Daditos de queso caseros, irresistibles en cualquier ocasión

Daditos caseros de queso.

 

¿Quieres preparar unos increíbles daditos de queso? Los daditos de queso caseros podemos hacerlos de la forma más rápida y sencilla que podamos imaginar y están realmente buenos.

Tienen una textura crujiente por fuera y blanda y cremosa por dentro. Si te gusta preparar los daditos de queso, puedes hacerlos en plan pinchos, con su rebanada de pan o como entrantes sueltos para picar con las manos. A los niños les encantan.

Vas a ver que estos daditos de queso son muy fáciles de hacer y vas a triunfar con ellos. Ya sabes, espero tus comentarios!

 

Daditos caseros de queso caseros

Dificultad: muy baja
Coste: bajo

Ingredientes:

– 1 trozo de queso Emmental
– 1 huevo
– Harina
– Pan rallado casero
– Perejil fresco
– Aceite para freír

 

Preparación de los daditos:

Cortamos los daditos de queso y reservamos. Este queso en cuestión no es muy blando, por lo que nos es muy fácil manejarlo una vez cortado. Podemos hacerlo con el queso que queramos, como un queso semicurado o del tipo Camembert. Es cuestión de gustos.

Batimos el huevo con un poco de perejil picado y una pizca de tomillo para darle un toque de sabor original y diferente. Metemos los dados de queso y los envolvemos bien con el huevo. Los pasamos por harina y de nuevo por el huevo batido.

Ahora los llevamos al pan rallado casero y los cubrimos para que quede bien pegado. Si te gustaría preparar tu pan rallado casero o el famoso panko japonés, solo tienes que pasarte por mi receta y verás qué fácil es de preparar.

Podemos aplastar un poco con las manos para que quede adherido y al freír no se salga el queso, o si es posible, lo meno que podamos.

 

Pasar por el huevo el queso
Pasar el queso por pan rallado

 

Una vez están todos pasados por pan rallado los dejamos unos diez minutos para que el huevo seque y quede consistente.

Calentamos aceite de oliva y los freímos con cuidado. No hace falta mucho tiempo, pero que la temperatura del aceite sea media. Cuando vemos que tienen un color dorado los sacamos inmediatamente, para que el queso no se salga.

Los ponemos sobre papel de cocina para eliminar el exceso de aceite y los presentamos, si queremos con una loncha de anchoa sobre una rebanada de pan o simplemente sueltos unos sobre otros. Bon appétit!

Alberto de la Torre
Ayúdame y comparte!

2 comentarios sobre “Daditos de queso caseros, irresistibles en cualquier ocasión

  • Vaya fritura más bien hecha, a mis hijos les encanta y a mi me chifla.
    qué ricosssss

    • Hola chicas! La verdad es que como entrante o aperitivo está genial. Y como bien dices, a los niños les encanta este tipo de cosas. Un saludo a las tres!

Comentarios cerrados.