13 agosto 2018

Salmón en hojaldre con bechamel

Salmón en hojaldre con bechamel

¿Te preguntas cómo se hace el salmón en hojaldre al horno? Te voy a enseñar esta receta de salmón envuelto en hojaldre con un interior de bechamel. Es realmente fácil de preparar y puedes hacerlo con filetes de salmón fresco o con rodajas de salmón, que si suelen llevar espinas y en donde vas a tener que entretenerte un poco más para dejarlo limpio una vez lo vayas a meter en el hojaldre. Puede parecer una receta para ocasiones especiales o Navidad, ya que es muy común el hojaldre relleno de salmón, que para todos los días. Os aseguro que una vez le pillas el truco, lo prepararás más a menudo de lo que te imaginas. He de reconoceros que para mí, este plato de salmón en hojaldre es uno de mis favoritos y siempre que puedo, lo preparo. Todos están encantados ya que el salmón sale muy jugoso y con un sabor realmente delicioso. Si quieres lucirte, no dudes en preparar esta receta. ¿Y tú con qué relleno prepararías el salmón con hojaldre al horno? Te leemos!

Salmón con hojaldre al horno

Salmón en hojaldre con bechamel al horno


Dificultad: baja-media
Coste: medio

Ingredientes: (4 personas)

- 4 filetes o rodajas de salmón fresco
- Salsa Bechamel (puedes ver cómo hacer una bechamel casera abajo en el enlace)
- 4 láminas de hojaldre fresco (que sea de calidad)
- 1-2 huevos (opcional)
-Sal
-Pimienta blanca


Preparación del salmón en hojaldre con bechamel:


Primero limpiaremos el salmón de espinas que puedan tener. Esto es muy importante ya que al metelo en el hojaldre lo más molesto que ay es encontrarse una espina. Si tenemos que tardar algo más de tiempo, eso que invertimos para que esté perfecto y sin ninguna sorpresa.

Prepararemos una bechamel, podéis ver la receta de cómo hacer una salsa bechamel casera en el enlace. También podéis comprar las bechamel que hay ya preparadas y listas para utilizar si queréis ahorrar tiempo. Yo prefiero que el plato sea 100% casero, pero eso es cuestión del tiempo que dispongamos.

Una vez tenemos la bechamel, ponemos el lomo op la rodaja de salmón sin piel y limpia encima de una de las láminas de hojaldre. Normalmente las venden en paquetes de dos. Así que nos valdrá dos paquetes y las dividimos por la mitad ya que suelen ser grandes. Salpimentar y echamos salsa bechamel hasta cubrir el salmón.

Colocar el salmón encima del hojaldre y echar bechamel


Ponemos la otra parte de la lámina encima de la bechamel y el salón y cerramos. Aquí es cuestión de cada uno o una y la destreza que tenga en la cocina. Podemos trenzar el hojaldre o dejarlo tal cual. Yo lo he trenzado. Podéis buscar cómo se trenza el hojaldre en internet ya que vienen muchos tutoriales.

Una vez tenemos el hojaldre cerrado con el salmón listo, lo metemos al horno previamente calentado a 180-200 grados centígrados. Podéis consultar las instrucciones del fabricante del hojaldre para aseguraros. Si queréis, podéis pintar con huevo batido el hojaldre por encima.

Una vez está listo el hojaldre, el salmón se habrá cocido por dentro en su propio jugo y el de la bechamel. Sacamos, dejamos unos minutos templar y listo para comer. Bon appétit!

05 agosto 2018

Croquetas de chicharrones

Croquetas de chicharrones de Chiclana

¿Alguna vez has probado unas croquetas de chicharrones de cerdo? Te enseño a preparar unas fantásticas croquetas de chicharrones de mi tierra para que te chupes los dedos. No podrás parar de comerlas una detrás de otra. Son irresistibles! Las croquetas son de chicharrones de Chiclana de la Frontera, en Cádiz. Si tienes la oportunidad de conseguir chicharrones artesanos o chicharrones especiales, que son normalmente al corte, no dudes un momento en preparar estas croquetas. Vas a sorprender a todos con el sabor tan extraordinario y el crujiente exterior que contrasta con la cremosidad de su interior a base de bechamel. Yo he utilizado chicharrones fritos de cerdo en trozos, si os gusta más al corte para que os sea luego más sencillo vais a conseguir el mismo sabor. ¿Eres amante a las croquetas? ¿Qué croquetas es la más rica e increíble que has probado? Ya sabes que puedes hacer tus comentarios y compartir tus experiencias. Te leemos!

Croquetas chicharrones


Croquetas caseras de chicharrones



Dificultad: baja-media
Coste: bajo

Ingredientes: (4-6 personas)

- 250 gramos de chicharrones de Chiclana
- Una cebolla mediana
- 1 diente de ajo
- Harina de trigo
- Pan rallado o panko casero, el pan rallado japonés, para empanar
- 1 litro de leche entera (utilizaremos la leche que admita)
- Sal
- Aceite de oliva virgen extra
- Mantequilla


Recetas de croquetas caseras de chicharrones


Preparación de las croquetas de chicharrones de Chiclana:


Picamos con ayuda de un robot o una picadora los chicharrones junto con el diente de ajo pelado y la cebolla mediana, que habremos partido a trozos para facilitar el trabajo de la máquina. Podemos hacerlo a mano perfectamente si no queréis utilizar picadora.

Si lo hacemos a mano, lo picamos todo muy fino, tanto los chicharrones, como el ajo y la cebolla. Reservamos.

Echamos en una sartén o una olla, lo que más nos guste para hacer las croquetas, tres cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra y un par de cucharadas soperas de mantequilla.  Ponemos a fuego medio y cuando tenga temperatura añadimos la cebolla picada. Dejamos que poche unos cinco o diez minutos, mientras movemos para que no se queme y a continuación, añadimos el ajo picado y los chicharrones. Ponemos a fuego bajo y dejamos cinco minutos para refreírlos bien.

Picar y pochar para las croquetas de chicharrones

A continuación añadimos cinco cucharadas soperas de harina que pasaremos por un tamiz o por un colador para evitar grumos. Mezclamos con el relleno y dejamos un par de minutos para que se tueste la harina. Mezclamos bien.

