23 febrero 2018

Croquetas de Cabrales con nueces

Croquetas Cabrales y nueces

Te invito a probar mi receta de auténticas croquetas de Cabrales con nueces. Las croquetas de Cabrales son muy típicas de Asturias y he aprovechado que me regalaron hace poco un queso con DO Cabrales por lo que no pude resistir la tentación de hacerlas. Aunque al principio pueda parecer que el sabor de las croquetas va a ser muy intenso, la verdad es que son bastante suaves al paladar y realmente cremosas. Por lo menos para mí. Ya sabéis que en la cocina es un poco cuestión de gustos. Yo reconozco que me vuelvo loco con el queso Cabrales y la sidra asturiana. Soy un enamorado de Asturias, lo reconozco. Os voy a enseñar a hacer las croquetas de queso Cabrales con nueces pero podéis experimentar y mezclar un poco de manzana, o incluso pera caramelizada, para darle un toque diferente y que las hará irresistibles. Es un entrante o aperitivo muy fácil y realmente rico. ¿Alguien tiene ganas de comer croquetas de Cabrales y nueces? Que levante la mano!

Croquetas de Cabrales con nueces


Dificultad: baja
Coste: bajo-medio

Ingredientes: (4-6 personas)

- 150 gramos de queso DO Cabrales
- 3-4 nueces peladas
- 1/2 cebolla
- Harina de trigo
- Mantequilla sin sal
- Aceite de oliva virgen
- Leche entera
- Nuez moscada
- Pimienta blanca
- Sal
- 2-3 huevos
- Pan rallado


Croquetas caseras de Cabrales y nueces


Preparación de las croquetas de Cabrales y nueces:


En una sartén o una olla ancha, echamos un par de nueces de mantequilla y un par de cucharadas soperas de aceite de oliva virgen. Cuando está caliente, añadimos la cebolla picada muy fina. Rehogamos durante unos minutos o hasta que esté la cebolla transparente.

Los utensilios que vamos a utilizar deben ser de madera o plástico apto para cocina. Así no rallamos en ningún momento la sartén o la olla si tienen antiadherente.

Cuando la cebolla está transparente, añadimos cuatro cuchadas colmadas de harina de trigo. Podemos pasarlas por un colador y tamizarlas, de esa forma queda más suelta y se trabaja mejor. Movemos y mezclamos bien. Rehogamos durante un par de minutos a fuego medio. Así tostamos un poco la harina y eliminamos el sabor a crudo.

Auténtico queso Cabrales de Asturias

Masa para croquetas

Ahora vertemos un poco de leche fría. Poco a poco, solo un chorro. Iremos añadiendo, mezclando y dejando que vaya absorbiendo la leche. No añadimos más leche hasta que no absorbe la anterior. Poco a poco veréis que podemos trabajar y se va formando la bechamel para las croquetas. No debe quedar muy líquida pero tampoco muy espesa ya que debemos de dejarla hervir unos minutos. Con cinco o diez es suficiente. Salpimentamos y añadimos un poco de nuez moscada si nos gusta darle ese toque.

Añadir el queso Cabrales

Añadir las nueces

Apartamos del fuego y añadimos el queso de Cabrales y luego las nueces troceadas. Mezclamos, echamos el contenido en un recipiente y dejamos templar antes de meter la masa de las croquetas en la nevera. Dejamos de dos a tres horas.

Sacamos la masa de Cabrales y nueces y batimos un par de huevos en un recipiente. Con una cuchara cogemos porciones de la masa, la metemos en el huevo batido y las pasamos por pan rallado. Damos con las manos la forma de croquetas y reservamos.

Ponemos una sartén con abundante aceite y las freímos con cuidado de no quemarlas. Pasamos a un papel absorbente para eliminar el exceso de aceite y listas. Ya tenemos nuestras croquetas caseras de queso Cabrales. Bon appétit!

21 febrero 2018

Mostachones tradicionales caseros

Mostachones de Utrera tradicionales

¿Has probado a preparar la receta de mostachones de Utrera? Uno de los dulces más típicos de Utrera, en Sevilla, son los mostachones y si sigues esta receta, vas a preparar este dulce tan rico y tradicional de la repostería andaluza y que a todo el mundo le gusta tanto. Los mostachones son uno de los dulces típicos de los conventos y los que más fama tienen son los que hacen hacen las mojas Clarisas, una de las mejores reposteras que existen, sin duda. Para los que los han probado, o tienen ganas de probar los mostachones, no cabe duda que esta receta les va a venir realmente bien y van a poder hacerlos en casa muy facilmente. Ya sabéis que hay que continuar con los legados gastronómicos y preparar recetas típicas para que no se pierdan. Seguro que os van a encantar. Y si te animas a hacer recetas típicas de conventos, prueba a preparar esta tarta de manzana del convento que va a ser toda una delicia para vuestros sentidos!

