01 diciembre 2009

Crema de calabaza

Crema de calabaza casera

¿Buscas la receta de crema de calabaza tradicional? Os enseño a preparar una fantástica crema de calabaza casera para que la tengáis lista en poquísimo tiempo, y por supuesto para todos los días del año o para la noche fantasmagórica de Halloween. Tiene una textura muy cremosa y un sabor muy suave. La crema de calabaza se puede servir fría o caliente, aunque personalmente la prefiero caliente ya que suelo comerla en épocas de frío, pero es cuestión de gustos. También es cuestión de gustos el añadir quesitos a la quema de calabaza, yo prefiero nata, pero muchas personas prefieren un quesito porque dicen que le otorga cremosidad. Ya os digo que es cuestión de gustos. También podéis encontrar muchas variantes, como la crema de calabaza con naranja o la crema de calabaza al jengibre, las dos con un toque diferente y realmente increíbles. Sigue mis pasos para hacer esta crema tradicional y verás cómo triunfas en casa. Ya me contaras!

Crema de calabaza casera

Crema de calabaza tradicional


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4-6 personas)

- 1 trozo de calabaza (600 gramos aproximadamente)
- 1 cebolla
- 1 puerro
- 2 zanahorias
- 2 patatas medianas
- 250 ml de caldo de verduras
- 125 ml de nata para cocinar
- Aceite de oliva
- Mantequilla
- Sal


Preparación de la crema de calabaza tradicional:


Pelamos y troceamos la calabaza. Pelamos si hace falta el resto de ingredientes y troceamos también. Reservamos.

En una olla echamos unas seis cucharadas de aceite de oliva virgen extra, una cucharada de mantequilla y ponemos la olla a fuego medio. Cuando tenga temperatura añadimos primero la cebolla y el puerro troceados. Dejamos que empiecen a dorarse, pero sin que se nos queme el puerro.

A continuación añadimos la calabaza troceada, las zanahorias y las patatas. Salpimentamos al gusto y dejamos refreír unos cinco minutos a fuego medio. Echamos el caldo que será más o menos un vaso de los de agua. Si no tenéis caldo de verduras, podéis poner media pastilla de caldo de verduras a la crema de calabaza. Subimos el fuego y dejamos que empiece a hervir.

Una vez está hirviendo, tapamos y ponemos a fuego suave durante unos quince a veinte minutos. El tiempo de que todas las verduras para la crema estén blandas. Si veis que os falta agua o caldo, le agregamos, pero con cuidado ya que no es una sopa, es una crema y debe quedar espesa.

Apartamos, añadimos la nata y trituramos con la batidora. Si os gusta que salga una crema de calabaza fina, solo tenéis que pasarla por un colador. A mi me gusta pasar las cremas por un colador o un chino, queda siempre una textura finísima y muy buena. Rectificamos de sal si es necesario. Servimos con un poco de nata, si os gusta por encima. También le podemos agregar unos picatostes caseros. Bon appétit!
loading...