22 noviembre 2017

Galletitas navideñas caseras

Cómo hacer galletas navideñas

¿Estás buscando cómo preparar galletas navideñas? Si quieres hacer estas galletas navideñas, te voy a enseñar cómo hacerlas con moldes para galletas y con ingredientes naturales. Las galletas de Navidad son realmente geniales para que los más pequeños de la casa, y lo no tan pequeños, disfruten de un postre casero, muy fácil de hacer y realmente típico de las fiestas navideñas. Son las galletas de mantequilla típicas de toda la vida a las que vamos a dar forma con moldes para galletas de navidad, que podéis encontrar en infinidad de establecimientos y que haremos, siempre que podamos, con la ayuda de los más pequeños de la casa. Si queréis hacer unas galletas con jengibre, no hay problema, simplemente añadid a la masa para las galletitas una cucharadita de jengibre molido y listo. Le dará un toque totalmente diferente. ¿No tenéis un detalle para llevar y os han invitado a cenar por Navidad? No os preocupéis, preparar estas galletas de mantequilla y las podéis llevar perfectamente como detalle o regalo navideño. Una vez tenemos las galletas, siempre podemos decorarlas con chocolate, o glaseado por encima como estas de la receta. ¿Se te da bien decorar galletas de navidad?

Galletas navideñas


Galletas navideñas caseras


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes:

- 250 g de mantequilla
- 250 g de azúcar blanco (o glass)
- 1 huevo fresco grande
- 400 gramos de harina normal
- Una pizca de sal
- Canela en polvo
- Jengibre molido (opcional)


Para el glaseado:

- 150 gramos de azúcar glasé o glass  (puedes ver cómo hacer la receta casera de azúcar glass)
- 1 clara de huevo fresco

Preparación de las galletas navideñas:


Echamos la mantequilla a punto de pomada, es decir, a temperatura ambiente, en un recipiente o un bol.  A Continuación, añadimos el azúcar y batimos muy bien hasta disolver completamente. Podéis utilizar también azúcar glass o glasé casero, así es más fácil esta operación. Añadimos canela en polvo al gusto.

Incorporamos la harina tamizada. Para ello podéis utilizar un tamiz o un colador. Batimos hasta integrar la harina. Quedará una masa algo espesa a la que debemos dar forma de bola y envolver en film transparente. Pondremos la masa en el frigorífico durante una hora.

Pasado ese tiempo es hora de dar forma a la masa y hacer las galletas. Para ello echamos un polco de harina en la encimera. Para ello espolvoreamos bien con la harina, ponemos encima la bola de masa sin el plástico y con la ayuda de un rodillo vamos a ir estirando. Debemos trabajar rápido para evitar que la masa tome demasiada temperatura. Estiramos hasta dejar la masa con el grosor de dos o tres milímetros. Las galletitas no deben ser excesivamente gruesas.

Una vez tenemos la masa estirada, procedemos a hacer las figuras para las galletas de navidad con los moldes que tengamos preparados. Os recomiendo que sean de formas y figuras diferentes y relacionadas con la Navidad, por eso son galletas navideñas, pero podéis improvisar y hacer otros muñecos navideños que os gusten. Esto es a elección de cada uno ;)

Ponemos el horno a calentar a 200 grados. Sobre la bandeja papel de horno extendemos papel para hornear. Así nuestras galletas no se pegaran a la bandeja y será más fácil quitarlas. Disponemos las galletas navideñas por encima de la bandeja de horno y cuando está caliente, metemos la bandeja durante seis a nueve minutos. Ojo! Esto es un poco lo más complicado, debemos de estar atentos de que no se quemen o tomen demasiado color. Tampoco vais a tener muchos problemas porque en estas épocas lo que apetece es estar calentitos, así que estaremos atentos al horno en todo momento.

Sacar las galletas navideñas una vez doradas

Una vez están listas, sacamos del horno las galletas y las ponemos encima de un paño de cocina. Volvemos a poner más galletas sobre la bandeja y hacemos otra hornada. Así hasta que gastemos la masa.

Cuando las tengamos todas, podemos derretir chocolate y echar por encima de las galletas o decorar con glaseado. Para ello mezclamos con unas barillas la clara de un huevo con azúcar glass hasta que quede una masa homogénea. siempre es mejor que las galletas estén calientes. Así que podéis tener el glaseado o glasa preparado y hacerlo al mismo tiempo que las galletas navideñas salen del horno.

Seguro que os quedan geniales y recordad que los más pequeños de la casa pueden ayudarnos a hacerlas. Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!