Mostachones tradicionales caseros


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4-6 personas)

- 125 gramos de harina
- 125 gramos de azúcar
- 3 huevos
- 1 limón
- 1 pizca de sal

Mostachones Utrera tradicionales caseros


Preparación de los mostachones:


Rallamos un limón y reservamos.

Echamos los huevos en un recipiente de plástico o de cristal ancho y con fondo. Batimos muy bien los huevos muy bien. Deben estar muy bien batidos. No tengáis prisa y batir al menos diez o quince minutos. A mano es un trabajo importante, así que mejor que utilicéis las varillas con la batidora eléctrica. Yo os voy a dejar dos formas de hacerlas o dos recetas y podéis probar cual os gusta más.

Seguimos batiendo y añadimos poco a poco azúcar y una pizca de sal para que mezcle bien y se integre todo. Añadimos  la ralladura de limón que teníamos reservada y la harina. Tamizar con un colador antes y agregar poco a poco y sin dejar de batir. Hay gente que le echa una cucharadita de levadura química, así que si queréis, podéis añadirla en este momento.

Una vez está la masa lista, podemos meterla en una manga pastelera e ir echando porciones sobre el papel sulfurizado. Si tenéis papel de estraza de toda la vida mejor. Pero ahora casi todo el mundo tiene papel de horno que viene en pliegues de un solo uso. No pongáis muy cerca una porción de otra. Dejad tres o cuatro centímetros entre una y otra. Poned el horno a calentar a 180 grados.

Una vez el horno está caliente, metemos la bandeja con los mostachones para que se hagan durante unos 15 minutos. Estad atentos ya que cada horno es un mundo y pueden quemarse. Cuando están doraditos los sacamos y podemos espolvorear por encima con azúcar glass o canela. Aunque lo mostachones originales no la llevan.

La siguiente forma de hacer los mostachones tradicionales es en un recipiente, como antes, echamos solo las claras y montamos. Añadimos el azúcar poco a poco y mezclamos con los huevos batidos también. Lo hacemos con movimientos envolventes con una lengua de cocina.

Agregamos como anteriormente el resto de ingredientes pero siempre, poco a poco, y con suavidad, para que no pierda volumen. Una vez lista la masa de los mostachones, lo metemos en una manga pastelera y echamos porciones encima del papel de horno o podemos hacerlo con una cuchara grande con cuidado para que queden también porciones del mismo tamaño. Al horno quince minutos a 180 grados y listo. Dejar enfriar y cortar individualmente. Bon appétit!

16 febrero 2018

Empanada de puerros y bacalao

Empanada de puerro y bacalao

¿Quieres hacer unas fantásticas empanadas de puerros y atún?  Las empanadas de puerros y bacalao son una de las más fáciles y rápidas que podemos hacer en casa y con toda seguridad, van a ser la delicia de toda la familia por su jugosidad y sabor. Vamos a ver cómo hacer, con una masa de hojaldre fresca, que podemos encontrar en cualquier supermercado, estas riquísimas empanadas individuales que tanto van a gustarles a los más pequeños como a los mayores. Es una receta que podemos preparar para ocasiones especiales, como Navidad o la cena de fin de año, en porciones individuales y que podemos presentarlas a modo de aperitivo o entrantes. La combinación de puerro y bacalao está muy buena y es una receta fácil, como os he comentado antes y bastante económica. ¿Te animas a preparar esta empanada de puerros y bacalao para las fiestas, o incluso como receta de Navidad?

Empanada de puerros y bacalao

Dificultad: muy fácil
Coste: barato

Ingredientes:

- 1-2 puerros
- 250 gramos de bacalao en su punto de sal
- 2 hojas de masa de hojaldre
- 1 bote de nata de cocinar de 200 ml
- 1 huevo
- Sal
- Pimienta blanca


Preparación de la empanada de puerros y bacalao:

En este caso hice empanadas más pequeñas individuales, pero si queremos, podemos hacer una mayor para luego cortarla a trozos.

