09 diciembre 2018

Panna cotta de mandarina y frutos rojos

Panna cotta de mandarina y frutos rojos

¿Te atreves a preparar fácilmente una panna cotta de mandarina y frutos rojos? Hoy te enseño a preparar esta fantástico postre italiano de panna cotta de mandarina y frutos rojos con la que vas a triunfar en la mesa. No es el primer postre de panna cotta que ves en mi blog, así que ya podrás elegir entre algunas variedades como la panna cotta de café o la panna cotta de turrón de Jijona, este último, ideal para las fiestas navideñas. Os he comentado también en alguna ocasión que el postre original se hace con crema de leche, pero que es quizás demasiado denso, por lo que vamos a utilizar una nata algo más baja en grasas y en calorías para este poste. Por otra parte, lo que vamos es a darle nuestra pana cotta es un ligero sabor a la mandarina para rematar con un sirope de fresas y frutos rojos. Como ves en la foto tiene una presentación increíble y espectacular. Yo te recomiendo que utilices botes de cristal para presentar la panna cotta pero si no tienes, puedes utilizar moldes para flanes. Desmoldar y presentar la panna cotta de mandarina con el sirope y los frutos rojos al rededor.

Panna cotta de mandarina y frutos rojos


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (6-8 panna cottas)

- 300 ml de nata para cocinar
- 300 ml de leche entera
- 6 mandarinas
- 6-8 cucharadas de azúcar blanco (depende de lo dulce que os guste)
- 4 láminas de gelatina neutra
- Sirope de fresas
- Frutos rojos variados o frutos del bosque


Panna cotta de mandarina y frutos rojos

Preparación de la panna cotta de mandarina y frutos rojos:


En una olla vamos a echar las seis cucharadas soperas de azúcar. Si os gustan más dulces, yo añadiría un par de pastillas de sacarina, es cuestión de gustos, si os gusta una panna cotta más dulce, podéis siempre añadir el que queráis.

Ponemos en una olla la nata y la leche entera. Añadimos las mandarinas limpias y troceadas. A continuación ponemos a fuego medio y llevamos a ebullición. Debemos ir moviendo para mezclar bien y que los ingredientes se integren.

Dejamos hervir un par de minutos y apartamos.

Hervir la nata con las mandarinas
Colar la panna cotta

Colamos el contenido de la olla para eliminar cualquier resto de mandarinas. Así tendremos el sabor pero sin encontrarnos trozos de gajos o piel en la panna cotta.

En un cuenco con agua fría metemos las láminas de gelatina para hidratar. Cinco minutos suficientes. Una vez hidratada las añadimos a la olla con la panna cotta de mandarina. Nunca debemos echar la gelatina con el líquido hirviendo. Mezclamos.

Una vez mezclada la gelatina ya podemos pasar la panna cotta a los molde o tarros, como en mi caso. Dejamos enfriar a temperatura ambiente y metemos en el frigorífico por un mínimo de cuatro horas. Eso es importante.

Pasado ese tiempo, ya podemos echar el sirope de fresas por encima y los frutos rojos. Si os gusta también podéis combinar con frutos del bosque añadiendo moras negras. Si presentáis la panna cotta desmoldada, pondremos el sirope y los frutos rojos al lado o por encima. Bon appétit!

05 diciembre 2018

Carne mechada estilo andaluz con salsa de setas

Carne mechada en salsa de setas

Descubre esta fantástica receta carne mechada estilo andaluz con salsa de setas con la que vas a triunfar en la mesa. La carne mechada o carne mechá como se dice en mi tierra, suele hacerse en ocasiones especiales o época de Navidad, sobre todo porque cunde mucho al ser piezas grandes de carne, y que podemos comerla durante varios días seguidos o en una cena navideña para muchas personas. Por supuesto la carne mechada no es solo para Navidad, podemos prepararla siempre que queramos ya que es una receta muy fácil y sencilla. En esta ocasión la carne mechada vamos a hacerla con una increíble crema se setas que será con la que remataremos y damos más sabor de nuestro plato. Yo os propongo que la carne mechada con salsa de setas la acompañéis con una ensalada o para los más glotones de la casa, preparéis unas patatas fritas. Eso ya es cuestión de cada uno. Yo he utilizado cinta de lomo de cerdo, pero siempre podemos utilizar redondo de ternera. Aquí entramos en el bolsillo de cada uno o las preferencias en cuanto a carnes. Si terminas la salsa de setas, no te preocupes, siempre puedes comer la carne mechada con jugo de limón, un poco de sal y pimienta por encima o ponerte un bocadillo con la carne mechada estilo andaluz y con un poco de sal y un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. ¿Te ha sobrado carne mechá y no sabes cómo qué hacer con ella? No te preocupes, compra unas obleas de empanadillas, añade un poco de tomate frito, sal y pimienta y haz empanadillas de carne mechada. Aquí no se desaprovecha nada!

Carne mechada en salsa de setas

Carne mechada estilo andaluz con salsa de setas


Dificultad: baja
Coste: bajo-medio

Ingredientes:

- 1 cinta de lomo de cerdo o redondo de ternera de 2 kilos aproximadamente
- 2-3 cebollas
- 4 dientes de ajo
- 500 gramos de setas de temporada
- 250 ml de vino blanco
- 250 ml de caldo de carne
- 1 bote de 150 ml de nata para cocinar
- 2 clavos de olor
- 2 hojas de laurel
- Pimienta negra en grano
- Harina de maíz o espesante instantáneo (opcional)
-Aceite de oliva virgen extra
- Sal


Preparación de la carne mechada estilo andaluz con salsa de setas:


Limpiamos la carne de exceso de grasa. Reservamos.