Añadimos un poco de leche a la sartén o la olla, un chorro es suficiente y ahora tenemos que ir integrando todo para hacer la la bechamel. Iremos mezclando con la ayuda de una lengua de cocina o un utensilio de madera para no rallar el cacharro. Cuando haya absorbido el líquido iremos añadiendo poco a poco hasta formar la pasta homogénea. Es algo pesado pero muy fácil, es solo echar leche y mezclar hasta que lo absorba y repetir la operación hasta conseguir que la masa sea más fácil de manejar y cremosa.

Preparar la bechamel para croquetas d chicharrones

No tiene que quedar líquida, añadiremos lo que nos pida pero debe ser algo espesa. Y siempre a fuego bajo o medio. Cuando hemos conseguido la bechamel y la masa de las croquetas está lista podemos salpimentar al gusto. Rectificaremos de sal si e s necesario. Dejamos que hierva unos cinco minutos o hasta conseguir un textura consistente si nos hemos pasado de líquido. Apartamos y echamos la masa en un recipiente.

Una vez está la masa a temperatura ambiente la tapamos y metemos en el frigorífico durante dos o tres horas para que tome cuerpo.

Pasado ese tiempo, sacamos la masa de nuestras croquetas de chicharrones, batimos huevo y hacemos las croquetas con las manos bien limpias. Las pasamos por huevo y luego por pan rallado o panko japonés casero, puedes ver la receta en el enlace si quieres. Freímos y listas para disfrutar. Bon appétit!

25 julio 2018

Pollo al horno estilo campero

Pollo al horno estilo campero

¿Te gustaría preparar un pollo al horno o pollo asado al estilo tradicional de campo? Si te gusta el sabor del pollo asado te va a encantar esta receta de pollo al horno estilo tradicional campero. Podemos hacerlo con un pollo de corral y conseguiremos un sabor mucho más intenso aunque la carne tiende a estar siempre algo más dura. Las gallinas de corral o pollos de campo están en libertad y se mueven mucho más que las gallinas ponedoras que luego se sacrifican para la venta. Eso y la alimentación les otorgan una diferencia sustancial que hacen que el pollo de corral sea de mucha más calidad y por supuesto, algo más caro. Una vez tengamos el pollo debemos decirle al carnicero que nos lo trocee o lo trocearemos nosotros mismos y solo debemos seguir las instrucciones de la receta para que os quede un pollo al horno fabuloso, que es muy fácil de preparar y con todo el sabor tradicional al estilo campero.

Pollo al horno estilo campero


Dificultad: muy baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 1 pollo de corral de unos 2,5 kilos (preferiblemente)
- 2 cebollas
- 4-6 patatas nuevas
- 2-3 tomates
- 1 limón
- Manteca blanca
- Pimienta negra molida
- Orégano
- Tomillo
- Vino fino o blanco
- Sal gruesa


Detalle pollo al horno estilo campero

Preparación del pollo al estilo campero:

Echamos tres o cuatro cucharadas de aceite de oliva en la bandeja del horno. Debemos extender el aceite para que no se pegue luego nada. Colocamos encima las verduras troceadas o laminadas al gusto. No las pongáis muy finas, más bien gruesas y a trozos bastos y desiguales. Si cortamos muy finas se deshacen. Vamos a hacer un pollo al estilo campero y aquí las tonterías y floripondios, los mínimos. Nos interesa el sabor y la jugosidad del pollo.

Ponemos el horno con grill a calentar a unos 180 grados centígrados y mientras prepararemos nuestro pollo al estilo campero.

Parto de la base que el pollo está troceado, pero podemos hacerlo con muslos, contramuslos o lo que queramos y más nos guste de las partes del pollo. No tiene por qué ser un pollo entero. Si no le hemos dicho al carnicero o hemos comprado el pollo entero, trocear al gusto y untar en manteca los trozos de pollo.

Ponemos los trozos encima de las verduras repartiendo uniformemente.

Echamos por encima del pollo las especias de tomillo, pimienta, orégano y sal al gusto.

¿Te gustaría ver cómo hacer otro tipo de preparaciones con pollo como las alitas de pollo fritas súper crujientes o preparar un delicioso pollo masala muy fácil de preparar?

Rociamos generosamente con vino fino de Jerez y un vaso y medio de agua. Cuando el horno ha alcanzado la temperatura, metemos la bandeja y dejamos el pollo unos 50-60 minutos. Ponemos la bandeja un nivel más bajo que la mitad del horno. A los 30 minutos, bañaremos la carne con el caldo y con cuidado de no quemarnos. Pasado ese tiempo, damos la vuelta a los trozos de carne y si queda poco caldo, añadimos un vaso más de agua.

Dejamos que se haga la carne por la otra parte durante unos 45-60 minutos de nuevo. Si es un pollo entero, quizás necesitamos más tiempo por ambas partes. En estos tiempos, debemos estar pendientes de vez en cuando, por si necesitan que se les riegue con caldo por encima y que no se quemen.

Una vez el pollo tiene un color dorado, sacamos del horno y listo para presentar con las verduras y un poco de caldo por encima. Sencillo y riquísimo. Bon appétit!

16 julio 2018

Huevos escoceses especiales

Huevos escoceses especiales

¿Conoces los huevos escoceses especiales? Seguro que los huevos a la escocesa o escoceses te suenan, pero te voy a enseñar a preparar unos huevos escoceses especiales realmente increíbles para sorprender a todos tus invitados. ¿Por qué les llamamos huevos escoceses especiales? Muy sencillo, son como los huevos a la escocesa tradicionales pero esta vez vamos a rellenar el interior del huevo cocido con jamón, queso y un poco de nata. ¿Te los estás imaginando ya? Una receta fácil y más rápida de lo que parece con la que vas a triunfar. Vamos a acompañar los huevos escoceses especiales con una salsa o crema de champiñones  o de setas caseras que va a ser la delicia de más de uno y una, pero si quieres, podemos siempre presentarlos con una ensalada o unas patatas fritas crujientes y perfectas. Sea como sea que los presentes, te aseguro que van a estar de rechupete. Ya sabes que puedes dejar tus comentarios y decirme qué te parece la receta o si sueles hacer alguna variante en tu casa con tu toque personal. Te leemos! ;)

Huevos escoceses especiales

Huevos a la escocesa especiales


Dificultad: baja-media
Coste: bajo

Ingredientes: (4-6 personas)

- 6-8 huevos frescos medianos
- 500 gramos de carne picada mixta o de salchicha fresca
- 1 cebolleta o cebolla
- 100 gramos de jamón serrano
- 100 gramos de queso parmesano o similar
- Perejil fresco
- 1 bote de nata para cocinar pequeño
- Pimienta negra molida
- Harina
- Sal
- Pan rallado casero
- Aceite para freír


Preparación de los huevos a la escocesa especiales:


Cocemos seis os siete huevos reservando alguno para empanar posteriormente. La receta es muy similar, como he comentado antes, a los huevos escoceses originales de toda la vida. Puedes ver cómo se preparan pinchando en el enlace a la receta.

