24 noviembre 2017

0

Parmigiana de berenjenas o berenjenas a la parmesana

Parmigiana de berenjenas o berenjenas a la parmesana casera

¿Buscas la receta de parmigiana de berenjenas (Parmigiana di melanzane)? La parmigiana de berenjenas o berenjenas a la parmesana es uno de los platos más famosos de la gastronomía italiana. Tiene todo el sabor de la cocina mediterránea y combina las berenjenas, con queso Parmesano y por supuesto, una sabrosa y fantástica salsa de tomate casero. Es similar a una lasaña donde vamos a sustituir las capas de pasta por capas de berenjenas. La preparación de la parmesana de berenjenas es realmente simple y podemos hacerla tanto para el almuerzo como para una cena con amigos. Un plato increíble con un sabor realmente bueno y que os va a sorprender cuando lo probéis. El nombre de la receta no proviene del queso Parmesano que vamos a utilizar y que le otorga ese fantástico sabor y aroma a este plato típico italiano, parece ser que proviene del siciliano para denominar al laminado o listones de las persianas. Sea cual sea el significado, las berenjenas a la parmesana están realmente deliciosas. ¿Te animas a preparar esta parmigiana de berenjenas casera?

Parmigiana de berenjenas o berenjenas a la parmesana


Dificultad: baja
Coste: bajo-medio

Ingredientes: (4-6 personas)

- 2 berenjenas
- Salsa de tomate casera (preferiblemente)
- Queso Parmesano
- Queso mozzarella (opcional)
- Harina
- 2 huevos frescos
- Sal
- Pimienta molida
- Aceite para freír


Preparación de las berenjenas a la parmesana:


Lavamos las berenjenas y cortamos en láminas de medio centímetro aproximadamente a lo largo. Echamos sal por encima y las ponemos sobre un colador para que suelten el amargor. Las dejamos así una media hora. pasado ese tiempo, las ponemos bajo el agua, escurrimos bien y secamos con un paño o papel de cocina. Reservamos.

Yo tenía ya la salsa de tomate casera preparada del día anterior, pero si no es así, o preparáis la salsa antes de cortar las berenjenas o siempre podéis utilizar una salsa de tomate comprada que sea al estilo casero. Si queréis hacerla podéis ver cómo se hace la salsa de tomate casera en el enlace.

Una vez tenemos las berenjenas y la salsa de tomate para la parmigiana, pasamos por harina las rebanadas de berenjenas y las freímos en abundante aceite de oliva. Una vez fritas, las pasamos a papel absorbente para eliminar el exceso de aceite, salpimentamos y reservamos.

Podemos hacer la parmigiana de berenjenas individual o una más grande para cortar en porciones y servir. Yo las hice individuales en cazuelas, pero es cuestión de lo que más os guste. Yo os digo cómo se hace ya sea para uno o para servir porciones en una fuente más grande.

En la base de la cazuela ponemos abundante salsa de tomate, encima de la salsa ponemos un par de rodajas de berenjenas o hasta tapar l salsa. Encima de las berenjenas ponemos más salsa de tomate y sobre ella abundante queso parmesano y queso mozzarella, aunque este es opcional.

volvemos a poner encima otra capa de berenjenas, tomate y queso. La operación la repetimos tres veces terminando la capa con queso.

Ponemos el horno y gratinamos la parmigiana o parmesana de berenjenas. Sacamos del horno y lista para comer. Bon appétit!

23 noviembre 2017

0

Cinco recetas de carne para navidad y nochevieja. Menú para navidad

Cinco recetas de carne para navidad y nochevieja. Menús para navidad. Una pequeña recopilación de recetas para navidad y año nuevo que os servirán como inspiración en estas fechas donde todos los menús suelen ser un poco más especiales. Son platos navideños pero que podemos hacerlos cuando más nos apetezca y no esperar a navidad o año nuevo para prepararlos. Si buscas cómo hacer o preparar carnes para navidad y sorprender a tus invitados, aquí tienes varias sugerencias elaboradas con carne. La gran mayoría son muy fáciles y no tienen ninguna complicación. Ya sabes, no esperes más y entra a ver estas deliciosas recetas para navidad. Si buscas otra cosa, no dudes en entrar en las recetas de la A a la Z y ahí tienes todas las publicadas en este blog y si aún no sabes cómo colocar la mesa correctamente en navidad, no te preocupes, entra y te lo explico.


