28 julio 2017

Morcilla de Burgos frita

Receta de morcilla de Burgos frita

Si aún no habéis probado la morcilla de Burgos frita al estilo tradicional, os voy a enseñar la receta para prepararla y que os chupéis los dedos. Vamos a conseguir un bocado crujiente por fuera y tierno por dentro con un sabor realmente deliciosos. Es una receta de lo más simple y requiere muy poco tiempo para su elaboración, así que, si tenéis la suerte de adquirir una morcilla tradicional de Burgos, esta es una de las mejores maneras y más conocidas de prepararla. La morcilla de Burgos frita se suele ir acompañada de puré de patatas, pimientos asados o del piquillo, incluso huevos fritos, así que dejaré esas sugerencias como acompañamiento. Os dejo también el enlace para que preparéis, ya que estamos inmersos en este producto tan característico, unas fantásticas croquetas de morcilla de Burgos, solo tenéis que pinchar en el enlace. ¿Qué os parece este aperitivo de morcilla de Burgos frita? ¿Tenéis alguna otra forma de preparar la morcilla de Burgos?

Morcilla de Burgos frita


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes:

- 1 morcilla de Burgos tradicional
- Harina de trigo
- Aceite para freír
- Puré de patatas casero para acompañar


Detalle morcilla de Burgos frita

Preparación de la morcilla de Burgos frita:


Cortamos la morcilla de Burgos a rodajas de unos dos centímetros de grosor con un cuchillo bien afilado. Si las hacemos más pequeñas se pueden partir y deshacer al freír. Quitamos el pellejo que reviste a las rodajas de morcilla.

Pasamos por harina las rodajas cortadas y reservamos. Tienen que quedar bien cubiertas de harina.

Enharinar bien las rodajas de morcilla de Burgos

Ponemos una cacerola al fuego con abundante aceite a fuego fuerte. Os digo una cacerola ya que tienen que cubrirse bien las rodajas de la morcilla de Burgos para que se frían por igual.

Cuando está el aceite bien caliente, eso es muy importante, freímos las rodajas un par de minutos hasta que toman color. Las pasamos inmediatamente a papel de cocina para eliminar el exceso de aceite de fritura. Hacemos la misma operación y freímos el resto de rodajas.

Cuando han eliminado el aceite sobrante ya están listas para comer. Podemos acompañarlas con puré de patatas casero, tiras de pimientos asados o con huevos fritos, como os dije con antelación. Bon appétit!

4 comentarios:

  1. Voy a hacer una moecilla que acabo de adquirir de la forma que explicas aquí. Seguri que sale riquísima. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que espero tus comentarios y que te guste cómo sale!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Perfectamente, pero no las dejes de caer de un tirón. Se podrían estropear las rodajas de morcilla al golpearse y abrirse. Metelas con una espumadera o algo suavemente. Controla que están listas y sacas cuando quieras.

      Eliminar

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Respeto los comentarios de Anónimos, pero se agradece la firma.

Se anularán los comentarios que:

1. No tengan algún tipo de relación con la temática.
2. Tenga insultos al autor de la nota o a otros comentaristas.
3. Sean de un troll o un hoygan.
4. Hagan spam.

El usuario podrá publicar comentarios en aquellos artículos que así lo permitan. Los datos personales introducidos en el formulario para insertar estos comentarios serán utilizados exclusivamente para moderar, publicarlos y responderlos.

Puedes ver cuando quieras la Política de privacidad.

loading...