31 marzo 2018

Salsa de frambuesas casera

Salsa de frambuesas
¿Quieres preparar un plato con salsa de frambuesas? Te enseño un receta fácil y rápida para que hagas una salsa de frambuesas casera para chuparse los dedos. No importa que utilices frambuesas frescas o frambuesas congeladas, la preparación es la misma y el sabor va a ser realmente bueno. Este tipo de salsa de frambuesa puedes utilizarla para acompañar un fantástico magret de pato, carnes de caza o cualquier preparación donde queras dar un contraste entre el dulce y el salado. Esta salsa de frambuesas no es totalmente dulce ya que vamos a incorporar algunos ingredientes que le otorgan un sabor agridulce que la hacen única. Lo mejor de todo es que la vamos a colar y obtenemos una salsa de frambuesas fina y sin esas pipas tan molestas a la hora de comer. ¿Te animas a prepararla?

Salsa de frambuesas casera


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: 

- 250 gramos de frambuesas frescas o congeladas
- 1 cebolla
- Mantequilla
- Aceite de oliva virgen
- Mermelada de frambuesas
- Salsa de soja
- Sal
- Agua


Preparación para la salsa de frambuesas:


Yo he utilizado frambuesas congeladas pero podéis preparar la salsa con frambuesas frescas si os gustan más. Ponemos un cazo mediano a fuego bajo medio y con un par de cucharaditas de mantequilla. Cada una del tamaño de una nuez moscada aproximadamente. Echamos una cucharada de aceite de oliva y picamos media cebolla. La cortamos muy fina y la añadimos al cazo.

Dejamos que vaya tomando color la cebolla y cuando toma un color dorado, añadimos un par de cucharadas de mermelada de frambuesas y las frambuesas que teníamos reservadas. Agregamos una pizca de sal y mezclamos.

Pasados unos minutos añadimos un par de cucharadas soperas de salsa de soja. Subimos a fuego medio alto y añadimos medio vaso de agua. Unos 125 ml. Mezclamos y llevamos a ebullición. Dejamos durante unos diez minutos.

Añadir las frambuesas

Hervir las frambuesas

Pasar por un colador la salsa

Pasado ese tiempo, apartamos y probamos. Si nos gusta algo más dulce, podemos añadir un poco de azúcar y mezclar bien. Pasamos el contenido al vaso de la batidoras y trituramos muy bien. Pasamos ahora el contenido por un colador fino y vamos a ir colando la salsa de frambuesas poco a poco. Desechamos las pipas que van sobrando. Cuando tenemos la salsa colada podremos utilizarla como acompañamiento de nuestros platos de carne que más nos gusten. Bon appétit!

29 marzo 2018

Croquetas de jamón ibérico

Croquetas jamón ibérico

¿Quieres una receta fácil de croquetas de jamón? Si lo que buscas es hacer unas croquetas de jamón ibérico, has elegido el blog correcto para que te pongas manos a la masa. Esta quizás sea una de las mejores recetas o la mejor receta de croquetas de jamón ibérico de bellota que podrás preparar por sencilla y por lo buenísimas que te van a salir. No es la primera ve que escribo sobre alguna receta de croquetas, pero aunque parezca mentira y llevo más de mil recetas escritas, no había publicado las croquetas de jamón ibérico. Tampoco pasa nada, todo tiene una primera vez y aquí os voy a dejar mi receta para que las disfrutéis con un empanado realmente crujiente a base de una mezcla de pan rallado y puré de patatas. ¿Os sorprende? Ya veréis qué resultado tan bueno os va a dar esta fórmula que os voy a proponer. También os dejo el enlace a otros artículos que creo que os pueden interesar a los amantes del jamón ibérico y son muy demandados, como este artículo donde os explico el etiquetado del jamón ibérico y la clasificación de los jamones. Como siempre, espero que dejéis vuestros comentarios y me sigáis por las redes sociales. Os comento también que he utilizado los trozos de recortes y de las zonas que se van poniendo más duras al cortar el jamón. Si no tenéis jamón ibérico, vale perfectamente un jamón serrano o los daditos que venden en los supermercados.