Pollo relleno con ciruelas pasas


Lomo relleno


Picantones al horno


Magret de pato con foie ibérico, braseado de mango y grosellas sobre milhojas


Cordero al horno

22 noviembre 2017

0

Listado restaurantes con estrellas Guía Michelín 2018

Restaurantes con estrellas Michelín 2018

Aquí os dejo la lista de restaurantes con estrella Michelín 2018 en España y Portugal. El listado completo de la Guía Michelín 2018 está por comunidades autónomas. Enhorabuena a todos!
0

Galletitas navideñas caseras

Galletitas navideñas

¿Estás buscando cómo preparar galletas navideñas? Si quieres hacer estas galletas navideñas, te voy a enseñar cómo hacerlas totalmente caseras y con ingredientes naturales. Las galletas de Navidad son realmente geniales para que los más pequeños de la casa, y lo no tan pequeños, disfruten de un postre casero, muy fácil de hacer y realmente típico de las fiestas navideñas. Son las galletas de mantequilla típicas de toda la vida a las que vamos a dar forma con moldes, que podéis encontrar en infinidad de establecimientos y que haremos, siempre que podamos, con la ayuda de los más pequeños de la casa. Si queréis hacer unas galletas con jengibre, no hay problema, simplemente añadid a la masa para las galletitas una cucharadita de jengibre molido y listo. Le dará un toque totalmente diferente. ¿No tenéis un detalle para llevar y os han invitado a cenar por Navidad? No os preocupéis, preparad estas galletas de mantequilla y las podéis llevar perfectamente como detalle o regalo navideño. Una vez tenemos las galletas, siempre podemos decorarlas con chocolate, o glaseado por encima como estas de la receta. ¿Qué os parece la receta de estas galletas de navidad?

Galletas navideñas


Galletas navideñas caseras


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes:

- 250 g de mantequilla
- 250 g de azúcar blanco (o glass)
- 1 huevo fresco grande
- 400 gramos de harina normal
- Una pizca de sal
- Canela en polvo
- Jengibre molido (opcional)


Para el glaseado:

- 150 gramos de azúcar glasé o glass  (puedes ver cómo hacer la receta casera de azúcar glass)
- 1 clara de huevo fresco

Preparación de las galletas de Navidad:


Echamos la mantequilla a punto de pomada, es decir, a temperatura ambiente, en un recipiente o un bol.  A Continuación, añadimos el azúcar y batimos muy bien hasta disolver completamente. Podéis utilizar también azúcar glass o glasé casero, así es más fácil esta operación. Añadimos canela en polvo al gusto.

Incorporamos la harina tamizada. Para ello podéis utilizar un tamiz o un colador. Batimos hasta integrar la harina. Quedará una masa algo espesa a la que debemos dar forma de bola y envolver en film transparente. Pondremos la masa en el frigorífico durante una hora.

Pasado ese tiempo es hora de dar forma a la masa y hacer las galletas. Para ello echamos un polco de harina en la encimera. Para ello espolvoreamos bien con la harina, ponemos encima la bola de masa sin el plástico y con la ayuda de un rodillo vamos a ir estirando. Debemos trabajar rápido para evitar que la masa tome demasiada temperatura. Estiramos hasta dejar la masa con el grosor de dos o tres milímetros. Las galletitas no deben ser excesivamente gruesas.

Una vez tenemos la masa estirada, procedemos a hacer las figuras para las galletas de navidad con los moldes que tengamos preparados. Os recomiendo que sean de formas y figuras diferentes y relacionadas con la Navidad, pero podéis improvisar y hacer otros muñecos navideños que os gusten. Esto es a elección de cada uno ;)

Ponemos el horno a calentar a 200 grados. Sobre la bandeja papel de horno extendemos papel para hornear. Así nuestras galletas no se pegaran a la bandeja y será más fácil quitarlas. Disponemos las galletas navideñas por encima de la bandeja de horno y cuando está caliente, metemos la bandeja durante seis a nueve minutos. Ojo! Esto es un poco lo más complicado, debemos de estar atentos de que no se quemen o tomen demasiado color. Tampoco vais a tener muchos problemas porque en estas épocas lo que apetece es estar calentitos, así que estaremos atentos al horno en todo momento.

Sacar las galletas navideñas una vez doradas

Una vez están listas, sacamos del horno las galletas y las ponemos encima de un paño de cocina. Volvemos a poner más galletas sobre la bandeja y hacemos otra hornada. Así hasta que gastemos la masa.

