Crema de lechuga, una crema ideal para dietas depurativas y de adelgazamiento

Crema de lechuga

 

¿Quieres preparar una crema de lechuga? La crema de lechuga es un plato excelente para tomarlo en dietas de adelgazamiento por su bajo contenido calórico.

Entiendo que muchos se sorprendan al escuchar por primera vez crema de lechuga, pero es fácil, está realmente rica, económica y os puedo asegurar que después de probarla, la vamos a hacer muchas más veces.

¿Habías probado antes una crema de lechuga? ¿Tienes algún truco para preparar una crema de lechuga?

 

Crema de lechuga

Dificultad: muy baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

– 2 lechugas medianas
– 1 cebolla
– 1 patata pequeña
– Un vaso de caldo de verdura
– Sal
– Pimienta blanca
– Mantequilla
– Aceite de oliva virgen extra

 

Preparación de la crema de lechuga:

Cortar la cebolla y la patata a dados medianos. Reservamos. En una olla echamos una cucharada de mantequilla y un buen chorro de aceite de oliva virgen. Cuando haya tomado calor, agregamos la cebolla y la patata que teníamos reservada. Dejamos unos cinco minutos mientras removemos de vez en cuando y echamos el caldo. El caldo es lo que va a potenciar el sabor de nuestra crema de lechuga.

 

Si queremos darle un toque de sabor extra, podemos añadirle por encima un poco de queso parmesano rallado. Le dará un sabor diferente y muy rico.

 

Dejamos que hierva durante otros cinco minutos. Cortar las lechugas como si fueran para ensalada junto con los tallos limpios y añadirlos a la olla. Dejarlo hervir 15 minutos para que se terminen de hacer todos los ingredientes y salpimentamos al gusto.

Una vez listo y con la patata ya blanda, trituramos con una batidora y pasamos la crema resultante por un colador. De esa forma queda la crema mucho más fina.

Rectificamos de sal y colocamos unos picatostes por encima de pan frito (en caso de ser celíacos, no los ponemos) en el momento de servirla. Bon appétit!

Alberto de la Torre
Ayúdame y comparte!
  • 3
    Shares