Carne mezclada para los huevos escoceses

Relleno huevos escoceses especiales


¿Donde radica la diferencia con los huevos escoceses tradicionales? Muy sencillo, vamos a cortar por la mitad los huevos cocidos, quitar las yemas y añadimos las yemas a la mezcla de carne mixta de cerdo y ternera o de salchicha fresca, a la que añadimos, la cebolleta picada finamente, sal, tomillo, pimienta molida y perejil picado fresco. Tapamos y dejamos reposar en el frigorífico media hora para que adquiera textura y sabor.


El sabor original de los huevos escoceses es a base de carne fresca de salchicha. Si podemos comprar salchichas frescas os quedarán con un sabor increíble.


Ahora vamos a convertirlos en especiales. Rellenamos una mitad de los huevos con queso rallado, preferiblemente parmesano o uno que tenga un sabor intenso y la otra mitad con jamón serrano picado. Echamos un poco de nata encima de cada mitad y cerramos los huevos. Cada uno con su mitad para que cierren perfectamente y reservamos.

Preparar el huevo

Envolver los huevos a la escocesa especiales

Sacamos la carne del frigorífico y ponemos un poco de carne en la tabla, aplastamos y colocamos el huevo encima. Cogemos el conjunto con la mano y envolvemos el huevo. No tiene que tener mucho grosor la carne, con una pared de algo menos de un centímetro es suficiente.

La carne debe quedar bien fijada al huevo y cubrirlo por completo. Apretad un poco si hace falta.

Pasamos los huevos por harina, huevo batido y pan rallado casero. A mi me gusta más porque es algo más grueso. Freímos en abundante aceite a temperatura media- alta. No os paseis con la fritura.

Sacamos nuestros huevos a la escocesa especiales y los ponemos sobre papel de cocina para eliminar el exceso de aceite. Presentamos junto a una salsa o crema de champiñones casera. Si queréis, podemos poner encurtidos o una ensalada. Como más os guste. Bon appétit!

08 julio 2018

Jengibre encurtido casero

Jengibre encurtido (Gari)

Hoy os enseño a preparar Gari o jengibre encurtido casero. El jengibre encurtido o gari en japonés es prácticamente imprescindible en muchos platos orientales, tales como el sushi o el sashimi y se está utilizando cada vez más y con más frecuencia en muchísimos platos occidentales para dar un aroma y toque oriental y diferente. Si os gustaría tener vuestro propio jengibre encurtido casero, solo tenéis que seguir esta receta porque es muy fácil de preparar y podemos tenerlo guardado en el frigorífico para cuando lo necesitemos. Quizás veáis algún jengibre encurtido con un color rosado, eso es normal si el jengibre es muy joven, pero tampoco pasa nada si no cambia de color, el sabor es el mismo. El jengibre encurtido también vale para acompañar ensaladas, aunque solo en pequeñas proporciones ya que tiene un sabor bastante intenso y algo picante. Si te gusta y quieres experimentar, utiliza el jengibre encurtido o Gari en platos de carne para dar un toque diferente. Verás cómo te va a encantar!


Jengibre encurtido casero (Gari)


Dificultad: muy baja
Coste: bajo

Ingredientes:

- 350 gramos de raíces de jengibre fresco
- 1 vaso y medio de vinagre
- 1 vaso y medio de agua
- Un poco de sal
- 200 gramos de azúcar blanca


Preparación del jengibre encurtido casero:


Pelamos las raíces de jengibre con ayuda de un pelador de patatas o con la punta de una cucharilla. Aunque al principio no lo creáis, es muy fácil pelar las raíces con la cuchara. Una vez vamos pelando las raices, las pasamos a un bol o recipiente con agua fría. Reservamos.

Pelar las raíces del jengibre para encurtir


Si tenemos una mandolina nos facilitará mucho este paso, ya que debemos laminar el jengibre para poder hacer el jengibre encurtido. Si no tenemos tendremos que hacerlo a mano, con cuidado e intentando laminar con el cuchillo lo más fino posible. Una vez que vamos laminando el jengibre lo volvemos a pasar al recipiente con agua fría y dejamos reposar unos 15 a 30 minutos.

Laminar el jengibre para el encurtido

Para hacer el liquido para el encurtido mezclamos el vinagre, el agua y el azúcar en una cacerola o una olla pequeña a fuego medio, lo llevamos a ebullición e iremos moviendo con una cucharilla o pala de madera a ser posible hasta que se disuelva el azúcar. Los utensilios de madera son simplemente para que no dañen las ollas o las cacerolas.

Ahora tenemos dos opciones, o ponemos en un tarro el jengibre laminado y añadimos el agua directamente al tarro. O la segunda opción con la que conseguimos ablandar un poco el jengibre que es añadir las raíces laminadas al agua en ebullición y dejarlo durante diez o quince minutos con una tapa puesta.

Si añadimos el agua al bote de cristal esta debe llegar uno o dos centímetros por encima del jengibre. Debe de quedar bien cubierto para el encurtido. El tarro debe estar bien limpio, aunque no es necesario que esté esterilizado, pero si quieres saber cómo se esterilizan tarros de cristal puedes pasarte y ver el artículo.

Si optas por hervir las raíces del jengibre una vez están blandas, aunque un poco aldentes, como dirían los italianos, apartamos, dejamos templar y lo vertimas a un bote de cristal. Como en el caso anterior deben de estar bien cubiertas con el líquido para el encurtido. Dejamos enfriar en ambos casos y cerramos. Podemos conservar el jengibre en el frigorífico mucho tiempo y luego utilizarlo en comidas o combinado con el sushi casero. Bon appétit!