Detalle croquetas jamón ibérico


Croquetas de jamón ibérico


Dificultad: baja-media
Coste: bajo-medio

Ingredientes:

- 200 gramos de jamón ibérico de bellota
- 1 cebolla
- 1 litro de leche
- 4 cucharadas soperas de harina
- Una cucharada sopera de mantequilla
- Dos cucharadas de aceite de oliva virgen
- Sal
- Pimienta blanca (opcional)
- Nuez moscada rallada (opcional)


Preparación de las croquetas de jamón ibérico:


Picamos con una maquina picadora el jamón, la cebolla por separado y reservamos.

En una olla o cazuela grande ponemos una cucharada sopera de mantequilla y dos de aceite de oliva. Cuando está caliente, añadimos la cebolla picada previamente. Dejamos que tome un poco de color la cebolla y añadimos a continuación la harina tamizada. Podemos pasarla por un colador. Mezclamos y tostamos un poco, para que luego no sepa a harina cruda. Vermos que se liga con las grasas y se crea una especie de pelota. No pasa nada. Añadimos a continuación un chorro de leche fría y mezclamos.

Vais a ver que la harina va absorbiendo la leche a medida que agregamos poco a poco. Cuando se consume y absorbe la leche, iremos añadiendo. No echarla de una sola vez ya que se formarían grumos y no se haría la bechamel que necesitamos para nuestras croquetas de jamón. Lo que debemos es ayudarnos con unas varillas metálicas e ir mezclando continuamente a fuego bajo medio.

Cuando veamos que tenemos una salsa bechamel espesa, añadimos, y siempre sin dejar de mover, un poco de pimienta y nuez moscada rallada al gusto. No añadiremos sal ya que el jamón ibérico ya tiene bastante y podrían quedar las croquetas saladas.

Masa para croquetas

Mezclamos a fuego bajo medio y añadimos sin dejar de mover, el jamón. Cuando veamos que tenemos una masa consistente y bastante espesa pero con cremosidad, y debemos recordad que al enfriarse toma cuerpo y endurece un poco, apartamos.

Dejamos templar unos minutos y la pasamos a un recipiente para que se enfríe, poco a poco, a temperatura ambiente. Cuando la masa de nuestras croquetas esté fría la dejamos en el frigorífico un par de horas.

Masa de croquetas de jamón lista para enfriar

Pasado ese tiempo y cuando ya tienen consistencia, hacemos las croquetas. Primero con ayuda de una cucharilla cogemos un trozo de la masa y la pasamos por huevo batido. Luego la pasamos por pan rallado mezclado con puré de patatas de paquete o panko japonés y le damos la forma de croqueta. Así hasta acabar con toda la masa. Una vez listas las croquetas de jamón ibérico, las freímos y las pasamos a papel de cocina para eliminar el exceso de aceite. Listas para servir. Bon appétit!

26 marzo 2018

Torrijas al vino tinto

Torrijas al vino tinto

¿Quieres preparar unas riquísimas torrijas al vino tinto? Si estás deseando darle un bocado a estas torrijas al vino tinto no te pierdas mi receta para que puedas disfrutar de un dulce tradicional de Cuaresma y de nuestra Semana Santa. Cuando las pruebes, vas a ver que el color de estas torrijas al vino tinto son muy parecidas a los colores de los nazarenos cuando procesionan por la calle. El truco para que te salgan unas torrijas riquísimas es que utilices un buen vino y un pan consistente, mejor siempre del día anterior o algún pan especial para torrijas. Yo soy muy tradicional en estas elaboraciones y prefiero siempre hacer las torrijas de toda la vida, con pan a rebanadas del día anterior. Aunque las torrijas son un dulce más consumido en épocas de Semana Santa, también podéis disfrutarlo durante todo el año ya que es muy fácil de preparar y puedes cambiar de tipo de elaboración de receta para probar otros tipos como las torrijas tradicionales de Semana Santa con leche o las torrijas con miel. Todas están riquísimas y puedes ir cambiando cuando te apetezca. Ya sabes que si te ha gustado mi receta de torrijas al vino me encantará que me dejes un comentario y me digas por las redes sociales.

