Pasta de huevas de carpa o Icre de crap

Pasta de huevas de carpa o Icre de crap

 

Icre de crap. Esta receta es muy apreciada en centroeuropa y es la forma más popular de preparar las huevas. Es muy habitual en las fiestas y se prepara en todo el país, pero especialmente en la zona del Danubio y del Delta.

Se come, al igual que el caviar, untar en panecillos o biscotes. Si no podemos conseguir las huevas de carpa, siempre podemos hacerlo con otras sin ningún problema.

 

Pasta de huevas de carpa. Icre de crap

Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (6 personas)

– 350 gramos de huevas de Carpa frescas
– 250 gramos de aceite de girasol
– 2 rebanadas de pan blanco
– 1 cebolla
– Leche entera
– 1 limón
– Aceitunas verdes o negras sin hueso
– Sal

 

Preparación de la pasta de huevas de carpa o Icre de crap:

Sacamos las huevas de la membrana o el pellejo y las vamos echando en un bol. Cuando estén todas las huevas en el bol, le echamos sal y las tapamos con un film transparente. Las metemos en la nevera durante dos días.

De esa manera las huevas adquieren un color anaranjado y más oscuro. Pasados esos dos días, se sacan de la nevera.

 

Hay que usar el aceite de girasol, ya que el de oliva tiene un sabor demasiado fuerte y camufla el sabor natural de las huevas.

 

Ahora vamos a prepararlas: Ponemos el pan en remojo con la leche hasta que se ablande. Reservamos. Picamos lo más fina que podamos la cebolla y la reservamos también.

Exprimimos el limón. Quitamos los pellejos que hayan podido quedarse y añadimos una cucharada de zumo de limón, batimos con un tenedor hasta que se forme una especie de líquido más espeso por romperse algunas huevas.

 

Huevas frescasBatir con el aceite

 

Con una cuchara de madera o un tenedor, vamos batiendo y añadiendo aceite poco a poco.

Después se añade el pan que teníamos en remojo y seguimos removiendo y echando más aceite, de esa manera va adquiriendo consistencia.

Cuando vaya absorbiendo el pan y mezclando bien, añadimos la cebolla y seguimos removiendo hasta que esté la masa suave y esponjosa.

Si la masa estuviera demasiado espesa o dura, añadimos un poco de agua mineral (una cucharada o dos como mucho).

La metemos en la nevera durante media hora y la servimos con aceitunas por encima. Bon appétit!

'Share' COMPARTE en tus Redes Sociales!