30 junio 2018

Hummus de remolacha

Hummus de remolacha

¿Te gusta el hummus de garbanzos? Hoy te enseño a a preparar este hummus de remolacha fácil y realmente bueno. Si el hummus de garbanzos tradicional te gusta, este hummus de remolacha te va a encantar. Te aseguro que cuando lo pruebes vas a prepararlo muchas más veces. Puedes comerlo con colines o como en esta ocasión que prepararemos unas tiras de zanahorias (en juliana) acompañando al hummus de remolacha a modo de snacks. Si te gusta la cocina vegana o vegetariana, este plato fresquito y a modo de crema va a ser perfecto para incluirlo en tu menú diario. La remolacha le otorga color y un sabor suave y característico por lo que da un toque diferente y realmente apetecible. Si buscas una alternativa al hummus tradicional y muy saludable, prueba a hacer este hummus de remolacha. Deja tus comentarios que te leo!


Hummus remolacha casero

Hummus de remolacha


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4-6 personas)

- 250 gramos de garbanzos en remojo
- 1 paquete de remolacha cocida
- 50 gramos de sésamo tostado o un bote pequeño de salsa tahini
- Comino molido
- 1 limón
- 1 diente de ajo
- Aceite de oliva virgen
- Sal


Preparación:

La noche anterior a preparar el hummus de remolacha pondremos los garbanzos en remojo. Una solución fácil y económica es comprar los garbanzos ya cocidos de bote. Los hay de muy buena calidad y para el hummus de remolacha nos vienen perfectos ya que va todo triturado. Si optáis por hacer el hummus con garbanzos en remojo, al día siguiente los coceremos en la olla express hasta que estén blandos. Reservamos. Si quieres probar a preparar el hummus de garbanzos tradicional, te dejo el enlace con la receta.

Si hemos comprado el bote de garbanzos, no olvides enjuagarlos bien con agua hasta que dejen de soltar esa espumita blanca. Una vez limpios estarán listos.

Una vez tenemos los garbanzos, los echamos en la picadora o en el baso de la batidora o en el recipiente donde vamos a triturarlo todo.

Añadimos una remolacha a la que habremos limpiado de posibles impurezas o partes algo más duras, dos cucharadas de tahini, que no es más que pasta de sésamo tostado, un diente de ajo, un poco de zumo de limón, una pizca de sal y comino molido y un buen chorro de aceite de oliva. Luego rectificaremos de sal y limón según nuestros gustos. Yo aconsejo ir probando siempre y buscar el punto que más nos guste a cada uno.

Si no teneis pasta tahini de sésamo, podemos añadir el sésamo tostado y bien triturado mezclado con un poco de aceite de oliva.

Trituramos con la batidora hasta conseguir una pasta homogénea. Si queda muy pastosa, añadiremos un poco más de remolacha y aceite de oliva. Una vez tenemos la textura deseada, rectificar de sal y listo para servir nuestro hummus de remolacha acompañado de unos bastones de zanahoria cruda. Bon appétit!

23 junio 2018

Hamburguesa completa casera

Hamburguesa completa casera

¿Quieres preparar una fantástica hamburguesa completa casera? Te enseño a hacer en casa esta hamburguesa completa con huevo, doble de queso, bacon, mayonesa y pepinillos. ¿Quien dijo que la comida rápida de calidad estaba reñida con lo bueno? ¿No le pegarías un bocado a esta hamburguesa ahora mismo? Va a ver lo fácil que es hacer una auténtica y riquísima hamburguesa de carne picada mixta, ya que en este caso he utilizado carne de cerdo y de vaca a partes iguales, y que tendrás lista en menos de lo que parece. Déjate de hamburguesas que después de verlas en la foto no tienen nada que ver con la que te te venden y aprovecha para hacer tus propias hamburguesas caseras. La foto no tiene trucos, es la hamburguesa completa tal cual, ni más ni menos. ¿Y tú cómo haces tus hamburguesas en casa? Ya sabes que espero tus comentarios y que me sigas por las redes sociales! ;)


Hamburguesa completa casera


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 250 gramos de carne picada de cerdo
- 350 gramos de carne picada de ternera
- 1 huevo
- 1 cebolla
- 1 diente de ajo
- Perejil fresco
- Sal
- Pimienta negra molida
- 1 paquete de pan para hamburguesas (4 unidades)

Para poner sobre la hamburguesa: (por persona)

- 1 huevo
- Un poco de lechuga
- Cebolla al gusto
- 1-2 tomates
 -1 lechuga
- 2 lonchas de queso al gusto
- 1-2 rodajas de bacon ahumado
- Mayonesa al gusto
- Ketchup
- Pepinillos en vinagre


Hamburguesa completa


Preparación de la hamburguesa completa:


Como vais a ver es realmente simple preparar una hamburguesa casera. Ponemos las dos variedades de carne picada en un recipiente. Picamos el diente de ajo, media cebolla (la cebolla con un tamaño mediano, no muy grande), añadimos perejil picado. Por supuesto fresco. Un huevo, sal y pimienta. Mezclamos bien hasta que quede todo homogéneo. Dejamos una media hora en el frigorífico, tapado con un plástico transparente. Así tomará bien los sabores.

Los ingredientes que les vamos a poner encima a la hamburguesa casera son totalmente opcionales. Si os gusta más una cosa o menos, las agregáis o quitaremos según nuestros gustos. Laminamos la cebolla y cortamos el tomates en rodajas. Partimos a lo largo los pepinillos en vinagre. Cortamos y limpiamos los trozos de lechuga. Reservamos en un plato aparte.

Sacamos de la nevera la carne y ponemos la sartén o la plancha. Hacemos bolas del tamaño que más nos guste y ponemos las bolas en la plancha. Aplastamos y damos la forma de las hamburguesas. Dejamos que se hagan hasta que tomen color y estén tostadas por fuera y hechas por dentro. Aquí es el gusto de cada uno. ¿Eres más de cocina vegana? No te preocupes, mira qué hamburguesa vegana de soja texturizada puedes hacer también

Ponemos en la parte inferior del pan para hamburguesa mayonesa y kétchup al gusto y encima lechuga, tomate y cebolla. Colocamos la carne encima, y sobre ella dos láminas o sabanitas de queso. El que más os guste.

Ponemos en la sartén los huevos a la plancha y cuando están a nuestro gusto, los ponemos encima del queso de la hamburguesa, sobre el queso, pasamos por la plancha o la sartén el bacon ahumado y lo pasamos encima de la hamburguesa. la terminamos con los pepinillos, un poco de lechuga y mayonesa al gusto. Cerramos con la otra parte del pan y listo. Si queremos nuestra hamburguesa casera más caliente, podemos ponerla en la plancha pero cuidando de que no se caiga todo. Cuestión de gusto. Las acompañamos con unas patatas chips y listo. Bon appétit!

