Salsa agridulce, la salsa tradicional asiática que ya puedes preparar en casa

Salsa agridulce fácil

 

¿Quieres preparar una auténtica salsa agridulce china? Una de las salsas más conocidas de la gastronomía china es la salsa agridulce. Suele ser la acompañante ideal para los rollitos de primavera, por poner un ejemplo, aunque se utiliza muchísimo en la cocina asiática.

La salsa agridulce es muy fácil de hacer en casa según la receta tradicional, y normalmente solemos tener casi todos los ingredientes en la despensa. Si no es así, podemos encontrar todos los ingredientes para la salsa en nuestro supermercado más cercano.

Para los amantes de la comida china o asiática, os dejo la receta de la salsa agridulce. Seguro que os encanta.

 

Salsa agridulce china

Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes:

– 1 vaso de salsa de tomate natural
– 1 diente de ajo
– 1 cucharada de jengibre
– 1/2 vaso de vinagre
– 1/2 vaso de vino de arroz (un vino blanco seco o Jerez vale también)
– 2 cucharadas de azúcar (podemos poner miel)

 

Preparación de la salsa agridulce:

Ponemos en un cazo todos los ingredientes. Si os gusta más picante, podéis añadir un poco más de ajo, aunque con un diente está bien. Yo una vez que está todo en el cazo, lo trituro con la batidora, pero podéis majar los ajos si queréis.

Una vez lo tenemos todo preparado para hacer nuestra fantástica salsa agridulce, lo ponemos a fuego medio y llevamos a ebullición.

Movemos de vez en cuando y dejamos que reduzca a 3/4 partes.

Si queréis una salsa muy fina como la salsa de la foto, una vez que está lista, la tenéis que pasar por un colador. Os queda una salsa finísima. Si no os importa que la salsa sea algo más “gruesa” la dejáis como está. Es cuestión de gustos.

A mí personalmente, la salsa agridulce o cualquier otra me gusta muy fina. Pero sobre gustos, el libro está en blanco…

Una vez lista la dejáis enfriar y ya podéis utilizarla para combinarla con cualquier comida de influencia asiática que os guste, como estos deliciosos rollitos de primavera caseros. Bon appétit!