En una olla a presión, echamos un fondo de aceite de oliva virgen extra. Como unas diez o doce cucharadas. Ponemos a fuego medio alto y dejamos que tome temperatura.

Añadimos la carne a la olla y vamos a ir dorando la pieza de carne. Para ello dejaremos unos minutos por cada lado para que tome color dorado pero sin quemarse.

Mientras se hace dora la carne, pelamos los ajos y las cebollas y troceamos. Trozos grandes, no pasa nada porque luego vamos a triturar.

Una vez la carne está dorada por todos lados, añadimos los ajos, dejamos freír un par de minutos y agregamos las cebollas, el laurel, los clavos de olor, sal y cuatro o seis granos de pimienta negra. Mezclamos un poco ya que la carne al ser una pieza grande no nos va a dejar mucho margen de maniobra a la hora de mezclar. Dejamos unos cinco minutos y añadimos las setas limpias y troceadas. Dejamos diez minutos y agregamos el vaso de vino blanco. Dejaremos unos cinco minutos que hierva para que evapore el alcohol.

Añadir las setas

Pasado ese tiempo agregamos el caldo de carne. Si no tenéis caldo de carne, podéis utilizar media pastillas de caldo de carne junto con el agua. Dejamos que empiece a hervir y cerramos la olla. Vamos a dejar la olla hervir treinta minutos. Pasado ese tiempo apartamos y abrimos.

Abrir la olla y sacar la carne

Sacamos la carne con cuidado de no partirla, eso es importante ya que está caliente y puede partirse si no manipular bien la carne mechada. La dejamos sobre una bandeja que vaya enfriando a temperatura ambiente.

Quitamos las hojas de laurel y trituramos muy bien con la batidora el contenido de la olla para hacer la salsa de setas. Colamos a otra olla más pequeña para dejarla fina y eliminar impurezas.

Volvemos a poner la olla pequeña con la salsa de setas a fuego bajo y añadimos 150 ml de nata para cocinar. Dejamos reducir para que espese la salsa o si queremos tener un poco más de cantidad, podemos añadir un poco de harina refinada de maíz o espesante instantáneo. La salsa de setas no tiene que que quedar demasiado espesa, pero es cuestión de gustos. Una vez tenemos la salsa con el espesor y consistencia deseada, rectificamos de sal si es necesario. Reservamos.

Una vez fría la carne mechada, la cortaremos a rodajas al gusto. Y o las prefiero finas, y debéis tener un cuchillo largo bien afilado que no sea de sierra. Lo mejor es un cuchillo jamonero o fino.

Disponemos las rodajas en el plato junto con la salsa de setas por encima bien caliente. Acompañamos de una ensalada, patatas fritas... Bon appétit!

30 noviembre 2018

Espárragos rellenos de salmón ahumado

Espárragos rellenos de salmón

¿Has probado alguna vez los espárragos rellenos de salmón? Si nunca los has preparado te voy a enseñar la receta de espárragos blancos rellenos de salón ahumado. Son un entrante ideal para ocasiones especiales, o por qué no, un día que queramos darnos un capricho. La receta es muy fácil y sencilla, por lo que en muy poco tiempo y con muy pocos ingredientes vas a tener un entrante estupendo y con una presentación fabulosa que va a sorprender a tus invitados o tu familia en la mesa. Si estás buscando entrantes para ocasiones especiales, no lo dudes, prepara estos fantásticos espárragos rellenos de salmón porque tienes el triunfo asegurado. Anímate ya que no hace falta que prepares la cena de nochebuena o de fin de año para disfrutar de un entrante de primera. ¿Qué te parece la idea? Ya sabes que puedes dejar tus comentarios, te leemos!

Espárragos rellenos de salmón


Dificultad: mu baja
Coste: bajo-medio

Ingredientes:

- 1 bote de espárragos blancos gruesos (entre 6 y 8 cada bote)
- 1 loncha de salmón ahumado (puedes poner también palometa ahumada)
- 1 cebolleta pequeña morada
- 1 bote de mayonesa


Espárragos rellenos de salmón

Preparación de los espárragos rellenos de salmón:


Lo primero que haremos es preparar los ingredientes, para ello picamos finamente la cebolleta morada. Lo más fino que podamos. También picamos el salmón ahumado para el relleno de los espárragos, que os he comentado también que puede ser palometa ahumada y es más económica por regla general. Reservamos.

Ahora sacamos los espárragos blancos con cuidado de no partirlos, ya que están muy tiernos, y los secamos con un papel de cocina.

Cortamos a lo largo los espárragos pero sin llegar al final. No queremos cortar en dos partes, pero si lo suficiente para poder abrirlos y que no se partan en dos. Si sucede, no pasa nada tampoco. Que no cunda el pánico. ;)

Rellenamos con un par de cucharaditas de mayonesa que extenderemos a lo largo del espárrago. Ponemos el salmón picado por encima al gusto y espolvorear con la cebolleta morada picada por encima. Como veis en las fotos es un entrante con mucha presencia y nos viene perfecto para la cena de nochebuena o nochevieja.

Hacemo lo mismo con todos los espárragos y los iremos pasando con cuidado al plato para presentarlos bien fríos. Bon appétit!