15 junio 2018

Peras al vino

Peras al vino

¿Quieres la receta de peras al vino? Te invito a que leas cómo preparar, de la forma más fácil que puedes imaginar, unas riquísimas peras al vino tinto. Te va a encantar este postre por la poca dificultad y lo buenísimas que van a estar. Tienes que imaginar el sabor suave del vino, junto con un agradable toque a naranja, cítricos y canela. Un postre que no se suele preparar y que debemos rescatar para que no se pierda. ¿Cuanto tiempo hace que no preparas postres como estas peras al vino o unas fantásticas manzanas al horno? A veces las preparaciones más simples nos regalan unos postres fantásticos como estas peras al vino. ¿Tienes un postre sencillo y fácil con frutas que sea el favorito de toda la familia? Anímate y deja tus comentarios!

Receta de peras al vino tinto


Peras al vino


Dificultad: muy fácil
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 4-8 peras tipo conferencia (1-2 por persona)
- 1 litro de vino tinto de buena calidad
- 12 cucharadas soperas de azúcar blanco
- 2 clavos de olor
- 1 limón
- 1 naranja
- 1 rama de canela


Peras al vino tinto

Preparación de las peras al vino:


Las peras que debemos utilizar deben estar maduras pero duras al tocarlas. Si utilizamos peras demasiado blandas, se pueden deshacer en la cocción.

Pelamos las peras pero teniendo cuidado de no cortarles el rabo de la parte superior. Reservamos. Podemos poner una o dos peras por persona, al gusto de cada uno. Para este tipo de elaboración es mejor utilizar peras conferencia, pero valen todas.

En una olla donde vayan a poder entrar todas las peras, vertemos el vino. Deben quedar cubiertas en la manera de lo posible. Si no es así, podemos darles la vuelta con cuidado cuando estén hirviendo para hacerlas por todas partes por igual. El vino no hace falta que sea un reserva, pero tampoco pongáis el mas malo que podáis comprar. Una cosa intermedia porque hoy día hay vinos muy económicos y con mucha calidad.

Añadimos doce cucharadas soperas de azúcar, la piel de una naranja, de un limón, los clavos de olor y la canela.

Ponemos a fuego medio, mezclamos para disolver el azúcar mientras se calienta y añadimos las peras peladas. Tapamos y dejamos que hierva durante treinta minutos a fuego bajo.

Apartamos y dejamos enfriar. Sacamos del vino las cáscaras de limón y de la naranja y metemos el recipiente o la olla en el frigorífico junto con las peras. Una vez están bien frías, estarán listas para servir junto a un poco del vino y acompañadas de un fantástico helado casero. Bon appétit!

08 junio 2018

Fideuá de mariscos o marinera

Receta de Fideuá de mariscos o marinera

¿Quieres preparar una fantástica fideuá de mariscos? Hoy te propongo esta fideuá de mariscos o fideuá marinera fácil para que la prepares y que te salga riquísima. La fideuá es un plato donde principalmente mantenemos los mismos ingredientes que en una paella marinera pero sustituyendo el arroz por fideos. Eso de que no valen todos los fideos es falso. Aunque es verdad que actualmente venden los fideos para fideuá, valen absolutamente todos los tipos de fideos. Yo he utilizado fideos para fideuá, pero en la próxima, os dejaré la foto con fideos de toda la vida, al estilo de las fideuá de Gandía en Valencia. ¿Conoces los platos típicos de domingo? Pues este es uno de ellos y encima de los más típicos de nuestra gastronomía. La fideuá podemos hacerla de lo que más nos guste, no tiene que ser solo de mariscos. Puede ser una fideuá de pollo o pescado, de calamar o de carne. Todas las opciones son válidas. Animaros y venga, que el domingo se acerca y una fideuá de marisco está riquísima!


Fideuá de mariscos o marinera


Dificultad: baja-media
Coste: medio

Ingredientes: (4 personas)

- 1 cebolla
- 2 pimientos verdes
- 1 zanahoria
- 50 gramo de guisantes
- 4 dientes de ajo
- 2 tomates
- 350 gramos de fideos para fideuá o fideos normales del número 3
- 400 gramos de gambas, langostinos, chocos, mejillones, etc...
- Azafrán o colorante alimentario en su defecto
- 1 litro de caldo de pescado o fumet de pescado
- Sal
- Pimienta molida negra
- Pimentón dulce
- Aceite de oliva virgen
- 1 limón


Preparación de la fideuá marinera:


Pelar y picar las verduras al gusto. Es preferible que no tengan un tamaño muy grande. Reservamos todas las verduras.

Si no tenemos fumet podemos hacerlo con los restos de pescado que tengamos, caldo de pescado que hayamos comprado o como otra posibilidad, utilizar una pastilla de caldo de pescado disuelta en un litro de agua caliente.

En una paellera o una sartén grande, echamos cuatro o cinco cucharadas de aceite de oliva virgen. Ponemos a fuego medio y hacemos un refrito con los ajos, las verduras y por último el tomate. Cuando está el refrito listo, añadimos el marisco pero reservando algunas gambas o gambones para adornar. Mezclamos y salpimentamos. Dejamos unos minutos y agregamos el azafrán y media cucharadita de pimentón dulce. Esto último es opcional.

Agregamos los fideos para fideuá o los del número 3 y mezclamos. Añadimos el caldo y dejamos durante unos diez minutos o hasta que los fideos están listos y el caldo se ha evaporado. Si es demasiado caldo un litro, añadiremos menos según los fideos que hayamos añadido.

Un truco para no pasarnos ni que nos falte caldo es añadir la misma medida ded fideos y de caldo y luego, poco a poco ir añadiendo caldo caliente con el cazo hasta que la fideuá está en su punto.

Unos minutos antes de que los fideos están listos ponemos las gambas o los gambones que teníamos reservados por encima junto con alguna rodaja de limón. Tapar con una tapadera o papel de aluminio y dejar reposar unos minutos  la fideuá  antes de servir. Bon appétit!