Cómo preparar torrijas al fino

Torrijas al vino tinto



Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes:

- 500 ml de vino tinto de calidad
- 1 barra cortada a rebanadas del pan del día anterior
- 200 gramos de azúcar blanco
- 1 rama de canela
- 1 naranja
- 1 clavo de olor
- 4-5 cucharadas soperas de miel
- 2-3 huevos
- Aceite de girasol para freír


Preparación de las torrijas al vino tinto:


Cortamos las rebanadas de la barra de pan el día anterior al que vayamos a hacer las torrijas al vino y dejamos que se pongan duras.

Una vez tenemos el pan del día anterior, ponemos una olla con medio litro de vino tinto. El vino que sea un vino de calidad, pero tampoco hace falta que sea un vino de reserva. Ponemos a hervir en el fuego y dejamos unos dos o tres minutos hirviendo para que pierda el alcohol.

Añadimos al vino 200 ml de agua al vino tinto mientras sigue hirviendo, la rama de canela, el clavo de olor, el azúcar, una cucharada opera de miel y la cáscara sin parte blanca de una naranja. Mezclamos hasta disolver el azúcar y dejamos hervir cinco minutos. Apartamos y dejamos infusionar durante una hora. Así el vino tomará los sabores del resto de ingredientes.

Colocamos en una fuente las rebanadas de pan. Yo os he comentado antes que prefiero pan de barra del día anterior, pero hoy día hay panes de molde especiales para torrijas, aunque yo no los he probado. Siempre que hice torrijas he utilizado pan de toda la vida. Cuestión de gustos.

Pasado ese tiempo, colamos el vino para que queden el resto de ingredientes en el colador mientras vamos echando el vino por encima de las rebanadas de pan que teníamos dispuestas en una bandeja. Podemos poner dos capas de pan e ir dando la vuelta al pan con mucho cuidado de no partir las rebanadas.

Colar el vino tinto para las torrijas

Dejar empapar en vino las torrijas

Dejamos que empapen mientras batimos los huevos en un plato o recipiente. Ponemos una sartén con aceite limpio girasol a fuego medio alto. Cuando el aceite tiene ya temperatura, pasamos las rebanadas de pan empapadas de vino por el huevo batido y a continuación las ponemos a freír. Dejamos que se doren por un lado y le damos la vuelta. No pongáis muchas torrijas a freír porque el aceite se puede enfriar.

Las iremos pasando, una vez fritas, a papel de cocina para que absorba el exceso de aceite. Así procederemos con el resto de nuestras torrijas.

Echar miel diluida a las torrijas por encima

Una vez las tenemos todas fritas, las colocamos con cuidado en una fuente. Reservamos.

En un vaso o un recipiente con unos 200 ml de agua templada. Echamos tres o cuatro cucharadas soperas de miel y diluimos.  Echamos a continuación el aguamiel por encima de las torrijas para que empapen. si queréis podéis echar un poco más de miel pura por encima y darle la vuelta a las torrijas para que todas tomen el mismo líquido por igual. Una vez las tenemos listas y bien empapadas ya podemos presentar nuestras fantásticas y ricas torrijas al vino. Si os gusta y sois muy golosos podéis echarles un poco de canela o azúcar glass por encima. Bon appétit!