26 noviembre 2018

Crema de calabaza con jengibre

Crema de calabaza con jengibre

¿Buscas la receta de crema de calabaza con jengibre? Cuando llega el otoño podemos preparar una rica crema de calabaza con jengibre y de esta forma variamos un poco el sabor de la crema tradicional de calabaza que solemos cocinar. Os he comentado otras veces que siempre podemos hacer la crema de calabaza a lo largo de todo el año, pero nos saldrá mucho más barata si compramos y cocinamos productos de temporada. Es verdaderamente fácil de preparar y que tiene un sabor ligeramente diferente al añadirle el jengibre. Un aroma y gusto suave que va hacer de esta crema una de las mejores que hayamos probado.

Crema de calabaza con jengibre


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes:(4-6 personas)

- 750 gramos de calabaza
- 2 patatas medianas
- 1 puerro
- Mantequilla
- 250 ml de caldo vegetal
- 1 bote de 150 ml nata para cocinar
- 3-4 cucharadas de aceite de oliva virgen
- Jengibre molido al gusto
- Pimienta molida blanca al gusto
- Picatostes (opcional)
- Sal



Crema de calabaza con jengibre

Preparación de crema de calabaza con jengibre:

Preparamos los picatostes para ponerlos por encima una vez tengamos la crema de calabaza con jengibre lista. Para ello cortamos un par de rebanadas de pan y hacemos dados pequeños. Ponemos una sartén con aceite y freímos. Sacamos y reservamos en papel absorbente.

Pelamos y troceamos las verduras, incluídas las patatas. No hace falta que nos esmeremos ya que vamos a cocerlas y luego triturar. Reservamos. Si os gustan otras variantes de crema de calabaza puedes mirar esta otra versión de crema de calabaza con naranja que está espectacular.

En una olla echamos tres o cuatro cucharadas de aceite de oliva virgen extra y una cucharada de mantequilla. Cuando el aceite está a temperatura media y la mantequilla derretida, agregamos las verduras dejamos pochar unos minutos. Añadimos media cucharadita de jengibre, sal y un poco de pimienta blanca molida. No os paséis con las cantidades y si os gusta con un sabor más intenso podéis agregar más adelante.

Hervir las verduras

A continuación, añadimos el caldo de verduras. Si no tenéis podéis utilizar media pastilla de caldo o un vaso de agua. Añadir el caldo o el agua calientes, así no bajará la temperatura y hervirá antes.

Dejamos unos quince a veinte minutos hasta que se pongan los ingredientes tiernos y apartamos. Añadimos la nata y trituramos con la batidora y pasamos por un colador o chino. Así dejaremos muy fina la crema.

Rectificamos de sal si hace falta. Presentamos bien caliente con un chorrito de nata para cocinar por encima y los picatostes que teníamos reservados.Veréis cómo no se resiste nadie a nuestra crema de calabaza con jengibre. Bon appétit!

22 noviembre 2018

Panna cotta de turrón de Jijona

Panna cotta de turrón de Jijona

¿Te atreves a preparar esta panna cotta de turrón de Jijona? Si quieres saber cómo se hace esta riquísima versión navideña de la típica panna cotta italiana, no dudes en ponerte el delantal y manos a la masa. Ya os he comentado con anterioridad que la panna cotta es un postre procedente de la región italiana de Piamonte, está riquísima, tiene una textura muy cremosa y que es muy fácil de preparar. En esta ocasión os voy a enseñar, paso a paso, cómo preparar este dulce de panna cotta con turrón de Jijona digno de cualquier postre para una cena de Navidad. He dicho Navidad pero puedes preparar una panna cotta con turrón todo el año, así que no esperes a que sea Navidad para ello, si tienes el turrón de Jijona a mano o te ha sobrado de alguna ocasión, no dudes en hacer este postre. Verás lo riquísimo que está y cómo triunfa en la mesa.

Postre de panna cotta de turrón Jijona

Panna cotta de turrón de Jijona


Dificultad: muy baja
Coste: bajo

Ingredientes: (6 a 8 unidades)

- 300 ml de nata para cocinar
- 300 ml de leche entera
- 1 tableta de turrón de Jijona
- 6 cucharadas de azúcar blanco
- 4 láminas de gelatina neutra
- Caramelo líquido o chocolate líquido


Preparación de la panna cotta de turrón de Jijona:


Siempre lo mejor es que las medidas las toméis con un medidor, ya sabéis que los ingredientes de los postres siempre o casi siempre van a ir medidos y exactos esto ya os lo comenté en la anterior receta de panna cotta de café que podéis ver en mi blog.

En una olla vamos a echar las seis cucharadas soperas de azúcar. Si os gustan más dulces, yo añadiría un par de pastillas de sacarina, es cuestión de gustos, si os gusta una panna cotta más dulce, podéis siempre añadir el que queráis.

Agregamos tres cuartos de la tableta de turrón de Jijona, podéis trocear el turrón antes y así será más fácil que se disuelva. Seguimos con la nata y la leche entera. Ponemos a fuego medio y llevamos a ebullición. Debemos ir moviendo para mezclar bien y que los ingredientes se integren.

Dejamos hervir un minuto y apartamos.

Mezclar el turrón de Jijona para la panna cotta

Ponemos un cuenco con agua fría y metemos las cuatro láminas de gelatina para hidratar. Con cinco minutos nos valdrá. Una vez hidratada las añadimos a la olla. La olla con el resto de ingredientes ya habrá bajado algo la temperatura, nunca debemos echar la gelatina con el líquido hirviendo. Mezclamos.

