05 enero 2018

Empanadillas de pimientos asados y melva

Empanadillas fritas de pimientos asados y melva

¿Habéis probado las empanadillas de pimientos asados y melva? Si nunca habías imaginado empanadillas de pimientos asados y melva, os voy a enseñar lo fáciles que son de preparar y lo ricas que están. Imaginaros el sabor combinado de los ingredientes principales en un solo bocado con un toque crujiente. Increíblemente buenas. En la preparación de estas empanadillas de pimientos asados y melva, la única dificultad que podremos poner es tener previamente los pimientos asados, pero eso no es un problema. Si no sabéis cómo preparar pimientos asados o pimientos al horno, podéis ver la receta de mi blog y os van a quedar de rechupete. Otra forma mucho más cómoda de hacer estas empanadillas fritas es comprar en un supermercado los pimientos ya asados y así evitamos el tener que hacerlos primero. Otra opción, por poner alguna más y facilitaros el trabajo es que, cuando preparéis pimientos asados, dejéis algunos trozos reservados para utilizarlos en la cocina de aprovechamiento, tal y como pueden ser como pueden ser estas empanadillas de pimientos asados. ¿Qué os parece la receta? ¿Te atreves a prepararla?

Empanadillas pimientos asados y melva


Empanadillas de pimientos asados y melva



Dificultad: baja
Coste: bajo-medio

Ingredientes:

- 1 paquete de obleas frescas para empanadillas
- 150 gramos de pimientos asados y aliñados
- 1 lata de melva en aceite vegetal


Preparación de las empanadillas de pimientos asados y melva:


Primero mezclaremos la melva con los pimientos asados. Si hemos comprado los pimientos en un supermercado o tienda de nuestro barrio y no lleva cebolla, picaremos una poco de cebolla y se la añadiremos. A continuación añadiremos un poco de sal, vinagre y aceite y haremos una ensalada de pimientos asados.

Si ya tenemos los pimientos porque los hemos preparado con antelación o habíamos reservado algunos para hacer la cocina de aprovechamiento, simplemente mezclaremos con la melva a la que previamente le habremos eliminado el aceite.

Con ayuda de un tenedor troceamos los pimientos un poco y la melva, para evitar que los trozos sean demasiado grandes y poder trabajar mejor con la masa de las obleas de empanadilla.

Ponemos la mezcla en un colador para eliminar el exceso de líquidos y reservamos unos minutos.

Relleno de las empanadillas

Desplegamos la masa de las empanadillas y rellenamos con pequeñas cantidades. Doblamos las empanadillas por la mitad y continuamos la operación con las que vayamos a necesitar. Reservamos.

Ponemos una sartén con abundante aceite de oliva y cuando está muy caliente, las freímos. cuando tienen un color tostado, sacamos y ponemos sobre papel de cocina para eliminar el exceso de aceite. Servimos las empanadillas fritas bien calientes. Bon appétit!

1 comentario:

  1. Woow me gusta como hay de creatividad a la hora de preparar algún plato, gracias por tan magnifica receta ;)

    ResponderEliminar

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!