21 marzo 2018

Tortipizza de patatas chips

Tortipizza de patatas

¿Sabes qué es una tortipizza? Hoy te voy a enseñar a hacer una tortipizza de patatas chips para que tengas listo un plato muy rico en muy poco tiempo y de la manera más fácil. Este tipo de elaboraciones son las que más gustan a los más jóvenes de la casa por su sencillez en la preparación y por lo ricos que están. La tortipizza es una fusión de elaboraciones, por un lado la tortilla, ya que vamos a hacer una tortilla a la que no vamos a darle la vuelta y por otro, el sabor típico de las pizzas, porque vamos a utilizar tomate, orégano y queso. La fusión de los dos es esta tortipizza de patatas chips. Lo único imprescindible que debéis tener en cuenta es que la sartén sea medianamente grande, aunque no demasiado y que el antiadherente está intacto y sea una buena sartén, ya que si se pega por no utilizar una buena sartén, hemos fracasado en la elaboración totalmente ¿No lo has probado nunca y te ha sorprendido? Pues ahora no tienes excusas para preparar esta tortipizza porque te va a encantar. Como siempre espero vuestros comentarios y veros por las redes sociales!

Tortipizza de patatas chips


Dificultad: muy baja
Coste: bajo

Ingredientes: (1-2 personas)

- 2-3 huevos frescos
- 1 paquete de patatas fritas chips
- 1 bote de salsa de tomate frito
- Queso mozzarella
- Orégano
- Sal
- Aceite de oliva virgen


Tortipizza de patatas chips

Preparación de la tortipizza de patatas chips:


Como os he comentado antes debemos tener una sartén buena y con el antiadherente intacto. El tamaño de la sartén dependerá del tamaño que vayamos a querer de tortipizza o de los huevos que pongamos. Debe quedar como una pizza de masa fina. l fin y al cabo, lo que vamos es a hacer es una tortilla con huevos al que le vamos a dar aspecto y sabor de pizza.

Batimos los huevos y añadimos un poco de sal junto con las patatas chips o de paquete. Yo no utilicé ningun sabor en concreto pero podéis utilizar con sabor a bacon, jamón, etc... La que mas os gusten.

Ponemos la sartén con una cucharadita de aceite de oliva a fuego medio. Cuando ha alcanzado temperatura, echamos los huevos con las patatas mezcladas. Bajamos el fuego al mínimo y añadimos el resto de ingredientes por encima. El tomate frito primero, luego el queso y el orégano. Tapamos con una tapadera y dejamos que el huevo vaya cuajando. Si ponemos el fuego muy fuerte, se nos va a quemar y si no utilizamos una buena sartén se pegará y se partirá todo.

Cuando el huevo está cuajado tendremos nuestra tortipizza de patatas terminada. Podéis añadir los ingredientes que más os gusten o combinarlos con bacon, jamón cocido, gambas, etc.. Cuando vayáis a presentar podéis cortar como si fuera una pizza. Bon appétit!

15 marzo 2018

Falso tocino de cielo

Falso tocino de cielo

¿Sabes cómo preparar un trampantojo de tocino de cielo o falso tocinillo de cielo? Hoy te voy a enseñar a preparar un falso tocino de cielo para que engañes a tus comensales y los sorprendas a todos. Si ves la foto y crees que es tocinillo de cielo, fantástico! Es que tú también creerías que es tocinillo de cielo y en realidad es falso por lo que quizás deberías el plantearte ponerte manos a la obra y hacerlo. Si te asaltan las dudas de que no tienes horno y no vas a poder, te voy a dar una buena noticia. El falso tocino de cielo no se hace al horno. Por lo que tendrás que pensar otra cosa o inventarte otra excusa para no hacerlo.

Trampantojo tocino de cielo

Falso tocino de cielo


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4-6 personas)

- 350 ml. de zumo de naranja natural
- 1 bote pequeño de nata para cocinar (200 ml)
- 1 sobre de gelatina de sabor naranja o en su defecto 8 láminas de gelatina neutra
- 200 gramos de azúcar blanco
- Caramelo líquido


Cómo preparar falso tocino de cielo

Preparación del trampantojo de tocino de cielo:


Si no tenemos caramelo líquido, os invito a ver mi receta de cómo preparar caramelo líquido para postres que es verdaderamente fácil de realizar. Si no os queréis complicar, podéis utilizar caramelo líquido de bote.

Exprimimos las naranjas y colamos. No debe tener pulpa. Si no tenemos naranjas a mano, podemos hacerlo con zumo de naranja de bote.

Ponemos la mitad del zumo junto con la gelatina y mezclamos. Reservamos.