Una vez mezclada la gelatina, ponemos un poco de turrón de Jijona picado en el fondo de los moldes o de los tarritos de cristal en mi caso. Si lo hacéis en moldes el turrón quedará por encima, y en los tarritos, quedará abajo ya que no vamos a desmoldar.

Rellenar los tarritos

Añadimos a continuación la panna cotta y dejamos templar. Una vez a temperatura ambiente, los metemos en el frigorífico, al menos cuatro horas. Pasado ese tiempo, podemos presentarlos con caramelo o chocolate líquido por encima de nuestra panna cotta de turrón de jijona. Bon appétit!

20 noviembre 2018

Recetas para Navidad cena de Nochebuena o Nochevieja

¿Buscas recetas para Navidad? Llega la Navidad y todo el mundo se pone a buscar las mejores recetas navideñas para Nochebuena y Nochevieja. Os dejo una selección especial de los platos y recetas publicadas a lo largo de 2018 y que os van a venir genial para preparar la cena de Nochebuena o Fin de año. Disfruta de las mejores recetas para Nochebuena, Navidad, Fin de año y Reyes. Con estas recetas vas a poder elegir entre algunos entrantes, platos principales y postres. Si no encuentras los que buscas para tu cena de navideña, no te preocupes, tienes a tu disposición más de mil recetas en el blog donde encontrarás una que se adapte a tus necesidades o aportarte una idea para la cena de Nochebuena y Fin de año. Tienes el buscador de recetas en la versión escritorio y el desplegable inferior en la versión móvil con todas las recetas de la A a la Z. Seguro que encuentras más de una que te sorprenderá.

¿Y si lo que buscas es las recetas típicas de Reyes? Pues no te preocupes, en el blog podrás también encontrar las recetas más típicas de Reyes para preparar el carbón dulce casero o cómo hacer un roscón de Reyes fácil y casero con el que te vas a chupar los dedos.

Anímate y deja en los comentario cuál es tu receta favorita para Nochebuena o Nochevieja o qué receta tienes pensada preparar este año.

¿Tienes una receta de navidad con la que siempre triunfas?¿Y fuera de España, cuáles son las recetas o platos navideños más tradicionales? Participa y aporta tus ideas para los que buscan recetas para Navidad. Te leemos!

Salmón en hojaldre con bechamel


Lomo relleno




Hummus de remolacha


Cóctel de mariscos


Magret de pato con salsa de frambuesas


Falsas huevas aliñadas


Pata asada de cochinillo o pata de cochinillo al horno


Panna cotta de café


Peras al vino

19 noviembre 2018

Salsa de pimienta

Salsa casera de pimienta verde

¿Buscas una salsa casera de pimienta? Te invito a descubrir la mejor receta casera de salsa de pimienta verde que quizás hayas probado. He dicho salsa casera y no de sobre. Cuando descubras los rápida y fácil que es, no comprarás más sobres. Posiblemente querrás preparar la salsa de pimienta para acompañar a las carnes ya que suele ser lo más habitual, pero también podemos prepararla para otro tipo de platos, como hamburguesas, pescados o incluso algunas verduras a la que la salsa de pimienta le va como anillo al dedo. Esta que os voy a enseñar es una salsa a la pimienta verde sencilla y fácil de realizar, así que en muy poco tiempo la tendréis lista para disfrutar con la familia o los amigos. el grado de picante es cuestión de cada uno, ya que habrá gente a la que le gusta más pimienta y por tanto, más fuerte y a los que como a mí, les gusta más suave. Cuando llevas un rato comiendo una carne con la salsa de pimienta y es suave, se agradece, si está muy fuerte, quizás ya no puedas aguantar más. Os aseguro que con esta receta vais a preparar una fantástica salsa casera de pimienta verde ideal para carnes rojas, lomo o pollo. Ya sabes, si la pruebas deja tus comentarios, y sigueme en las redes sociales, que te leemos!

Salsa de pimienta verde para carnes



Dificultad: muy baja
Coste: bajo

Ingredientes:

- 1 cebolla
- 1 bote de pimienta verde pequeño
- 1 bote de nata para cocinar de 500 ml
- 250 ml de leche semidesnatada
- 2 cucharas de mantequilla
- Sal
- 250 ml de caldo de carne (opcional)
- 1 cucharada de espesante instantáneo o harina de maíz refinada


Salsa de pimienta verde

Preparación de la salsa casera de pimienta verde:


Pelamos y limpiamos la cebolla. Picamos finamente y la echamos a una cazuela o una olla mediana junto con dos cucharadas soperas de mantequilla, una de aceite de oliva virgen extra y media o una cucharadita de bayas de pimienta verde. Ponemos a fuego medio y doramos la cebolla picada. No os aconsejo que pongáis más pimienta verde para que sea una salsa una salsa suave. Si luego os gusta más fuerte, podemos rectificar al final. No preocuparos.

Cuando la cebolla está dorada y tomando color, sin quemarse, añadimos la nata y la leche. Así vamos a conseguir una salsa de pimienta algo más ligera y no tan densa. Agregamos sal y dejamos hervir durante un par de minutos a fuego bajo medio.

Freír la cebolla para la salsa
Añadir la nata para hacer la salsa de pimienta

Si queremos, esto es opcional y yo no lo hice, podemos añadir a la nata y leche anterior un vaso de caldo de carne. Y también dejaremos hervir un par de minutos.

