Alitas de pollo al ajillo

Alitas de pollo al ajillo

 

¿Te gustan las alitas de pollo al ajillo? Formas de preparar las alitas de pollo hay muchas y muy diversas, pero he de reconocer que estas son unas de las mejores alitas de pollo al ajillo que he comido nunca.

La receta es muy sencilla y el resultado es espectacular por su sabor. Es una receta fantástica para los amantes de esta parte del pollo, a mi me encantan, pero eso sí, como tienen tan poca carne, al final, siempre nos quedamos con ganas de más.

 

Y si eres de los que no de pueden resistir a las alitas de pollo, no te preocupes, mira la receta de alitas de pollo en salsa. No pararas de mojar pan!

 

Alitas de pollo al ajillo

Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

– 1,5 kilos de alitas de pollo frescas
– 12 dientes de ajo grandes
– 1 vaso de vino blanco
– Un poco de harina
– Hinojo
– Pimienta negra en grano
– Sal
– Aceite de oliva virgen extra

 

Preparación de las alitas:

Preparamos las alitas quitándoles los trozos sobrantes de piel y partiendo en dos partes. Las limpiamos y reservamos.

A continuación pelamos los ajos y los partimos en dos o tres trozos, los vamos introduciendo en el mortero junto a la pimienta negra en grano, la sal y el hinojo.  Si os gustan otras especias diferentes, no hay problema, podéis utilizar las que más os guste. Machacamos hasta que se forme una pasta. Ahora, añadimos medio vaso de vino blanco al majado. Removemos y reservamos.

 

Majado para las alitas
Sellar las alitas y freír

 

A continuación, ponemos una sartén con abundante aceite de oliva y dejamos que se ponga bien caliente. Mientras se calienta el aceite, enharinamos las alitas de pollo y cuando el aceite esté caliente las vamos a ir friendo por tandas. Según van saliendo, las vamos echando en una olla no muy grande.

Cuando estén todas fritas y en la olla, le echamos el majado por encima y llevamos a ebullición para que evapore el alcohol. Luego, añadimos un vaso y medio de agua. Llevamos de nuevo a ebullición y bajamos el fuego. Lo ponemos a fuego lento.

Vamos a darles de vez en cuando unas vueltas y dejamos que se vaya consumiendo casi todo el caldo.

Apartamos cuando casi no tenga caldo y dejamos reposar diez minutos antes de servir, para que adquieran bien el sabor. Bon appétit!

'Share' COMPARTE en tus Redes Sociales!

Un comentario sobre “Alitas de pollo al ajillo

  • ale, en hora Buena me he preparado tu receta y esta buenisima solo le quite un ingrediente pero, guuuaaauuu me quedaron didvinas gracias

Comentarios cerrados.