Si lo que quieres es saber cómo se hace el tocinillo de cielo tradicional puedes ver la receta en mi blog.

En una cazuela o una olla, echamos el resto del zumo, la nata y el azúcar. Llevamos a ebullición y apartamos. Añadimos el zumo que hemos mezclado con la gelatina y mezclamos muy bien con una varillas. Dejamos que temple un poco.

Echar la mezcla al molde

Podemos utilizar una bandeja y luego cortar las porciones de nuestro falso tocinillo de cielo o echarlos en recipientes individuales al estilo de los flanes. Eso es como más os guste. A mi me gusta más al corte.

Caramelizamos el fondo de la bandeja o los moldes que vayamos a utilizar y echamos encima el contenido de la olla con cuidado. Dejamos templar.

Dejar enfriar el falso tocino de cielo

Cuando está frío, los metemos en el frigorífico durante al menos tres horas para que cuaje bien la gelatina.

Sacamos del frigorífico, repasamos los bordes con un cuchillo y movemos un poco para que no se quede pegado y pueda partirse al desmoldar. Volcamos en el plato o una bandeja grande, como en mi caso, para presentarlos. Servimos muy frío e incluso podemos poner un poco de nata montada junto a nuestro falso tocino de cielo. Bon appétit!

14 marzo 2018

Fumet de gambas o langostinos

Fumet de gambas

¿Quieres preparar un fantástico fumet de gambas? Te enseño a preparar un riquísimo fumet de marisco, en este caso de gambones, pero que también puedes hacer el fumet con gambas o con langostinos. Lo que vamos es a aprovechar las cabezas y las cascaras de las gambas para otorgar todo el sabor a nuestros platos de pescado o arroces. El fumet es una parte primordial en la elaboración de platos marineros o con pescados ya que es el que le va a otorgar potencia y sabor. Una preparación que no lleva un buen fumet de gambas, por ejemplo, no tiene nada que ver en comparación con otro que hayamos preparado con fumet de marisco o pescado. Vais a ver lo fácil que es preparar el fumet en casa con gambas o cualquier tipo de marisco y que siempre podréis tener a vuestra disposición ya que podéis congelar pequeños recipientes y hacer uso de ellos cuando lo necesitéis. El sabor y la potencia que necesitan todos vuestro platos. Veréis qué fácil es hacer este fumet de gambas. ¿Os animáis?

Fumet de gambas o langostinos


Dificultad: muy baja
Coste: bajo

Ingredientes:

- Las cabezas y las cáscaras de gambones, gambas o langostinos crudos
- 1 cucharada de aceite de oliva virgen
- Sal
- Agua
- Pimienta molida


Cómo preparar un fumet de gambas o langostinos


Preparación del fumet de gambas o langostinos:


Podemos hacer el fumet de gambas expresamente o también utilizar las cabezas y las cáscaras de gambones o gambas que hayamos pelado para preparar otros platos. No los tiraremos y lo que hacemos es preparar este fumet. La cantidad de fumet que obtendremos irá en proporción a la cantidad de gambas o langostinos con la que vayamos a prepararlo. Os recomiendo, al menos seis u ocho gambones como mínimo y más de una docena de gambas o langostinos. Solo cabezas y cascaras crudas y nunca cocidos.

En una sartén echamos una cucharada de aceite de oliva y ponemos a fuego medio alto. Cuando está caliente, ponemos las cabezas y las cáscaras a tostar. Dejamos unos minutos y damos vueltas para que se hagan por todos lados.

Tostar el marisco

Triturar bien el marisco

Salpimentamos y apartamos cuando empiezan a tostarse. Las echamos en el vaso de la batidora y añadimos una vaso de agua. Si tenemos mucha cantidad, podemos agregar más agua, pero no en exceso porque quedaría demasiado diluido el sabor. Queremos obtener un fumet de gambas potente y con mucho sabor. Mira qué receta de paella de mariscos puedes preparar con este fumet de gambas, por ejemplo.

