el tiempo normal de la quinoa blanca. Las otras dos variedades tienen unos minutos más de cocción. Hay que tener cuidado de no pasarnos en el tiempo de cocción, si eso pasa, se formará una especie de pasta y estará toda abierta. La quinoa estará lista cuando esté semitransparente. En la foto de abajo podéis ver el aspecto de la quinoa cocinada con una proporción de dos partes de agua y apartada con 15 minutos de cocción a fuego bajo-medio. El agua se ha consumido.

Quinoa con 15 minutos de cocción

Si hemos añadido más agua, imaginaros que la proporción es mayor o queremos potenciar una sopa o unas verduras y la cocemos con más agua, apartamos, quitamos el líquido con un colador, lo echamos en un recipiente y dejamos reposar unos minutos la quinoa ya cocida. Fijaros en el detalle de esas Estará lista para combinarla con lo que queramos.

¿Qué te parece la quinoa? ¿La consumes normalmente? ¿Cual es tu receta favorita con quinoa? No olvides escribir tus comentarios!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!