Morcilla de Burgos con pisto casero

Morcilla de Burgos con pisto casero

 

Una de las recetas tradicionales y más sencillas de la cocina burgalesa sin duda la morcilla de Burgos con tomate. Un plato antiguo que se solía preparar, al menos, una vez a la semana, por su facilidad y su rapidez a la hora de cocinarlo. Hoy os voy a enseñar a preparar una variante como es este plato de morcilla de Burgos con pisto casero.

Una opción diferente y nos vale como alternativa a otras preparaciones con morcilla como es la típica de morcilla de Burgos frita o los famosos pimientos del piquillo rellenos de morcilla de Burgos, la dos, recetas de categoría y muy fáciles de preparar también.

En este caso, lo que vamos es a preparar con anterioridad, o incluso nos vale como plato de aprovechamiento, un pisto casero. Si no queréis hacerlo, por falta de tiempo, también me consta que los hay preparados ya, en grandes supermercados y no están mal de precio.

Pero si te ha sobrado pisto del día anterior, es una oportunidad excelente de combinarlo con la tradicional morcilla de Burgos y preparar este fantástico plato con un sabor increíble. Pruébalo y me comentas. De lujo!

 

Morcilla de Burgos con pisto

Dificultad: muy baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

– 1 morcilla de Burgos

-Para el pisto:

2 berenjenas
– 3 calabacines
– 1 cebolla
– 2 pimientos verdes
– 1 pimiento rojo
– 3 tomates muy maduros
– 3 dientes de ajo
– Sal
– Aceite de oliva virgen
– Pimienta negra

 

Preparación de la morcilla de Burgos:

En principio, como os he comentado, este puede ser un pato de aprovechamiento de un pisto, ya sea andaluz o murciano, y al que vamos a combinar con morcilla.

Como ya escribí hace mucho tiempo la receta de pisto os la dejo en el enlace y así no la duplico. Es solo pinchar en el enlace y podéis ver cómo se hace.

 

Puedes ver mi receta casera y tradicional de pisto andaluz o pisto murciano, la que más te guste.

 

Una vez tenemos el pisto, es coser y cantar.

Lo único que vamos a hacer es cortar una o dos rodajas de entre medio y un centímetro de grosor de la morcilla de Burgos y ponerla en una sartén a fuego bajo. Tal cual, sin aceite ni nada.

Cubrimos con el pisto casero y tapamos. Vamos a dejarla durante 25 a 30 minutos, sin dejar que llegue a quedarse totalmente seca, aunque es poco probable ya que el pisto soltará jugo y la morcilla algo de grasa.

Pasado ese tiempo, que habrá reducido, servimos junto a un buen trozo de pan de pueblo. Sencilla y deliciosa. Bon appétit!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: www.elfogondelaperlagris.com.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a www.cdmon.com que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.