Limpiamos el puerro y lo cortamos a trozos de uno o dos centímetros. Ponemos una olla con agua suficiente para cubrir los puerros.  Llevamos a ebullición y lo dejamos cinco minutos. Sacamos del agua y escurrimos. En una sartén, ponemos una nuez de mantequilla y un par de cucharadas de aceite de oliva y refreímos el puerro junto con el bacalao que habremos desmenuzado previamente. Añadimos una pizca de sal y pimienta. Dejamos que se haga el bacalao. Con unos minutos basta.

refreir-los-puerros
añadir-nata

A continuación batimos el huevo, reservamos la mitad. Mezclamos la otra mitad de huevo con el bote pequeño de nata y lo echamos todo a la sartén. Removemos un par de minutos y apartamos.

Con unos moldes metálicos redondos hacemos cortes en la masa fresca de hojaldre. Rellenamos con la crema de puerros, ponemos otra parte de masa para cerrar la empanada y sellamos con ayuda de un tenedor alrededor de la masa. Pintamos por encima con la otra mitad del huevo batido que teníamos reservado.

Metemos nuestras empanadas de puerro y bacalao en el horno que habremos puesto a calentar a 180 grados centígrados y dejamos que suba la masa y se dore. Sacamos del horno y dejamos templar antes de comerlas. Bon appétit!

12 febrero 2018

Orejas de carnaval

Orejas de carnaval, gastronomía gallega

¿Quieres saber como preparar unas orejas de carnaval? Las orejas de carnaval son un dulce típico de Galicia en carnaval y esta es la receta típica de la abuela. Al carnaval en Galicia se le llama 'Entroido' y por supuesto esto son las famosas 'Orellas de Entroido' gallegas. Son muy fáciles de hacer ya que se hacen fritas y se terminan espolvoreando con azúcar glass o mezclada con un poco de canela. Si vives en otra parte de España, es posible que no las conozcas por orejas de carnaval y más bien os suene el nombre de 'Hojuelas'. El truco para que les guste a toda la familia es que salgan bastante finas. Cuando las estéis friendo la masa de las orejas veréis como algunas se hinchan, a mi son las que más me gustan. Un dulce típico de la cocina tradicional gallega que poco a poco se va extendiendo en carnaval a todos los rincones de España. Si se te ha abierto el apetito ya sabes, no te pierdas cómo hace estas orejas de carnaval, paso a paso. Verás qué es receta muy fácil y rica.

Orejas de carnaval


Ingredientes:

- 275 gramos de harina de trigo
- 50 gramos de mantequilla
- 25 ml de anís
- Azúcar glass
- 1 huevo
- 1 limón
- Aceite de oliva virgen
- Sal


Orejas de carnaval


Preparación:

Batimos el huevo en un recipiente. Añadimos 100 ml de agua tibia y la mantequilla a punto de pomada. Ya sabéis, una mantequilla a temperatura ambiente blanda pero sin llegar a derretirse.

A continuación, añadimos el anís. También vale Chinchón. Agregamos 60 gramos de azúcar glass o glacé, un poco de sal y la ralladura de medio limón. Mezclamos todos los ingredientes con ayuda de las varillas. Si quieres hacer tu propio azúcar glass casero puedes pasarte para ver cómo se prepara. Yo siempre lo recomiendo ya que sale mucho más económico.

Mezclar la masa para las orejas de carnaval

Tapar y dejar reposar

Incorporamos la harina tamizada, poco a poco. Al mismo tiempo vamos mezclando. Cuando tenemos lista la masa, hacemos una bola y la tapamos con film transparente. Reservamos a temperatura ambiente. No hace falta meter en el frigorífico. Si osa queda demasiado blanda, añadiremos un poco más de harina y si queda demasiado seca, añadiremos un poco más de agua tibia.

Pasada una hora iremos tomando de la masa pequeñas porciones de masa. No muy grandes, un poco mayor al tamaño de una nuez moscada aproximadamente. Aplastamos las bolas con un rodillo y damos forma de orejas de cerdo. Aquí cada uno tendrá más destreza que otros. Si no os sale bien a la primera, intentad hacerlas de nuevo y que termine en punta. Si se os pega en la encimera la masa para las orejas de carnaval podéis poner un poquito de aceite o de harina.

Dar forma a las orejas

Freír las orejas de carnaval

Echamos abundante aceite en una sartén a fuego medio fuerte y vamos a ir friendo las orejas. No necesitan mucho tiempo, en el momento que toman un poco de color y flotan estarán listas.

Pasamos nuestras orejas de carnaval una vez fritas a papel absorbente. Así eliminamos el exceso de aceite. Las pasamos a un recipiente o una fuente y espolvoreamos con azúcar glass por encima o con azúcar y canela. Bon appétit!