Apartamos y añadimos una cucharada de espesante instantáneo. Mezclamos bien para disolverlo y pasamos todo al vaso de la batidora. Batimos a velocidad máxima. Debe quedar una salsa sin grumos y bien triturada.

Yo lo dejará así, pero si queréis, podemos colar y dejar más fina aún. Añadimos a la salsa de pimienta resultante unas bayas o granos de pimienta verde enteros y lista. Rectificamos si nos gusta más fuerte de sabor, por lo que trituramos de nuevo con más pimienta y ya tenemos nuestra fantástica salsa de pimienta verde al más puro estilo tradicional. Bon appétit!

17 noviembre 2018

Escalivada casera

Escalivada casera

¿Conoces la receta de escalivada? La escalivada es un plato tradicional de la cocina catalana, valenciana y murciana y se trata en esencia de verduras asadas y luego aliñadas utilizando su propio jugo. La escalivada es un plato muy sencillo y realmente bueno que requiere más tiempo de espera, en lo que seriere a la elaboración de las verduras asadas, que en la terminación del plato. Las verduras principalmente son berenjenas, pimientos rojos, cebollas y tomates si queréis añadir. La receta original se hace con rescoldos y de ahí su procedencia "escalivar". Imagino que la gran mayoría no podremos hacerlas de esa manera, pero siempre podremos utilizar el horno para hacer nuestra escalivada casera y quedará también muy buena y sabrosa. Si vais a algún sitio en invierno donde dispongan de chimenea de leña, ya sabéis que tendréis la oportunidad perfecta para asar estas verduras en ella. Recordad que la escalivada se toma a temperatura ambiente o templada, y vale como un entrante si la comemos sola o como acompañante de carnes y pescados. Esto es cuestión de gustos. También podéis experimentar con diferentes sabores y productos una vez tenéis la escalivada, si la combináis con bacalao, con anchoas o con atún y huevo está realmente deliciosa deliciosa y puede ser un magnífico entrante. Una receta muy mediterránea similar a los conocidos pimientos asados de toda la vida y que seguro que os encanta a todos.

Escalivada casera


Dificultad: muy baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4-6 personas)

- 2 pimientos rojos para asar
- 2 berenjenas
- 2 cebollas
- 2 tomates (opcional)
- 2 dientes de ajo
- Sal
- Aceite de oliva virgen extra
- Vinagre blanco
- Pimienta molida (opcional)


Escalivada casera tradicional cataluña

Preparación de la escalivada:


Como vais a poder comprobar es de lo más fácil de preparar un escalivada tradicional. Limpiamos las verduras y secamos. A continuación los untamos con un poco de aceite de oliva virgen extra y vamos a ir poniendo las berenjenas, los pimientos y los dientes de ajo en una fuente de cristal pirolítico o en una bandeja resistente al calor.

Pelamos las cebollas y las envolvemos en papel de aluminio. Las ponemos también dentro de la fuente para el horno. Si vamos a añadir a la escalivada tomates, también los habremos limpiado y untado en aceite de oliva virgen. Reservamos.

Ponemos el horno a calentar a 200 grados centígrados. Cuando el horno esté listo, metemos las verduras y las asaremos durante unos cuarenta y cinco a cincuenta minutos. Ya os dije que si tenéis la oportunidad e hacerlo en unas brasas con leña o de carbón mucho mejor. El horno es por que no todo el mundo puede hacer el fuego y lo más común es el horno.

Pasado ese tiempo, sacamos del horno las verduras y dejamos enfriar. Para quitar la piel lo mejor es, estando aun calientes, meterlas en un tupper o recipiente hermético y cerramos. Esperamos unos diez minutos y a continuación será mucho más quitar la piel a las verduras. Si os atrevéis, siempre podéis pelarlas cuando estén templadas. Es solo quitarle la piel y las semillas a los pimientos y los tomates si también los habéis agregado. Reservamos el caldo que sueltan las verduras.

Una vez peladas, cortamos las berenjenas y los pimientos a tiras, las cebollas a cuartos. Las disponemos en una bandeja uno detrás de otros. El caldo que soltaron las verduras y que teníamos reservado vamos a mezclarlo con los ajos pelados. Los machacamos y mezclamos con un poco de sal, aceite de oliva virgen extra y vinagre al gusto. Si queréis añadir un poco de pimienta negra, le agregáis también.

Una vez tenemos la vinagreta, se la ponemos por encima a nuestra escalivada. Podemos utilizarla como acompañante de otros platos o comerla directamente como entrante templado. Bon appétit!

15 noviembre 2018

Lomo relleno especial Navidad

Lomo relleno especial Navidades o Año nuevo

¿Quieres preparar lomo relleno para Navidad? Hoy os enseño cómo se hace el lomo relleno especial para las navidades o la cena de año viejo y que es una de las recetas caseras más populares que se suelen encontrar en muchos de los hogares españoles. Toda una receta típica y clásica de carne. Aunque preparar el lomo relleno en sí es muy fácil y no tiene complicación ninguna, lo que más me costó fue meterlo ya relleno en la malla para que la carne no se abra y mantenga su forma. Otra manera que he visto en algunos sitios es ayudándose con un tubo de PVC y poniendo la malla por un lado. Al meter la carne por la otra parte del tubo es mucho más fácil que entre. Otra forma de preparar el lomo relleno especial es, en vez de los cortes que yo le he dado en la parte superior, rellenarlo como si fuera un rulo o un brazo gitano. Sea como sea, te aseguro que triunfarás ene la mesa con este lomo relleno especial para navidades con un buen chorro de su salsa por encima. ¿Vais a preparar lomo relleno para Navidad o año nuevo? ¿Qué plato te gusta más en la cena de Navidad y año viejo?

