07 noviembre 2017

0

Tortilla de calabacín y champiñones

Tortilla de calabacín y champiñones

¿Quieres preparar una tortilla fácil de calabacín y champiñones? Las tortillas de verduras son una opción fantástica por su sencillez y por su sabor. En este caso, vamosa ver cómo preparar esta tortilla de calabacín y champiñones con un toque a cúrcuma que le va a otorgar color y un sabor realmente increíble. Si os gusta más otro tipo de especias, os animo a que probéis a echar las que más os gusten, así le daremos un toque personalizado a la tortilla y a nuestro gusto particular. No tenéis excusas porque en vuestro barrio siempre habrá una tienda donde comprar calabacines y champiñones frescos para tener esta receta como una buena opción para la cena. ¿Qué ingredientes agregarías a esta tortilla de calabacín y champiñones?

Tortilla de calabacín y champiñones


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 6 huevos frescos
- 1 calabacín negro grande
- 250 gramos de champiñones frescos
- Aceite de oliva
- Mantequilla
- Sal
- Pimienta molida
- Cúrcuma



Preparación de tortilla de calabacín y champiñones:


Limpiamos las verduras y troceamos al gusto. Yo no le he quitado toda la piel al calabacín ya que me gusta ver los trozos verdes, pero tampoco lo dejo con toda la piel. Los champiñones los enjuago en abundante agua y les corto un trozo del tallo, el resto lo aprovecho y troceo.

En la sartén ponemos un poco de aceite y salteamos las verduras. Reservamos cuando están tiernas en un recipiente o plato aparte.

Batir los huevos y añadir las verduras, salpimentar y agregar una pizca de cúrcuma. Reservamos. Aquí es donde podemos añadir las especias que más nos gusten. Si os gusta albahaca o tomillo por ejemplo, podéis añadirlo ahora.

En una sartén con un buen antiadherente, echamos un chorro de aceite de oliva y un poco de mantequilla, es para darle un toque de sabor, pero si no queréis, podéis omitirla. Ponemos el fuego a temperatura baja-media.

Echamos los huevos mezclados con las verduras a la sartén y espolvoreamos un poco de cúrcuma molida por encima. Tapamos y esperamos que se haga la tortilla pero sin darle la vuelta, como si fuera una pizza. Si tenemos que bajar la temperatura, ponemos el fuego al mínimos para no quemarla.

Una vez lista la tortilla de calabacín y champiñones servimos enseguida. Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!