10 febrero 2018

Fajitas veganas de carne de soja

Fajitas veganas de carne de soja

¿Te gusta la cocina vegana? ¿Buscas unas fajitas veganas o vegetarianas con carne? Pues te enseño a preparar de una forma muy fácil y rápida estas fajitas veganas de carne de soja. La preparación es casi la misma que cuando vamos a hacer las fantásticas fajitas mexicanas, pero vamos a sustituir la carne por carne de proteína de soja texturizada. El resto de ingredientes de las fajitas son verduras, así que yo os he puesto algunas de ellas pero podéis variar al gusto. El sabor es casi el mismo que si utilizamos carne de cerdo o ternera ya que al utilizar especias para fajitas o burritos, el sabor no varía. La textura de la soja texturizada es similar a la carne, incluso es similar a la carne picada, así que eso tampoco lo vamos a notar mucho. Con esta receta, lo que conseguimos es no utilizar carne, o en mi caso, sustituir algo de carne en la alimentación por otros productos que me proporcionan proteínas. ¿Os animáis a preparar estas fajitas veganas de carne de soja?

Fajitas veganas carne de soja


Fajitas veganas de carne de soja


Dificultad: muy baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 1 paquete de fajitas de trigo o maíz
- 1 paquete de soja texturizada troceada
- 2 dientes de ajo
- 1 cebolla
- 1 zanahoria
- 2 pimientos verdes
- 1 trozo de pimiento rojo o amarillo
- 1 aguacate maduro
- Tomate frito casero a ser posible
- 1 paquete de especias o condimentos para fajitas o burritos
- Aceite de oliva


Preparación de las fajitas veganas o vegetarianas:

Primero debemos hidratar la soja texturizada. Para ello ponemos ocho puñados de la mano (una mano adulta) de la soja texturizada en un recipiente con agua. El agua debe cubrir al menos dos dedos por encima de la soja ya que luego absorbe el agua y reduce. Debamos dejarla durante 20 minutos. Pasado ese tiempo, tiramos el agua y estrujamos la soja con las manos para eliminar todo el agua que podamos.

En una sartén echamos una buen chorro de aceite de oliva y cuando esté caliente sofreímos los dientes de ajo picados junto a la cebolla picada. Pasados cinco minutos añadimos las verduras cortadas a tiras o dados, como más os guste. Dejamos unos minutos y añadimos la soja texturizada, un poco de sal al gusto, tres o cuatro cucharadas de tomate frito al gusto y un poco de condimento para fajitas. Cuando las verduras están blandas, probamos y rectificamos añadiendo más condimento para fajitas o burritos si nos gusta más fuerte de sabor. Apartamos y reservamos.

Rellenar las fajitas veganas

Pelamos y quitamos el hueso al aguacate y trituramos con un tenedor en un recipiente. Añadimos un poco de sal, aceite y vinagre. Al gusto. Aquí podemos mezclar con lechuga picada y queso rallado. Si lo queréis totalmente vegano, hay quesos que se venden en tiendas especializadas para veganos. Si no tenéis problema, podéis añadir el queso que os guste al gusto o simplemente no añadirlo.

En otra sartén aparte, ponemos las fajitas a calentar según las indicaciones del fabricante y cuando están listas, presentamos en la mesa junto con las verduras y aguacate, lechuga, queso, etc para el relleno. Cada uno que ponga lo que quiera y la cantidad que quiera. Se envuelve la fajita con el relleno vegano y lista para comer. Bon appétit!

04 febrero 2018

Espaguetis de calabacín con salsa cazadora

Espaguetis de calabacín con salsa cazadora

¿Has probado alguna vez los espaguetis de calabacín? Pues seguro que no has comido nunca estos espaguetis de calabacín con salsa cazadora casera. Una receta con mucho sabor donde vamos a combinar verduras, sobre todo el calabacín que va a ser el sustituto de la pasta y carne junto a la salsa cazadora que le otorgará todo el sabor. La salsa cazadora la podéis tener en cubitos congelados. Así es como yo los tengo. Podeís ver la receta de cómo hacer cubitos de caldo caseros por si os apetece tenerlos en el congelador y utilizarlos en vuestros platos y cómo se hace la salsa cazadora en el enlace a las codornices en salsa cazadora que os pongo abajo. Otra cosa que os preguntaréis quizás, es cómo hacer los espaguetis con los calabacines. Pues es de lo más fácil con un rallador de cocina, así es como yo los hago o con un pequeño utensilio que venden expresamente para sacar tiras de diferentes verduras. Eso podéis buscarlo por la red o preguntar en tiendas especializadas. Con todo esto, ya podremos preparar este fantástico plato de espaguetis de calabacín con salsa cazadora. ¿Tienes algún otro plato donde sustituyas la pasta, en este caso los espaguetis, por calabacines?