Cuando las tengamos todas, podemos derretir chocolate y echar por encima de las galletas o decorar con glaseado. Para ello mezclamos con unas barillas la clara de un huevo con azúcar glass hasta que quede una masa homogénea. siempre es mejor que las galletas estén calientes. Así que podéis tener el glaseado o glasa preparado y hacerlo al mismo tiempo que las galletas navideñas salen del horno.

Seguro que os quedan geniales y recordad que los más pequeños de la casa pueden ayudarnos a hacerlas. Bon appétit!

16 noviembre 2017

1

Crema de castañas tradicional

Crema o puré de castañas casero

¿Te gustaría preparar una crema de castañas casera? Te propongo esta receta muy fácil para hacer una crema de castañas o puré de castañas. Es una receta muy otoñal y que os aseguro que os va a encantar. Si la probais tiene un sabor realmente delicioso y una textura realmente cremosa. Podeis comer la crema de  castañas o puré de castañas sola, untada sobre un bizcocho, como relleno, en tartas o flanes y también como acompañante de carnes, como si fuera un puré casero dulce y con sabor a castañas. Está indicada en carnes a la plancha o carnes de caza como las codornices. ¿Qué te parece esta crema de castañas y con qué la combinarías?

Crema o puré de castañas


Coste: bajo
Dificultad: muy baja

Crema o puré de castañas

Ingredientes:

- 250 gramos de castañas peladas
- 150 gramos de azúcar blanca
- 400 ml de leche
- Canela en polvo o rama


Preparación de la crema de castañas:


Si vamos a hacer la crema de castañas o puré de castañas con castañas enteras o con piel, debemos ponerlas con agua a hervir con antelación para poder pelarlas. Con unos cinco minutos valdría. Sacamos las castañas y pelamos. Si ya la tenemos las castañas peladas, como en mi caso, adelantamos ese paso.

Si ya están peladas, ponemos en una olla o cazuela mediana las castañas ya peladas, la leche, el azúcar y una cucharadita de canela en polvo. Si tenéis en rama, luego, antes de triturar, debemos quitar la rama de canela. Una vez están todos los ingredientes en la olla, ponemos a fuego bajo-medio y llevamos a ebullición.



Dejamos unos 25-30 minutos o hasta que las castañas están blandas y podemos partirlas fácilmente con un tenedor. Iremos probando y si es necesario añadimos algo más de leche. En caso de que se consuma demasiado. No debe quedar nunca sin leche. Cuidado con esto.

Una vez las castañas están blandas y podemos triturar perfectamente para hacer puré o crema, pasamos al vaso de la batidora y trituramos muy bien. Debemos dejarla lo más fina posible. Recordad que si habéis puesto canela en rama, tenéis que quitarla antes de triturar.

Vais a ver que al principio cuesta un poco de trabajo y lo más seguro es que sea demasiado densa, por lo que iremos añadiendo leche poco a poco hasta obtener una textura cremosa. Nunca líquida. Lo que queremos es crema de castañas o puré de castañas, no una salsa líquida.

Una vez tenemos la textura deseada, que por cierto tiene un olor increíble, y si la probáis el sabor es riquísimo, podéis pasarla a un tarro para hacer conservas (si queréis saber cómo esterilizar tarros para hacer conservas os dejo el enlace) o echar la crema de castañas en un recipiente para utilizar como acompañamiento, en postres, etc.. Bon appétit!

13 noviembre 2017

0

Torrijas con miel artesanas

Torrijas con miel tradicionales

¿Te apetece hacer torrijas con miel tradicionales? Si estabas buscando la receta de torrijas con miel caseras no tienes que seguir navegando. ¿Has visto la pintaza que tiene la foto de estas torrijas? Seguro que no podrías comer solo una. Las torrijas en un plato tradicional de Semana Santa pero que podemos comerlas durante todo el año. Es un postre familiar y que apetece mucho en épocas de frío cuando se reúne la familia. Es un postre o merienda muy fácil, que no tiene complicaciones y que es realmente rápido de preparar. Con el toque a miel que le vamos a dar por encima, lo que hacemos es dar mucho sabor y jugosidad. Si nunca las has probado así ya sabes, manos a la obra y no dejes a nadie indiferente con esta receta de torrijas con miel! ;)


Torrijas con miel

Torrijas con miel caseras


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (12 torrijas)

- 12 rebanadas de pan (mucho mejor pan del día anterior)
- 1/2 litro de leche
- 1 rama de canela
- 1 limón
- Azúcar (unas 6 cucharadas soperas por cada 1/2 litro de leche)
- 2 huevos para rebozar
- Aceite de oliva
- Canela en polvo
- Frutos del bosque (para decorar)

Preparación de las torrijas con miel:

Con un pelador o cuchillo pelamos la corteza al limón. Esto le dará un sabor realmente bueno a nuestras torrijas con miel. En un recipiente o una olla, echamos la leche, agregamos la canela y la piel del limón que teníamos reservada.

