12 febrero 2018

Orejas de carnaval

Orejas de carnaval, gastronomía gallega

¿Quieres saber como preparar unas orejas de carnaval? Las orejas de carnaval son un dulce típico de Galicia en carnaval y esta es la receta típica de la abuela. Al carnaval en Galicia se le llama 'Entroido' y por supuesto esto son las famosas 'Orellas de Entroido' gallegas. Son muy fáciles de hacer ya que se hacen fritas y se terminan espolvoreando con azúcar glass o mezclada con un poco de canela. Si vives en otra parte de España, es posible que no las conozcas por orejas de carnaval y más bien os suene el nombre de 'Hojuelas'. El truco para que les guste a toda la familia es que salgan bastante finas. Cuando las estéis friendo la masa de las orejas veréis como algunas se hinchan, a mi son las que más me gustan. Un dulce típico de la cocina tradicional gallega que poco a poco se va extendiendo en carnaval a todos los rincones de España. Si se te ha abierto el apetito ya sabes, no te pierdas cómo hace estas orejas de carnaval, paso a paso. Verás qué es receta muy fácil y rica.

Orejas de carnaval


Ingredientes:

- 275 gramos de harina de trigo
- 50 gramos de mantequilla
- 25 ml de anís
- Azúcar glass
- 1 huevo
- 1 limón
- Aceite de oliva virgen
- Sal


Orejas de carnaval


Preparación de las orejas de carnaval:

Batimos el huevo en un recipiente. Añadimos 100 ml de agua tibia y la mantequilla a punto de pomada. Ya sabéis, una mantequilla a temperatura ambiente blanda pero sin llegar a derretirse.

A continuación, añadimos el anís. También vale Chinchón. Agregamos 60 gramos de azúcar glass o glacé, un poco de sal y la ralladura de medio limón. Mezclamos todos los ingredientes con ayuda de las varillas. Si quieres hacer tu propio azúcar glass casero puedes pasarte para ver cómo se prepara. Yo siempre lo recomiendo ya que sale mucho más económico.

Mezclar la masa para las orejas de carnaval

Tapar y dejar reposar

Incorporamos la harina tamizada, poco a poco. Al mismo tiempo vamos mezclando. Cuando tenemos lista la masa, hacemos una bola y la tapamos con film transparente. Reservamos a temperatura ambiente. No hace falta meter en el frigorífico. Si osa queda demasiado blanda, añadiremos un poco más de harina y si queda demasiado seca, añadiremos un poco más de agua tibia.

Pasada una hora iremos tomando de la masa pequeñas porciones de masa. No muy grandes, un poco mayor al tamaño de una nuez moscada aproximadamente. Aplastamos las bolas con un rodillo y damos forma de orejas de cerdo. Aquí cada uno tendrá más destreza que otros. Si no os sale bien a la primera, intentad hacerlas de nuevo y que termine en punta. Si se os pega en la encimera la masa para las orejas de carnaval podéis poner un poquito de aceite o de harina.

Dar forma a las orejas

Freír las orejas de carnaval

Echamos abundante aceite en una sartén a fuego medio fuerte y vamos a ir friendo las orejas. No necesitan mucho tiempo, en el momento que toman un poco de color y flotan estarán listas.

Pasamos nuestras orejas de carnaval una vez fritas a papel absorbente. Así eliminamos el exceso de aceite. Las pasamos a un recipiente o una fuente y espolvoreamos con azúcar glass por encima o con azúcar y canela. Bon appétit!

1 comentario:

  1. No conocía este postre gallego. La verdad es que nunca había escuchado el nombre de orejas de carnaval, pero gracias por la receta y descubrir siempre cosas nuevas en tu blog. Felicidades por tu trabajo. Un beso muy fuerte desde Jaén.

    ResponderEliminar

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!