30 mayo 2018

Pizza de bimi

Pizza de bimi casera

¿Qué os parece hacer una fantástica y muy fácil pizza de bimi? Si aún no conoces uno de los nuevos superalimentos, como se conocer al bimi, es hora de que vayas a tu supermercado más cercano y compres un paquete para probarlo. Hoy os propongo hacer una pizza casera con bimi donde podéis utilizar masa de pizza casera o para hacerlo más fácil aún, alguna masa de pizza fresca. Yo el bimi ya lo he cocinado anteriormente preparando una fantástica quiche de bimi con bacon que si os gusta, podéis ver la receta en el blog. Ya sabéis que el bimi es un híbrido natural entre el brócoli y una col oriental llamada Kai-lan. No os voy a hablar nada sobre el bimi ya que hay mucha información y tampoco veo necesario entrar en detalles. Seguro que si os interesa buscaréis las propiedades y beneficios del bimi en internet. Si queréis aprender a hacer la masa de pizza casera abajo os voya dejar el enlace para que veais lo fácil que es. Os va a encantar!

Pizza de bimi


Dificultad: muy baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 1 base de pizza fresca
- 1 paquete de bimi
- 1 tomate maduro mediano
- 1 paquete de tomate frito
- 1 calabacín
- Queso mozzarella o parmesano
- Aceite de oliva
- Sal
- Pimienta molida


Preparación de la pizza de bimi:


Para preparar la pizza de bimi lo primero que tenemos que tener es la base de pizza. Si queréis hacer una masa de pizza casera os dejo el enlace para que podáis probarla y veais lo rica y esponjosa que sale. Si no os queréis entretener, podéis comprar la base de pizza fresca y así ese paso lo tenéis solucionado.

Limpiamos las verduras, incluído los tallos de bimi y los cortamos. Dejamos algunos ramilletes del bimi para decorar por encima.

Echamos un poco de salsa de tomate frito por encima de la base de pizza, y distribuimos por encima las verduras. El tomate lo ponemos en rodajas finas y un trozo de calabacín picado. Echamos un poco de queso y salpimentamos. Rociamos con un poco de aceite de oliva y metemos la pizza en el horno previamente calentado a 180 grados.

Al cabo de unos 15 minutos, abrimos y vemos si está la masa lista y la pizza de bibi dorada sin quemarse. Sacamos y cortamos en porciones al gusto. Bon appétit!

21 mayo 2018

Croquetas de compango asturiano

Croquetas de compango asturiano

¿Eres un amante de la fabada asturiana? ¿Te gusta hacer croquetas caseras? Hoy te enseño a preparar croquetas de compango asturiano. El compango es el conjunto de carnes que se ponen en unas fabes asturianas. Si sobra chorizo, morcilla y un poco de lacón y panceta, podemos preparar estas riquísimas croquetas de compango con las sobras de la fabada del día anterior. No digo que tengáis que hacer las croquetas con las sobras, siempre podéis poner más carne o compango asturiano al hacer unas fabes tradicionales y utilizarlo para hacer luego las croquetas. El sabor es como si nos comemos una cucharada de fabada pero mucho más intenso. Desde luego a los amantes del potaje y los platos de cuchara se lo van a pasar de lujo cuando prueben esta receta. Debéis seguir los pasos bien, ya que estas croquetas de compango tienden a abrirse si no las sellamos correctamente. Yo les he añadido un poco de las fabes trituradas junto con el caldo, así le otorgo mucho más sabor, pero me arriesgaba también a que se pudieran abrir. Con un buen sellado y sin que nos pasemos de fritura, conseguiréis tener unas croquetas de compango como en la foto. Veréis qué ricas!

Croquetas de compango asturiano


Dificultad: media
Coste: bajo

Ingredientes:

- Las sobras de la carne de unas fabes asturianas
- Harina
- Leche
- Nuez moscada
- 2-3 huevos
- Pan rallado
- Aceite para freír


Croquetas compango asturiano

Preparación de las croquetas de compango:


Lo primero que haremos para preparar nuestras croquetas es coger un par de cucharadas o tres de las fabes y un poco de la salsa y majarlas o triturarlas. Esto le va a otorgar un sabor increíble. Yo las puse en un mortero y con cuidado las hice puré. Una vez lo tenemos picamos las carnes o el compango, como se les llama. Reservamos.

Majar las fabes

Picar el compango para las croquetas

Hacemos una bechamel espesa para croquetas. Podéis pasaros y ver la receta para hacer bechamel. Ya sabéis que se hace con mantequilla, tostando la harina un poco para que no sepa a cruda y añadiendo leche hasta que espesa y se forma la bechamel. Un poquito de nuez moscada, sal, y lista para añadir lo que queramos. En este caso añadimos a la bechamel el compango y el majado de las fabes. Mezclamos y dejamos que vay espesando la bechamel a fuego medio.

Añadir el compango a la bechamel

No podemos dejar la bechamel mucho tiempo sin mover ya que se puede asentar y pegarse al fondo. Cuando vemos que la masa de croquetas está espesa y siempre teniendo en cuenta que al enfriarse, espesa y cuaja, apartamos y pasamos a un recipiente. Yo suelo utilizar un tupper. Dejamos que se enfríe y luego pasamos la masa al frigorífico. La dejaremos al menos dos horas para que esté bien fría.

Pasado ese tiempo, batimos los huevos y con ayuda de una cucharilla vamos tomando las porciones para hacer las croquetas. Las pasamos primero por harina. Le damos forma y las pasamos ahora por el huevo y pan rallado. Al hacerlas así, es más dificil que se abran a la hora de freír las croquetas. Yo las he pasado dos veces por huevo y pan rallado. Eso le otorga mucha más corteza y están mucho más crujientes. Podéis darle forma de croquetas, que son un poco más ovaladas o de bolitas como hice yo.

Calentamos abundante aceite y cuando es´ta muy caliente las freímos. Cuidado que no se quemen o tomen mucho color. Si veis que se abre alguna, esperais a que tome un poco de color. Las pasamos a papel de cocina para evitar el exceso de aceite y listas para comer. Bon appétit!