Agregamos el azúcar blanco y movemos lentamente a fuego medio hasta que hierva. Iremos moviendo lentamente durante unos minutos y dejamos que repose la leche durante unos minutos para que se asienten bien los sabores. Debemos esperar que la leche esté tibia.

Mientras reposa la leche se pone tibia, batimos los huevos en un recipiente aparte o un plato. Reservamos.

Bañamos las rebanadas de pan (un buen pan para hacer las torrijas es el pan del día anterior) en la leche y dejamos que esponjen bien. Actualmente también hay pan específico para hacer torrijas, pero esta receta es tradicional y prefiero el pan de toda la vida. Mientras esponja el pan para las torrijas con miel echamos abundante aceite en la sartén para que empiece a calentarse y freír las torrijas.

Cuando el pan está bien empapado (cuidado que estarán muy blanditas y se pueden partir), las vamos a ir pasando por el huevo batido y a continuación las freímos en aceite caliente.

No pongáis muchas torrijas a la vez para que el aceite no se enfríe. Una vez toman color, las pasamos a papel absorbente.

Para terminar echamos por encima abundante miel a temperatura ambiente. No os cortéis con la miel, que queden bien empapadas. Por encima para terminar, echamos un poco de canela y servimos las torrijas con alguna decoración como frutos del bosque, un poco de piel de limón... Bon appétit!

07 noviembre 2017

0

Tortilla de calabacín y champiñones

Tortilla de calabacín y champiñones

¿Quieres preparar una tortilla fácil de calabacín y champiñones? Las tortillas de verduras son una opción fantástica por su sencillez y por su sabor. En este caso, vamosa ver cómo preparar esta tortilla de calabacín y champiñones con un toque a cúrcuma que le va a otorgar color y un sabor realmente increíble. Si os gusta más otro tipo de especias, os animo a que probéis a echar las que más os gusten, así le daremos un toque personalizado a la tortilla y a nuestro gusto particular. No tenéis excusas porque en vuestro barrio siempre habrá una tienda donde comprar calabacines y champiñones frescos para tener esta receta como una buena opción para la cena. ¿Qué ingredientes agregarías a esta tortilla de calabacín y champiñones?

Tortilla de calabacín y champiñones


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 6 huevos frescos
- 1 calabacín negro grande
- 250 gramos de champiñones frescos
- Aceite de oliva
- Mantequilla
- Sal
- Pimienta molida
- Cúrcuma



Preparación de tortilla de calabacín y champiñones:


Limpiamos las verduras y troceamos al gusto. Yo no le he quitado toda la piel al calabacín ya que me gusta ver los trozos verdes, pero tampoco lo dejo con toda la piel. Los champiñones los enjuago en abundante agua y les corto un trozo del tallo, el resto lo aprovecho y troceo.

En la sartén ponemos un poco de aceite y salteamos las verduras. Reservamos cuando están tiernas en un recipiente o plato aparte.

Batir los huevos y añadir las verduras, salpimentar y agregar una pizca de cúrcuma. Reservamos. Aquí es donde podemos añadir las especias que más nos gusten. Si os gusta albahaca o tomillo por ejemplo, podéis añadirlo ahora.

En una sartén con un buen antiadherente, echamos un chorro de aceite de oliva y un poco de mantequilla, es para darle un toque de sabor, pero si no queréis, podéis omitirla. Ponemos el fuego a temperatura baja-media.

Echamos los huevos mezclados con las verduras a la sartén y espolvoreamos un poco de cúrcuma molida por encima. Tapamos y esperamos que se haga la tortilla pero sin darle la vuelta, como si fuera una pizza. Si tenemos que bajar la temperatura, ponemos el fuego al mínimos para no quemarla.

Una vez lista la tortilla de calabacín y champiñones servimos enseguida. Bon appétit!