Pasar por el colador el fumet

Trituramos muy bien y pasamos por un colador para eliminar todas las impurezas y quedarnos solo con el caldo. Veréis que hemos conseguido un fumet color salmón realmente bonito y con un olor muy potente. Desecamos las cáscaras y guardamos en recipientes el fumet de gambas o langostinos para cuando lo necesitemos. Bon appétit!
4.90/5 – 1289

08 marzo 2018

Yogur con mango natural y frutas del bosque

Yogur griego con mango natural y frutos del bosque en tarrina

¿Buscas un postre fácil con yogur y mango para Navidad o para ocasiones especiales? Te enseño a preparar una fantástica tarrina de yogur con mango natural y frutas del bosque. Un postre muy fácil de hacer con un sabor muy suave y completamente natural. La presentación en tarrina de cristal es muy atractiva y podemos tenerlo listo con antelación en el frigorífico incluso de un día para otro. Yo he utilizado yogur griego casero, pero siempre puedes comprarlo en el supermercado. Si quieres saber cómo preparar yogur natural casero puede pasarte por mi receta y descubrir lo fácil que es hacer yogur en casa. Una forma muy divertida y diferente de comer un postre casero que va a sorprender a todos vuestros invitados y con un sabor realmente delicioso que combina lácteos y frutas naturales. ¿Qué hay alguien intolerante a la lactosa? Sustituye el yogur por uno de soja, por ejemplo. ¿Qué te parece este postre lácteo de yogur con mango? ¿Te animas a preparar este postre tan fácil y rico en estas navidades?


Yogur griego con mango y frutos del bosque en tarrina


Tarrina de yogur griego con mango natural y frutos del bosque


Dificultad: muy baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4-6 personas)

- 1-2 mangos maduros
- 4-6 yogures naturales griegos (1 por persona)
- 1 paquete de galletas tipo María
- 1 paquete de frutas del bosque
- Azúcar o edulcorante (opcional)
- Ron
- 4-6 taros de cristal pequeños (1 por persona)


Preparación de la tarrina de yogur griego con mango natural y frutos del bosque:


Lo primero es tener preparados los tarros para la presentación del postre. Podéis comprarlos en algún bazar o limpiar y guardar los que se utilizan para los patés. Yo los hice con tarros de paté, por ejemplo y no he tenido que comprarlos. Una vez bien limpios los reservamos. Si os interesa saber cómo se esterilizan los botes cristal en casa, podéis pasaros por el artículo que lo explica paso a paso. Antes os he comentado que podéis preparar este postre para Navidad o para ocasiones especiales, pero si os gustan más las tartas, podéis ver esta impresionante tarta diplomat casera.

Ponemos en un recipiente, bolsa o almirez dos galletas tipo María por persona y las trituramos bien. Cuando están listas las galletas, añadimos un chupito de ron y mezclamos bien. Si son más de cuatro personas, añadir otro poquito más.

Triturar las galletas

Echamos un fondo de galleta en cada uno de los tarros o tarrinas donde vamos a presentar nuestro postre casero. Como hemos puesto dos galletas por persona, repartimos uniformemente las galletas y apastamos con ayuda de una cucharilla pequeña.

Encima del fondo de galletas echamos el yogur natural griego. Si queréis que esté azucarado, podéis mezclar en este momento con azúcar o con edulcorante. Aquí puedes ver cómo hacer yogur natural en casa sin yogurtera, por si te gustaría hacer tu propio yogur. La cantidad que vamos a añadir es la suficiente como para después añadir el mango y poner los frutos del bosque por encima y que, al cerrar la tapa, no se estruje o pegue contra la tapa. Por lo que podremos cerrar el bote sin problemas.

Añadir el yogur a la tarrina

Troceamos el mango, si necesitáis más utilizaremos dos mangos, y los ponemos sobre el yogur griego. Pondremos unas tres o cuatro cucharaditas de mango troceado. Encima de todo ponemos dos o tres moras o frutos del bosque mezclados y cerramos la tarrina con cuidado. Llevamos al frigorífico y listo para servir nuestras tarrinas de yogur con mango natural y frutos del bosque. Bon appétit!