11 mayo 2018

Sopa de brócoli con fideos estilo gaditano

Sopa de Brócoli con fideos estilo Cadiz

¿Conoces la sopa de brócoli? Hoy os enseño a preparar esta receta de sopa de brócoli con fideos al estilo gaditano muy similar a la famosa sopa de coliflor que hacemos en Cádiz. Una receta que pasa de generación en generación, fácil, rápida de preparar y está deliciosa. Prácticamente es igual a la sopa de coliflor pero vamos a sustituir la coliflor por brócoli. Es una sopa ideal para días de frío ya que aguanta mucho el calor y sienta muy bien, aunque siempre podemos comerla en cualquier época del año si tenemos ganas. Si no os gusta hacer coliflor por el olor que deja en la casa, no te preocupes más y pásate por mis consejos para evitar el olor a coliflor en la casa pinchando en el enlace. Esos mismos consejos puedes aplicarlos a la cocción del brócoli o también llamado brécol, cuando lo prepares para hacer esta estupenda sopa. ¿Cuál te gusta más, la sopa de coliflor o esta versión de sopa de brócoli con fideos? Ya me contarás!


Sopa de Brócoli con fideos


Sopa de brócoli con fideos estilo gaditano



Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4-6 personas)

- 1 brócoli o brécol fresco
- 4-6 dientes de ajo
- Fideos fino tipo cabello de ángel
- Perejil fresco
- Aceite de oliva virgen
- Sal
- Pimienta blanca (opcional)


Preparación de la sopa de brócoli:


Al igual que con la sopa de coliflor al estilo de Cádiz, donde podemos utilizar porciones de coliflor para realizar la sopa, utilizaremos el brócoli o brécol entero o ramilletes que habremos reservado después de cocero.

Así que primero limpiamos el brócoli bien bajo el agua y después lo ponemos a cocer en agua con sal. Ese mismo agua es el que vamos a utilizar para hacer nuestra sopa de brócoli con fideos. Así que no tiramos el agua y reservamos una vez cocido. El agua debemos de calcularla según el número de raciones que vayamos a poner. Calcular un litro de agua por cada cuatro persona aproximadamente.

Troceamos el brócoli si lo vamos a utilizar entero dentro del mismo agua y reservamos.

En una sartén echamos unas seis cucharadas de aceite de oliva virgen y freímos los dientes de ajo laminados. Cuando empiezan a tostarse, añadimos ese mismo aceite con los dientes de ajo al agua que teníamos reservado junto con el brócoli troceado.

Ponemos al fuego y llevamos a ebullición. Salpimentamos y cuando está hirviendo añadimos los fideos. Esto es cuestión de gustos, hay a quien le gusta pones más o menos. Os lo dejo a vuestra elección. Con un par de puñados por persona está bien creo.

Dejamos cinco minutos y añadimos el perejil fresco picado. Apartamos, rectificamos de sal si es necesario y ya tenemos nuestra sopa de brócoli estilo gaditano lista para comer. Si os gusta, podéis añadir unas gotitas de zumo de limón al servirla. Bon appétit!

03 mayo 2018

Penne con carne de soja

Penne con carne de soja

Os presento una fabulosa receta de penne con carne de soja o soja texturizada y que es perfecta para los vegetarianos y veganos. Es una receta de pasta con ingredientes mediterráneos que combina y sustituye la carne tradicional de cerdo o vaca por soja texturizada. Lo que se conoce o llamamos carne de soja o soya. Si no se dice a nadie que no lleva carne, puede comerlo perfectamente y no se dará cuenta, os lo aseguro. Lo mejor de la soja texturizada es que parece carne picada y asemeja el color y la forma. Eso sin hablar que el cincuenta por ciento del producto son proteínas. En cuanto a los penne, quizás no os suene tanto pero simplemente son los llamados plumas o macarrones rallados. Ni más ni menos. Si os gusta la pasta en general, estos penne con carne (falsa carne en este caso) os van a sorprender.

Penne con carne de soja



Dificultad: fácil
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 300 gramos de macarrones tipo penne
- 1 paquete de soja texturizada en grano fino
- 1 bote de salsa de tomate frito casero (250 ml)
- 4 dientes de ajo
- 1 cebolla
- 1 pimiento verde
- 1 pimiento rojo
- 1 pimiento amarillo
- 1 zanahoria
- 4-5 champiñones
- 1 bote de soja
- Queso parmesano (opcional)
- 1/2 vaso de vino blanco o fino
- Sal
- Pimienta negra molida
- Aceite de oliva virgen


Detalle penne con carne de soja

Preparación de penne con carne de soja:
Lo primero que haremos es hidratar la soja texturizada. Para ello echamos un buen chorro de salsa de soja a la soja texturizada y agua hasta cubrir. Esto le dará color y sabor. Dejamos veinte minutos para que hidraten. De todas formas, leed las instrucciones por si el fabricante pone otros tiempos. Una vez pasados los veinte minutos, tiramos el liquido y escurrimos bien apretando con las manos para eliminar el máximo liquido posible. Reservamos.

Picamos las verduras y las ponemos en la sartén con un buen chorro de aceite de oliva. Salpimentamos y refreímos hasta que estén blandas. Una vez están blandas. añadimos el medio vaso de vino fino y dejamos unos minutos a que evapore el alcohol. Agregamos la soja texturizada y mezclamos bien.



Vertemos el bote de salsa de tomate. Si es salsa de tomate casera, mucho mejor. Mezclamos. Añadimos una pizca de azúcar para rebajar la acidez. En caso de que la salsa queda muy espesa, podemos añadir un poco de agua caliente. Probamos de sal y pimienta y reservamos.

Cocemos los macarrones rallados o penne una olla con abundante agua y sal. Miramos el tiempo que indica el fabricante para que queden 'al dentes'. Apartamos y refrescamos con agua para cortar la cocción. Puedes ver este artículo muy interesante donde te explico cómo cocer la pasta correctamente.

Mezclamos los penne con nuestra carne de soja, verduras y salsa y lista para servir. Podéis poner un poco de queso parmesano por encima si no sois veganos. Bon appétit!

02 mayo 2018

Cóctel de mariscos

Cóctel de mariscos

¿Quieres preparar un fantástico cóctel de mariscos? El cóctel de mariscos es una de las recetas indispensables para ocasiones especiales. La preparación del cóctel de mariscos es muy sencilla y fácil, ya veréis que os lo dejo todo paso a paso y podemos hacerlo en muy poco tiempo. En cuanto a la salsa para vuestro cóctel de mariscos tenéis dos opciones, hacer vosotros mismos la salsa cóctel o salsa rosa, como se le dice en muchos sitios, o comprar un bote y es mucho más rápida la elaboración del cóctel de mariscos. Es cuestión de gustos. El resultado es sensacional y tenemos el triunfo asegurado. Existen alguna variantes como añadir piña o incluso presentar el cóctel en el interior de una piña hueca que puedes ver también entre las recetas de mi blog ¿Te gusta más el cóctel de mariscos sin piña o con piña? ¿Tienes algún ingrediente que le da tu toque personal al cóctel de mariscos que preparas? Ya sabe que espero vuestros comentarios!