Lomo relleno especial para Navidad


Dificultad: baja-media
Coste: bajo-medio

Ingredientes: (8 personas)

- 1 pieza de lomo de 1,5 kilos aproximadamente
- 3 zanahorias
- 50 gramos de champiñones frescos
- 2 dientes de ajo
- 1 huevo
- 2 cebollas
- 25 gramos de nueces
- 2 lonchas de queso fundido
- Vino blanco o fino de Jerez
- Pimienta molida
- Sal
- Aceite de oliva virgen extra
- Malla elástica para carnes


Preparación del lomo especial para navidad:


Pelamos las nueces y sacamos la carne. Cocemos el huevo y reservamos. Cortamos los champiñones, media cebolla, una de las zanahorias y los ajos a láminas. Reservamos todo. El trozo de lomo lo cortamos con un cuchillo bien afilado haciendo incisiones a todo lo largo. Dejaremos un centímetro de grosor entre uno y otro corte y nunca llegaremos hasta abajo. De esa manera el relleno queda metido entre unas paredes y no se abrirá la carne cuando cortemos las lonchas. Si quieres hacer la pieza entera mira la receta de carne mechada o esta otra de drob de carne relleno.

Una vez preparada la carne, la vamos a ir rellenando las paredes. El relleno lo haremos según nos guste, poniendo en una de las paredes zanahoria, en otra el huevo, en otra las nueces, los champiñones y el ajo etc. Al final de todo el relleno pondremos las lonchas de queso. Yo me pasé un poco con el relleno y luego me costó algún trabajo meter el trozo de lomo en la malla elástica. Os aconsejo que no os paséis y que no sobresalgan los ingredientes por fuera del lomo.

relleno para el lomo lomo fileteado
lomo con el relleno lomo relleno en elastico
lomo relleno terminado salsa para lomo relleno

Una vez relleno, vamos a meterlo en una malla para carnes al horno, cortamos el trozo de maya que nos sobre por los lados y los anudamos bien. Así la carne no se deformará. (ver foto). Ponemos el lomo en una fuente de cristal para horno y hacemos la salsa.

Para hacer la salsa, cortamos un par de zanahorias y una cebolla. En una sartén las refreímos con dos o tres cucharadas de aceite y cuando esté listo, ponemos el contenido alrededor del lomo. Añadimos vino blanco, pimienta y sal por encima de la carne y lo metemos en el horno precalentado a 180 grados durante una hora.

Una vez listo, sacamos el lomo con cuidado y lo dejamos enfriar en un recipiente aparte. El contenido que ha quedado en la fuente nos va a servir para la salsa. Lo ponemos todo en un recipiente y lo trituramos bien con una batidora. Una vez hecho, lo pasamos todo por un chino o un colador. Rectificamos de sal y reservamos. Ya tenemos la salsa.

Por último, cuando se enfríe la carne, vamos a retirarle poco a poco la malla elástica que tenía el lomo relleno, si se ha salido relleno, no pasa nada. Una vez eliminada la malla podremos cortar a láminas la carne.

Calentamos la salsa y la servimos por encima al lomo relleno. También si nos gusta la carne fría, la podemos presentar con limón por encima. Bon appétit!



Hay gente que tiene un trozo de tubo de PVC y mete la carne hasta sacarla por el otro extremo a la vez que le pone la malla elástica.

12 noviembre 2018

Cocido gallego de repollo y unto

Cocido gallego con repollo y unto

¿Alguna vez has preparado cocido gallego? Os invito a que veais mi receta de cocido gallego tradicional con repollo y unto. El cocido es uno de los platos o potajes más conocidos de la gastronomía gallega y podemos encontrarlo con o sin unto. Ya sabéis que hace poco tiempo hice un pequeño artículo hablando sobre qué es el unto gallego y para que se utiliza, pues bien, hoy vamos con el caso práctico y vamos a utilizar el unto en un riquísimo cocido gallego con repollo. He utilizado repollo ya que no es época de grelos, pero si os gusta más y estáis en época, podréis hacer un fantástico cocido gallego con grelos que suele ser lo más tradicional. Yo os he puesto que todos los ingredientes que utilicemos deberían de ser de procedencia gallega, pero hay que tener en cuenta el no poder conseguirlos por la zona geográfica donde nos encontremos. Ya os he comentado en mi otro artículo que Galicia es un destino indispensable al que debemos ir de vacaciones y conocer en todos sus aspectos, por supuesto, no podemos irnos de allí sin comer el caldo gallego o el cocido, entre otros muchos platos típicos.

Cocido gallego con repollo y unto


Dificultad: media
Coste: medio

Ingredientes:

- 350 gramos de garbanzos (si queréis hacer el plato más ortodoxo eliminamos los garbanzos y añadimos algo más de alubias)
- 250 gramos de alubias blancas o habas
- 500 gramos de patatas gallegas
- 1 repollo (o un manojo de grelos si estamos en temporada)
- 500 gramos de lacón
- 1 trozo de jarrete o falda de ternera
- 1 costilla salada de cerdo
- 1 trozo de espinazo salado
- 750 gramos de garrete
- 1 o 2 chorizos gallegos
- 1 morcilla
- 1 trozo de tocino salado
- Rabo, oreja de cerdo saladas... (opcional)
- Un trozo de unto
- Sal


Plato de cocido gallego con unto

Preparación del cocido gallego tradicional con repollo y unto:

Dos noches antes lavamos y dejamos metida en agua para desalar toda la carne (lacón espinazo, tocino, costilla, cabeza, rabo, morros, orejas, en general lo que vayamos a ponerle y que esté salado que suele ser al gusto de cada uno) Tenemos que cambiar el agua al menos tres o cuatro veces al día antes de que vayamos a cocinarlo.

