Comtessa casera o viennetta

Comtessa o viennetta casera

 

¿Has preparado alguna vez clásica comtessa o viennetta en casa? Hoy te enseño a preparar comtessa casera para que disfrutes de esta tarta helada tan especial. Su preparación en casa no es especialmente difícil pero si  es verdad que lleva varios pasos que debemos seguir correctamente.

La comtesa o viennetta es sencillamente una tarta helada a base de nata y con láminas de chocolate muy finas intercaladas en su interior. Al cortar la comtessa suena siempre el fantástico crujito del chocolate al romperse.

La comtessa puede comerse en cualquier época del año y también podemos hacer variaciones de ella al añadir mermeladas de diferentes sabores sobre las láminas de chocolate cuando la estamos preparando. Otra cosa importante es que vamos a necesitar un pincel de cocina, un molde tipo plum cake donde montaremos la comtessa o viennetta y papel parafinado o de horno para hacer las láminas.

Esta es la comtessa clásica, la contessa de toda la vida. Así que espero que os guste porque está realmente buena.

 

Comtessa o viennetta casera

Comtessa casera o viennetta

Dificultad: baja-media
Coste: bajo

Ingredientes:

– 3 huevos frescos
– 1 bote de nata para montar de 500 ml.
– 125 gramos de azúcar
– 1 bote de esencia de vainilla
– 1 tableta de chocolate para postres
– 2- 3 hojas de papel parafinado típico para hornos

 

Preparación de la comtessa casera:

El proceso es más o menos sencillo pero vamos a poner un poco nuestra pericia con los utensilios que vamos a utilizar ya que el primero va a ser un pincel de cocina o si no tenemos, una cucharilla, que nos valdrá para también para hacer las láminas de la comtessa. Los ingredientes tenedlos en el frigorífico con antelación para que estén muy fríos, menos el chocolate.

Cortamos con una tijera el papel parafinado un poco más grandes que la medida de ancho y largo que el molde que vayamos a utilizar. Así sobrará algo de espacio para poder trabajar con ellos.

Una vez tenemos los papeles listos, calentamos el chocolate en un bol o recipiente de cristal resistente en un microondas. Lo suficiente para que quede líquido y podamos trabajarlo.

Lo haremos poco a poco, en intervalos de treinta segundos para que no tome demasiado calor. No debe hervir o estar excesivamente caliente. Lo suficiente para poder pintar o expandirlo sin que tenga trozos duros.

Una vez tenemos el chocolate preparado pintaremos las láminas una a una del papel parafinado. Una capa fina con el pincel de cocina. Si no tenéis podéis hacerlo con una cucharita y así ir extendiendo el chocolate por el papel.

La cantidad de láminas es al gusto, yo hice seis láminas. Me gusta que tenga mucho chocolate en el interior.

 

Extender el chocolate

 

Según los vamos terminando, iremos metiendo los papeles con el chocolate dentro del frigorífico, con cuidado para que cuando estén fríos no se partan. En poco tiempo estarán otra vez rígidos y perfectos para utilizar. Mientras se enfrían, seguiremos preparando el resto de nuestra comtessa.

A continuación, sacamos los huevos de la nevera y separamos las claras de las yemas de los tres huevos.

Echamos las claras en un recipiente y las montamos a punto de nieve. Metemos el recipiente con la clara montada en el frigorífico. Limpiamos bien las varillas de montar y secamos.

Sacamos la nata, que debe estar bien fría y montamos la nata junto con el azúcar en otro recipiente más grande.

 

Mezclar claras y nata

 

Mezclamos las claras a punto de nieve que tenemos en el frigorífico con la nata montada y agregamos un par de cucharadas de esencia de vainilla para darle sabor. Utilizaremos una lengua de cocina y con movimientos envolventes, para que no pierda volumen cuando lo mezclemos todo y lo llevamos al frigorífico. Reservamos.

Forramos el molde con papel film transparente. De esa forma al sacar la contessa se desmolda con facilidad. Si no lo hacemos será casi imposible que la saquemos bien.

Ahora vamos a ir poniendo capas de nata y láminas de chocolate intercalados. Empezamos con una base de nata y a continuación quitamos con cuidado la lámina de chocolate y la ponemos encima.

 

Capas de chocolate

 

Así hasta terminar con una última capa de chocolate. Esa última capa será luego la base al dar la vuelta. Recordad!

 

Llevar la contessa al congelador

 

Una vez lista, tapamos con el papel film y la llevamos al congelador. La dejaremos un mínimo de seis horas.

Antes de sacarla calentamos el chocolate sobrante en el microondas. Sacamos la contessa y la desmoldamos.

La ponemos en un plato o una bandeja e iremos añadiendo chocolate por encima con la ayuda de una cucharilla. Haremos los dibujos que queramos, pero mejor líneas de chocolate por encima. Una vez lista nuestra comtessa o viennetta casera, podemos meterla de nuevo en el congelador y servir cuando queramos.

Solo tenemos que cortar porciones y servir acabada de sacar del congelador. Bon appétit!

Comtessa casera o viennetta
5 (100%) 2 vote[s]
Apoyame y COMPARTE en tus Redes Sociales!
  • 51
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable www.elfogondelaperlagris.com .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios www.cdmon.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.