Cóctel de mariscos


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4-6 personas)

- 500 gramos de gambas
- 1 lechuga
- Sal
- Salsa rosa o salsa cóctel


Preparación del cóctel de mariscos:


Cocemos el marisco, si no lo hemos comprado ya cocido, en bastante agua salada. Podéis ver un artículo muy interesante sobre cómo cocer marisco y la variante del cóctel de langostinos en piña, pos si os animáis a presentar este cóctel de mariscos en una piña.

Pelamos los gambas y las picamos. Reservamos alguna para adornar.

Lavamos y picamos la lechuga muy fina. Hacemos la salsa rosa casera, o si la hemos comprado la mezclamos con la lechuga picada. Reservamos un poco para poner por encima.

Pelar las gambas y reservar

Picar la lechuga
Picar las gambas y el surimi
Hacer la ensalada

Sazonamos y ponemos un poco de la mezcla en el fondo de cada copa o vaso de cóctel. Añadimos las gambas al resto de la mezcla y terminamos de llenar las copas al gusto. Adornamos con el resto de la salsa rosa y las piezas de gambas reservadas. Servimos muy frío. Bon appétit!




Si queremos podemos añadirle unos palitos de surimi que sean de buena calidad, así lo complementamos. También podemos hacerlo con dos tipos diferentes de lechuga y formar capas. Eso le otorga mayor vistosidad.

30 abril 2018

Caracoles a la andaluza o guiso de caracoles tradicional andaluz

Receta de caracoles

¿Buscas la mejor receta de caracoles? Receta de caracoles picantes o guiso de caracoles tradicionales. Los caracoles a la andaluza son unos de los platos o tapas de época pre veraniega que más se consumen en Andalucía. En la provincia de Cádiz hay una gran tradición con respecto los caracoles en caldo o guisados. Incluso hay rutas del caracol, para hacer degustaciones en diferentes bares y ventas que por supuesto, tienen sus recetas de caracoles propias. En cuanto a la elaboración de los caracoles a la andaluza es fácil y simple pero a la vez muy entretenida, ya que hay que dedicarle tiempo a limpiarlos bien. El resto es coser y cantar, por así decirlo. El secreto de unos buenos caracoles guisados es la limpieza y el caldo resultante. Personalmente me encantan los caracoles picantes, pero como todo, es cuestión de gustos. Hay personas que prefieren un guiso de caracoles con un sabor suave. Al cocinar los caracoles, nosotros daremos nuestro toque personal. Esta receta de caracoles es la que hacemos siempre en casa y están para chuparse los dedos.

Receta de caracoles a la andaluza


Dificultad: media
Coste: bajo

Ingredientes:

- 2 kilos de caracoles
- 2 pimientos verdes
- 1-2 tomates
- 1 cebolla grande
- 1 cabeza entera de ajo
- Sal
- Especias de caracoles (pimienta negra, cilantro, comino, guindilla) la venden en supermercados.
- 1/2 guindilla o cayena
- Hinojo
- Poleo (opcional)


Preparación de los caracoles guisados:


Por cierto, si te gustan más las cabrillas en tomate aquí tienes mi receta para que las prepares. En cuanto a la receta de los caracoles, se dejan los caracoles al menos 24 horas en ayuno para que se purguen. Los dejamos, a ser posible dentro de la misma rejilla que compramos (podemos echarle harina por encima y remover, eso hace que se coman la harina solamente).

Pasado ese tiempo, lavamos los caracoles con abundante agua fría. Los vamos moviendo en un recipiente con el agua durante un buen rato para que suelten las babas. Eso tenemos que hacerlo al menos dos o tres veces y removiendo. Mientras, iremos quitando restos, impurezas y eliminaremos los que están vacíos.

eliminar-vacios-y-cascaras caracoles-con-la-sal
dejar-que-saquen-cuernos caldo-de-los-caracoles

Los escurrimos y les echamos abundante sal, removemos, y cuando suelten bastante espuma, los lavamos de nuevo dos o tres veces más con agua del grifo. Por todo estos pasos anteriores, ya os podéis imaginar el tema de la dificultad de la receta de caracoles. No es tanto el hacer el guiso de los caracoles como el tiempo empleado en limpiarlos.

A más los movamos, más espuma van a soltar. De esa manera, ya los caracoles están limpios y listos para poder cocinarlos. Dejamos unos minutos sin tocarlos para que todos salgan y no se quede ninguno dentro.

Ponemos las especias para caracoles en una gasa, puedes ver en el enlace cómo hacerlas caseras. Hacemos una bolsita o muñequilla con las especias de caracoles. La cantidad es unos  diez gramos aproximadamente. Reservamos. (Esto es para que las especies luego no estén sueltas nadando por el guiso de caracoles)

A continuación, ponemos una olla con suficiente agua como para cubrir bien los caracoles. Con un par de dedos por encima es suficiente. Agregamos los caracoles y ponemos ponemos el fuego muy bajo. Cuando salgan de nuevo poco a poco, es decir, cuando ya todos hayan sacado los cuernos, se le pone rápidamente la candela al máximo hasta que hiervan. De esta manera están todos fuera. Si no lo hacemos así, corremos el riesgo de que queden dentro y no salgan, por lo que es difícil comerlos luego con facilidad.

Cuando ha hervido unos minutos, tiramos el agua de la primera cocción. Volvemos a echar agua y todos los ingredientes. Es decir, la cebolla, los pimientos, la cabeza de ajos entera, la sal, la bolsa con las especias de caracoles, el hinojo y si queremos ponerlos un poco más picantes, media guindilla más. También podemos ponerle opcionalmente un poco de poleo.

Los dejamos hervir media hora y listo. Si el agua suelta espuma durante la cocción, la quitaremos con la espumadera según se acumula. Probamos el caldo y en caso de que los caracoles amarguen se mete un trozo de manzana pelada. Dejamos que se hagan hasta que estén tiernos los ingredientes que hemos echado. Bon appétit! ¿Y vosotros, tenéis vuestra propia receta de caracoles? ¿Os gustan más los caracoles a la cazuela o las cabrillas?