La noche anterior dejamos también las alubias o habas y los garbanzos en remojo para que hidraten. Aquí hay una pequeña controversia entre garbanzos sí o garbanzos no en el cocido gallego tradicional, pero nosotros vamos a ponerle y si lo queréis hacer más ortodoxo, como dije entes los eliminamos.

Una vez están las carnes y las legumbres listas ponemos en una olla con agua hasta cubrir las carnes, los garbanzos y las alubias. Mejor si los garbanzos y las alubias los metemos en una rejilla para que no se suelten y ponemos a hervir. La rejilla es muy práctica y podemos comprarla en muchos hipermercados.

El agua donde han estado desalando las carnes, la desechamos. Si vamos a a añadir chorizo y morcilla las dejamos aparte, las pondremos más adelante para que no se deshagan o se rompan. Agregamos un poco de unto gallego. Eso le da el toque original y realmente diferenciador de otros cocidos también.

Dejamos destapado e iremos quitando la espuma que se vaya formando. Eso es despumar, y lo haremos en este primer proceso de vez en cuando. Pasados unos quince minutos añadimos los garbanzos y dejamos hervir a fuego bajo durante dos horas. Yo no he utilizado la olla express, ni nada por el estilo, quise hacer el cocido gallego al estilo tradicional, a fuego lento y dejando sus tiempo para que todo tome sabor. Si os gusta más o queréis hacerlo más rápido, podéis utilizar la olla express. Eso es cuestión de gustos.

Las carnes las iremos sacando según se van poniendo tiernas, por ejemplo, las costillas se pondrán antes tiernas que el lacón. Pasadas las dos horas, sacamos las que más tarden junto con las legumbres, ya tiernas y las pasamos a una fuente.

Una vez cocidas las carnes y con las alubias apartadas en otra fuente, añadimos al caldo, el repollo cortado en cuatro trozos, no las pongáis con las hojas sueltas, queda mejor el cocido gallego con el repollo a trozos granes. Añadimos las patatas a dados grandes y el chorizo y las morcilla si le añadimos morcilla. Dejamos de quince a treinta minutos. Si le añadimos nabo por ejemplo, tendríamos que dejar unos treinta minutos, pero no le he añadido, así que unos quince a veinte minutos.

Pasado ese tiempo sacamos las patatas y las carnes a la fuente y las patatas aparte. Ahora solo tenemos el caldo gallego y podemos añadir fideos o filloas como se les conoce en Galicia en un poco de caldo que habremos sacado aparte en otra olla. Así podemos hacer un caldo gallego y aprovechar nuestro cocido gallego. Rectificamos de sal si hace falta.

Carnes del cocido gallego

Presentamos en la mesa el caldo gallego y las carnes junto con los demás ingredientes aparte, para que cada comensal se sirva lo que quiera o podemos presentar un plato con un poco de carne variada, las patatas y las alubias y que cada uno se añada lo que quiera. Sea como sea, es una gozada poder disfrutar de este fantástico plato de cocido gallego. Bon appétit!

07 noviembre 2018

Paloma de ensaladilla rusa, la tapa de Salamanca

Tapa paloma de ensaladilla de Salamanca

¿Nunca has oído hablar de la paloma de ensaladilla? Posiblemente sea que nunca has estado de tapeo en Salamanca o si has estado, no has entrado en alguno de sus famosos bares de tapas donde sirven la paloma de ensaladilla. Salamanca es uno de los lugares con más fama de España para salir de tapas y es muy común encontrarnos con la famosa paloma de ensaladilla, una tapa que tienes que probar sí o sí. Por supuesto no es solo una de las tapas que puedes probar en Salamanca, está la "jeta" de cerdo, el farinato... Hay muchas y todas realmente buenísimas. Hoy os voy a enseñar cómo preparan esta tapa de paloma de ensaladilla que va montada en una especie de corteza de trigo al estilo de los que podemos encontrar como aperitivos o snacks en los supermercados, pero en esta ocasión mucho más grandes. Es una tapa de lo más sencilla de preparar pero que está realmente buena y que aún no he llegado a saber el por qué de llamarse paloma, así que si alguien lo sabe y es de Salamanca, o no, que lo ponga en los comentarios y así aprendemos todos. Las cortezas es quizás lo que podamos tener más problemas en encontrar en los supermercados si no estamos en Salamanca o alrededores, yo cuando estuve allí me traje dos bolsas, eso sí, por internet o aseguro que los podéis comprar. Lo que no se compre ya por internet... Espero que disfrutéis de esta tapa de Salamanca tanto como lo hicimos nosotros y si pasais por Salamanca, ya sabéis, la paloma es una tapa.. Dejad vuestros comentarios, os leemos!

