Lasaña de conejo y setas, un plato diferente y con mucho sabor

Lasaña de conejo y setas

 

¿Os gustan las lasañas caseras? Pues os propongo una lasaña diferente, con mucho sabor y que seguramente no habréis probado con anterioridad. Os presento una fantástica lasaña casera de conejo y setas variadas.

La carne de conejo está de moda por su sabor, porque es relativamente económica, si es que hay hoy día algo económico, y por ser una carne muy baja en grasas y considerada como carnes magras. La carne de conejo se puede cocinar de múltiples formas, algunas de las más conocidas son las recetas de conejo en salsa, o arroz con conejo.

Estas dos las tenéis en mi web, por si os apetece preparar este delicioso plato el fin de semana. Pero las hay también algo menos conocidas como los nuggets de conejo, los canelones o esta deliciosa lasaña de conejo que os voy a presentar ahora mismo.

Estoy seguro que os va a resultar muy fácil de preparar, ya que os daré alternativas, para no tener que preparar la salsa bechamel casera, aunque por supuesto, personalmente es la que más me gusta. Si por falta de tiempo quieres hacer esta receta más rápido y sin complicaciones vas a tener opciones.

Y recuera que puedes cambiar y hacer el relleno para preparar canelones de conejo. Solo cambia la placa de pasta. Rellenas los canelones y su bechamel por encima. El resto es igual.

Disfrutas de la carne de conejo, una carne que está realmente deliciosa, y con mi receta, hasta los más reacios a comerla caerán en la tentación de no dejar nada en el plato.

 

Lasaña de conejo y setas

Lasaña de conejo y setas

Dificultad: baja-media
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

– 1/2 conejo entero preparado para el consumo (pelado y limpio)
– 1 cebolla
– 2 zanahorias
– 1 calabacín
– 4 dientes de ajo
– 150 gramos de setas al gusto
– Pimienta negra
– 1 clavo de olor
– Sal
– Aceite de oliva virgen
Salsa bechamel casera o en su defecto 3 botes pequeños de bechamel ya preparada

 

Preparación de la lasaña de conejo

Primero preparamos la carne de conejo, que será nuestro relleno. Para 4 personas tenemos más que suficiente con medio conejo, ya que el relleno depende de nosotros y de nuestros gustos.

Si vamos a rellenar canelones, también tendremos bastante con medio conejo. De otra forma será demasiada carne. Así que la cantidad es un poco cuestión de gustos, como he comentado.

En una olla rápida ponemos el medio conejo, o el conejo entero a cocer. Si viene limpio simplemente lo ponemos en la olla y cubrimos con agua, sal, unas bayas de pimienta negra enteras y un clavo de olor. Llevamos a ebullición y cerramos la olla.

Dejamos que hervir durante 15 minutos. Pasado ese tiempo apartamos y dejamos enfriar desechando el caldo. En este caso no nos interesa.

Esperamos a que la carne esté fría, o templada, para así poder desmenuzar con las manos, o incluso picarla con el cuchillo.

Los huesos de conejo son pequeños y frágiles, por lo que debemos tener cuidado a la hora de separar la carne de los huesos y ponerlos en un recipiente aparte.

 

relleno de la lasaña de conejo

 

Una vez tenemos la carne desmenuzada, hacemos un sofrito con los dientes de ajo, la cebolla, el calabacín y las zanahorias. Yo en este caso no le añadí tomate frito ya que había una persona que no podía comerlo, pero puedes añadirlo como si de un sofrito tradicional se tratase.

 

Si quieres saber como preparar el sofrito tradicional de toda la vida, puedes ver este enlace donde te lo explico paso a paso, para que le des un toque increíble a tus platos.

 

Una vez las verduras empiezan a ponerse blandas, añadimos las setas limpias y troceadas y la carne del conejo. Dejamos que todo quede tierno y jugoso a fuego bajo.

Salpimentamos al gusto y apartamos.

Ahora tenemos dos opciones; o ponemos a calentar las placas de canelones y hervirlas con agua. o las utilizamos en seco según la marca o el fabricante. Solo debemos seguir las instrucciones y montar la lasaña dependiendo de la marca que compremos. Yo las compré que se podían hacer en seco.

Ponemos un par de cucharadas de aceite de oliva en el fondo para que las placas de pasta no se peguen a la fuente, colocamos las placas de lasaña y vamos a ir colocando el relleno de la carne, poniendo capas, unas encima de otras. Entre las capas podemos poner tomate frito o en mi caso, salsa bechamel. Nunca debe quedar seco ya que las placas se van a hidratar en el horno y poner tiernas con el jugo.

 

Montar la lasaña

 

Como mínimo os recomiendo tras pisos terminando con la pasta y por encima la bechamel casera, que también os dejé al principio el enlace de cómo se hace, o bechamel que viene ya lista para utilizar y las venden en muchos supermercados.

 

Lasaña de conejo lista para el horno

 

Rociamos abundantemente con queso para fundir y metemos al horno, una vez precalentado a 200 grados con grill para gratinar. Dejamos entre 15 y 20 minutos sin dejar nunca que se queme demasiado por arriba.

Sacamos del horno con cuidado, y ya tenemos lista para degustar, una fantástica lasaña casera de conejo. Bon appétit!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.