Cómo preparar pechugas de pollo a la plancha jugosas

Pechuga de pollo a la plancha jugosa

 

Hoy te voy a dar unos trucos, consejos o tips para que la carne de pollo a la plancha quede jugosa.

Si te preguntas cómo preparar pechugas de pollo a plancha para que queden jugosas, deberías leer estos consejos que harán que la próxima vez que hagas pechugas de pollo a la plancha te queden de lo más tiernas y sabrosas.

Estos consejos son de lo más fáciles de seguir ya que normalmente estamos acostumbrados a hacer las pechugas a la plancha como hemos visto en nuestras casas o simplemente por desconocimiento. Seguro que ahora más de uno de ellos se os van a pasar por la cabeza como algo lógico pero que quizás nunca hemos pensado. Y es que a veces es simplemente conocer el producto y con eso tendremos mucho ganado, y en este caso el producto van a ser las pechugas de pollo.

Las pechugas de pollo son muy bajas en grasas, prácticamente un 2% solamente si la comemos sin piel, que es donde está la mayor parte de los lípidos en el pollo, por lo que son ideales para mantener la línea o llevar una dieta. Tienen muchas proteínas y por supuesto podemos prepararlas de diferentes maneras.

Pero ¿Cómo podemos preparar las pechugas a la plancha para que no queden secas? Ese es uno de los mayores errores y problemas que tenemos con los filetes de pechuga de pollo.

Otro que es muy común es creer que si le añadimos limón estamos cociendo la carne, y nada por el estilo. Al añadir limón lo que hacemos es que se produce un cambio de color a nivel superficial, ya que el limón es muy ácido. Es verdad que el limón nos va a facilitar que la carne esté más blanda si lo dejamos poco tiempo, pero si lo dejamos demasiado, el efecto es al contrario. Endurecerá la carne del pollo.

 

Tips o para que tus filetes o pechugas de pollo queden jugosas al prepararlas a la plancha:

 

Nunca prepares los filetes o pechugas de pollo acabadas de sacar de la nevera. Esto ya lo he escrito en muchas recetas a modo informativo, ya que al estár muy frías no se hacen por dentro bien. Es mejor sacarlas diez o quince minutos antes del frigorífico. Así la temperatura es más uniforme o incluso temperatura ambiente. El tiempo depende lógicamente del tamaño de las carne, no es lo mismo filetes que una pechuga entera.

Si la parrilla o sartén no están bien calientes, no pongas los filetes o la pechuga de pollo, ya que lo que hace es cocer la carne y soltar los jugos.

Evita el pinchar con un tenedor u otro utensilio el filete o las pechugas de pollo para ver cómo están ya que cortas la circulación de los jugos que tiene la carne en su interior. No los ves, pero están ahí.

Añade la sal preferiblemente justo antes de sacar y emplatar. La sal hace que las carnes suelten agua y se deshidraten, por lo que quedan secas. Es incluso preferible añadir al principio por los dos lados especias y justo antes del final, agregar la sal.

 

Ya sabes que puedes preparar muchísimas recetas con pollo, y algunas de mis favoritas son las pechugas de pollo rellenas o los escalopines de pollo caseros. Entre otras muchas más recetas que vas a poder encontrar.. Utiliza el buscador!

 

No aplastes nunca la carne contra la plancha, parrilla o sartén, imagina que es como si apretaran una esponja, suelta todo el líquido y queda seca y sin sabor. Lo mismo le pasa a los filetes o a la pechuga de pollo.

No marees la perdiz, como se suele decir. No des vueltas continuamente a la carne, eso solo hace que la circulación de los jugos se corte también, lo que tiende a hacer que salgan al exterior los jugos y se seque por dentro el pollo.

Por supuesto, no dejes que esté demasiado tiempo y se queme o se achicharre. Solo hace falta dorar la carne.

Deja reposar un poco la carne. Los filetes o las pechugas necesitan estabilizar los jugos en su interior. Al igual que el resto de comidas, necesitan un poco de reposo una vez se acaban de cocinar. Deja de tres a cinco minutos como mínimo que se asienten los sabores.

 

Con estos consejos y un buen producto fresco, seguro que te saldrán tus próximos platos de pollo a la plancha jugosos y con un sabor irresistible.

 

Consejo

Utiliza siempre sartenes o planchas que tengan un buen antiadherente, ya que de otra forma las carnes o todo lo que pongas encima quedarán pegadas. Si te gustaría saber consejos y trucos para cuidar sartenes y ollas, pásate por mi artículo. Podrás cocinar siempre como el primer día.

Alberto de la Torre
'Share' COMPARTE en tus Redes Sociales!
  • 3
    Shares