Paloma de ensaladilla rusa, la tapa de Salamanca


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes:

- Cueros os cortezas de trigo deshidratadas

Para la ensaladilla rusa:
- 3-4 patatas
- 1-2 zanahorias
- 1 lata pequeña de guisantes (opcional)
- 1 lata pequeña de maíz (opcional)
- 1 lata de pimientos morrones
- 100 gramos de gambas cocidas
- 2 latas de atún en aceite vegetal
- 1 lata de aceitunas verdes
- 1 lechuga
- 1-2 huevos cocidos (opcional)
- Sal
- 1 diente de ajo
- Salsa mayonesa casera a ser posible

- Sal de carbón para adornar (opcional)
- Perejil picado para adornar (opcional)
- Sucedáneo de huevas para adornar (opcional)



Paloma ensaladilla de Salamanca

Preparación de la paloma de ensaladilla:


Lo primero y antes que nada que debemos preparar es una ensaladilla rusa. Hay mil versiones pero si os gusta y queréis hacer la mejor ensaladilla del mundo (todos decimos lo mismo, seguro) lo único que tenéis que hacer es ver mi receta de ensaladilla rusa. Os seguro que siempre triunfa y cuando la prueban, pasan directamente a hacer la ensaladilla de mi receta. Ya os imagináis cómo puede estar de buena...

Pues una vez tenemos la ensaladilla rusa al gusto de cada uno, debemos poner una sartén al fuego con abundante aceite. Ahí vamo a preparar la base de nuestra tapa de paloma de ensaladilla al estilo de Salamanca. Os he dicho al estilo, pero vamos, que es igual que la de Salamanca. lo que cambia es el tipo de ensaladilla, pero eso también cambia en Salamanca, según el bar, según será la receta de ensaladilla rusa que preparen. Y apuesto a que también tienen algunos bares de referencia como la mejor ensaladilla de Salamanca. ¿Conoces algún bar que tenga fama por eso? Ya sabes que esperamos impacientes tus comentarios!

Cortezas para presentar la tapa Paloma de ensaladilla

Una vez tenemos fría y lista la ensaladilla rusa para montar la paloma, vamos con la base de la tapa.

Es de lo más sencillo, ponemos una sartén al fuego con abundante aceite de oliva y cuando está bien caliente, vamos a ir añadiendo, una a una, eso es importante para que no se quemen, los cueros o cortezas de trigo deshidratadas.

Las metemos en el aceite y veréis como esponjan en un par de segundos y se hinchan. Las sacamos de inmediato ya que se queman rápidamente las pasamos a papel ce cocina para eliminar el exceso de aceite. otra opción es hacer las cortezas en microondas, ponerlas a un minuto a potencia máxima. De momento no lo he probado, para la próxima pruebo y pongo las fotos, a ver si quedan igual. De momento me he quedado con la versión clásica que son fritas.

Una vez las tenemos es tan fácil como montar nuestra tapa de paloma con la ensaladilla en su hueco cóncavo. No hagáis una especie de puente, es como si fuera una cuna.

Podemos adornar por encima la ensaladilla como más nos guste y estará lista para servir. Bon appétit!

04 noviembre 2018

Cinco cremas imprescindibles para combatir el frío en invierno

¿Buscas las mejores cremas y sopas para combatir el frío? Si estás buscando las mejores cremas o sopas fáciles de preparar y realmente buenas para combatir el frío, no puedes perderte estas cinco recetas imprescindibles para el invierno. Al igual que en verano o con el calor nos apetecen ensaladas y platos fríos, las cremas y las sopas calientes son el entrante perfecto para combatir el el invierno.  Las cremas las podemos preparar durante todo el año, pero en esta ocasión, os voy a enseñar algunas que son las mejores para poder llegar a casa y entrar en calor. Son recetas saludables y que os llevarán poco tiempo, en la mayoría de las veces, en la preparación. Por regla general, si eres de cuchara, seguro que vas a encontrar en estas recetas algunas ideas que que te van a encantar y acabarán incorporándose a tu dieta habitual. Ya me contarás. ¿Y tú con qué crema combates el frío? ¿Cual es tu crema o sopa preferida? Te leemos!

Cinco cremas imprescindibles para combatir el frío en invierno




Sopa de coliflor

Una de las sopas invernales clásicas en el sur de la península ibérica y con mucha tradición en la provincia de Cádiz. La sopa de coliflor se hace con el caldo sobrante de haber hervido la coliflor y es muy sencilla de preparar y que mantiene la tradición de la antigua cocina. Una de mis favoritas.



Crema de calabacín de la abuela

Una de las cremas que más le gustan a toda la familia es sin duda la crema de calabacín, aquí tienes la receta antigua y tradicional sin quesito, pero si quieres, puedes añadirle y darle un toque personal. Muy económica y fácil también de preparar que le va a encantar a toda la famila.




No podía faltar dentro de las cremas y sopas imprescindibles la sopa de verduras. Esta vez le vamos a añadir unos fideos cabello de ángel que estarán listos en un par de minutos. Todo un clásico de los hogares de todo el mundo.




Para los amantes de los champiñones o las setas os dejo esta increíble crema casera de champiñones. Si las preparamos durante el otoño tendremos multitud de tipos de setas para elegir y si la preparamos de champiñones podremos comerla durante todo el año. Bien caliente está riquísima y ayuda a combatir y sobrellevar un poco mejor el frío.




¿Quién dijo que no se podían combinar verduras y frutas? Aquí tienes el ejemplo más claro con esta crema de apio y manzana. Si nunca la habías probado, no esperes más y aprovecha que llega el frío para disfrutar de esta crem atan rápida y fácil de preparar.

loading...