Espaguetis de calabacín con salsa cazadora


Dificultad: baja-media
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 2 calabacines largos
- 2 zanahorias
- 2 dientes de ajo
- 1 pimiento rojo
- 1 pechuga de pollo entera
- Cebollinos
- 1 bote de nata para cocinar de 200 ml.
- Salsa cazadora casera (puedes ver la receta de codornices en salsa cazadora)
- Sal
- Pimienta molida
- Aceite de oliva virgen

Para una salsa cazadora fácil:

- 4 dientes de ajo
- 1/2 cebolla
- 1 pimiento verde
- 100 gramos de champiñones
- 1 zanahoria
- 1 tomate
- 1/4 de litro de vino tinto
- 1 pastilla de caldo de carne
- Sal
- Pimienta negra
- 2 clavos de olor
- Romero
- Tomillo
- Aceite de oliva virgen


Preparación de los espaguetis de calabacín con salsa cazadora:


Yo os recomiendo que primero tengáis preparada la salsa cazadora. No es que tenga complicación pero os he dejado los ingredientes para hacer una muy fácil y que puede sustituir a la que podéis leer en la receta de codornices en salsa cazadora. Si queréis hacerla con otra salsa o caldo de carne que tengáis en casa, por el tema de no tener que preparar la salsa cazadora, también estará para chuparse los dedos.

Echamos en una olla express los ajos troceados y dejamos que empiecen a dorar. Una vez toman color, agregamos el resto de las verduras troceadas menos los champiñones. Salpimentamos y agregamos los clavos de olor, un poco de tomillo y romero. Rehogamos durante unos cinco minutos y agregamos los champiñones. Rehogamos unos minutos.

Agregamos el vino tinto y dejamos que evapore el alcohol. Para ello debe de hervir unos minutos. Añadimos la pastilla de caldo de carne (debe ser de caldo de carne, no una genérica) y un vaso de agua. Cerramos la olla y dejamos hervir unos diez minutos. Apartamos y abrimos con cuidado.

Trituramos las verduras con la batidora y las pasamos por un colador.  Ponemos de nuevo al fuego y dejamos que reduzca, al menos un tercio al salsa. Rectificamos de sal si es necesario. Una vez ha reducido, apartamos y reservamos.

Ahora vamos con los espaguetis de calabacín. Para ello, lo que podemos utilizar es el rallador de cocina. Limpiamos bien los calabacines y vamos a rallarlos a lo largo para que nos salgan tiras similares a los espaguetis. Os he comentado que también hay utensilios para hacerlos que los venden en muchos supermercados y tiendas especializadas.

Rallar para hacer los espaguetis de calabacín

Espaguetis de calabacín caseros

Reservamos los espaguetis que hemos fabricado de calabacín. Cortamos a tiras el resto de la verdura, pero del pimiento rojo solo pondremos un trozo, no entero. Aunque si lo queréis todo, podéis ponerlo sin problemas.

Cortamos la pechuga de pollo en trozos largos y finos. Reservamos.

Una vez tenemos todos los ingredientes preparados, ponemos una olla con un fondo de aceite de oliva a fuego medio y echamos los ajos laminados. Cuando empiecen a tomar color, agregamos los trozos de pollo y dejamos dorar un poco pero siempre moviendo para que no se peguen.

Añadir los cubitos o salsa cazadora

A continuación, añadimos la zanahoria y salpimentamos. Rehogamos unos minutos, añadimos el bote de nata para cocinar y un cuarto de vaso de agua caliente.

Dejamos cinco minutos y añadimos los espaguetis de calabacín y como debemos de tener la salsa cazadora preparada con anterioridad, o como en mi caso, tenía los cubitos congelados de la salsa cazadora, se la agregamos. Si no tenéis salsa cazadora y tenéis alguna otra de carne, podéis sustituirla por la que más os guste. Yo le puse seis cubitos congelados de la salsa cazadora ya que es muy concentrada. Mezclamos y dejamos hervir un par de minutos.

Apartamos los espaguetis de calabacín y rectificamos de sal si es necesario. Dejamos reposar y listo para servir con unos cebollinos finamente picados por encima. Bon appétit!