06 marzo 2018

Sopa pekinesa de pollo

Sopa pekinesa de pollo

¿Te atreves a preparar esta rica receta de sopa pekinesa? Todos estamos acostumbrados a escuchar el famoso pato lacado y seguro que no nos suena tanto esta sabrosa sopa pekinesa de pollo. Su preparación es bastante sencilla, lo que no quita que sea muy sabrosa y está realmente rica. A los manantes de los sabores agridulces les va a encantar. Muchos de los ingredientes de la sopa pekinesa los puedes encontrar en cualquier supermercado cercano, incluso el bambú que viene en tarros ya laminados y listos para utilizar. Las setas chinas y resto de ingredientes para la sopa, son realmente fáciles de conseguir. Ya sabes, si te gustan las sopas asiáticas, esta se va a convertir en una de tus preferidas. Anímate y prepara esta sopa pekinesa casera y sorprende a todos tus invitados!


Sopa pekinesa de pollo


Dificultad: media
Coste: bajo-medio

Ingredientes: (4-6 personas)

- 1 litro de caldo de ave
- 150 gramos de setas chinas (pueden ser deshidratadas) tipo shiitake
- 30-40 gramos de bambú en láminas
- 1 nabo
- 2 cebolletas o cebollas
- 1 pimiento rojo
- 1 huevo fresco
- 1 bote pequeño de tomate natural triturado
- 1 bote de salsa de soja
- Jengibre encurtido o fresco
- Azúcar
- Harina de trigo refinada (Maicena o espesante instantaneo)
- Aceite de oliva virgen (aunque allí se estila más el de semillas)
- Sal
- Pimienta molida


Receta de sopa pekinesa


Preparación de sopa pekinesa:

Si hemos comprado setas deshidratadas, las pondremos en remojo, si no, las limpiamos bien y reservamos. Pelar el nabo y cortar a tiras finas al igual que con el bambú y reservar. El bambú viene en tarros así que solo es cortar fino. Si tenemos jengibre encurtido casero mucho mejor, pero si no es así, rallamos una pizca de fresco, muy poco. Picamos un trozo de pimiento rojo al gusto. Reservamos. Esperamos a que las setas estén hidratadas y picamos o si son setas frescas picamos y reservamos. Una vez tenemos todo lo necesario para nuestra fantástica sopa pekinesa, empezamos.

Cocemos el huevo, pelamos y picamos. Reservamos.

En una olla echamos unas seis cucharadas de aceite de oliva. Si lo queréis hacer con aceite de girasol, adelante. Tampoco pasa nada. Cuando tenga temperatura, agregamos a la olla las cebollas picadas o cebolletas, depende de lo que tengamos. Añadimos el nabo, el bambú, el trozo de pimiento rojo y el tomate. Dejamos unos minutos para que se pongan algo blandos. Añadimos un poco de sal y pimienta y una cucharada de salsa de soja. Todo a fuego medio.

Pasados unos minutos, agregamos las setas, rehogamos y echamos tres cucharadas soperas de salsa de tomate, aunque podemos triturar un tomate natural y agregarlo sin semillas. Echamos una cucharadita de azúcar al conjunto. Cuando está caliente, añadimos el caldo de pollo o de ave y llevamos a ebullición. El azúcar le va a otorgar ese contraste de la cocina agridulce. Si por cierto, quieres saber cómo preparar una riquísima salsa agridulce china, pásate por la receta.

En un recipiente aparte, echamos un poco de agua y diluimos una cucharada de harina de maíz. Agregamos a la sopa la harina diluida para espesar y pasados unos minutos el huevo picado. También podemos batirlo y agregarlo en crudo batido siempre que removamos y mezclamos bien.

Dejamos diez minutos que hierva, rectificamos de sal y listo. Podemos presentar con un poco de cebollino muy picado por encima. Ya tenemos nuestra sopa pekinesa casera. Bon appétit!
4.90/5 – 289
loading...