24 noviembre 2017

Parmigiana de berenjenas o berenjenas a la parmesana

Parmigiana de berenjenas o berenjenas a la parmesana casera

¿Buscas la receta de parmigiana de berenjenas (Parmigiana di melanzane)? La parmigiana de berenjenas o berenjenas a la parmesana es uno de los platos más famosos de la gastronomía italiana. Tiene todo el sabor de la cocina mediterránea y combina las berenjenas, con queso Parmesano y por supuesto, una sabrosa y fantástica salsa de tomate casero. Es similar a una lasaña donde vamos a sustituir las capas de pasta por capas de berenjenas. La preparación de la parmesana de berenjenas es realmente simple y podemos hacerla tanto para el almuerzo como para una cena con amigos. Un plato increíble con un sabor realmente bueno y que os va a sorprender cuando lo probéis. El nombre de la receta no proviene del queso Parmesano que vamos a utilizar y que le otorga ese fantástico sabor y aroma a este plato típico italiano, parece ser que proviene del siciliano para denominar al laminado o listones de las persianas. Sea cual sea el significado, las berenjenas a la parmesana están realmente deliciosas. ¿Te animas a preparar esta parmigiana de berenjenas casera?

Parmigiana de berenjenas o berenjenas a la parmesana


Dificultad: baja
Coste: bajo-medio

Ingredientes: (4-6 personas)

- 2 berenjenas grandes
- Salsa de tomate casera (preferiblemente)
- Queso Parmesano
- Queso mozzarella (opcional)
- Harina de trigo
- 2 huevos frescos
- Sal
- Pimienta molida
- Aceite para freír


Preparación de las berenjenas a la parmesana:


Lavamos las berenjenas y cortamos en láminas de medio centímetro aproximadamente a lo largo. Echamos sal por encima y las ponemos sobre un colador para que suelten el amargor. Las dejamos así una media hora. pasado ese tiempo, las ponemos bajo el agua, escurrimos bien y secamos con un paño o papel de cocina. Reservamos.

Yo tenía ya la salsa de tomate casera preparada del día anterior, pero si no es así, o preparáis la salsa antes de cortar las berenjenas o siempre podéis utilizar una salsa de tomate comprada que sea al estilo casero. Si queréis hacerla podéis ver cómo se hace la salsa de tomate casera en el enlace.

Una vez tenemos las berenjenas y la salsa de tomate para la parmigiana, pasamos por harina las rebanadas de berenjenas y luego por los huevos batidos. Las freímos en abundante aceite de oliva. Una vez fritas, las pasamos a papel absorbente para eliminar el exceso de aceite, salpimentamos y reservamos.

Podemos hacer la parmigiana de berenjenas individual o una más grande para cortar en porciones y servir. Yo las hice individuales en cazuelas, al estilo del provolone al horno, pero es cuestión de lo que más os guste. Yo os digo cómo se hace ya sea para un comensal o para servir porciones en una fuente más grande.

En la base de la cazuela ponemos abundante salsa de tomate, encima de la salsa ponemos un par de rodajas de berenjenas o hasta tapar la salsa. Encima de las berenjenas ponemos más salsa de tomate y sobre ella abundante queso parmesano y queso mozzarella, aunque este es opcional.

Volvemos a poner encima otra capa de berenjenas, tomate y queso. La operación la repetimos tres veces terminando la capa con queso.

Ponemos el horno y gratinamos la parmigiana o parmesana de berenjenas. Sacamos del horno y lista para comer. Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!