Tarta de nísperos en sartén o tarta invertida, un postre delicioso sin utilizar horno

Tarta de nísperos en sartén

 

Si alguna vez te has preguntado si se puede hacer una tarta sin horno hoy te voy a enseñar a preparar una deliciosa tarta en sartén de nísperos o tarta invertida. Ya que tendremos que darle la vuelta para ver el resultado al estilo de las tartas tatín.

Al principio podemos tener muchas dudas si en una sartén se puede hacer una tarta , pero ya os digo que es una especie de bizcochuelo esponjoso y que va a tener un sabor increíble. Yo también era un poco escéptico al principio pero cuando observé con el tiempo como subía y se terminaba de hacer dije, pues sí, funciona.

Cuando la probamos y vimos lo buena que había salido decidimos que íbamos a encender mucho menos el horno para preparar tartas  y que teníamos una opción increíblemente rápida de tener una tarta de nísperos o de cualquier otra fruta que no suelte demasiado líquido en muy poco tiempo.

Así que os animo a que la probéis y que me por supuesto, si os gusta la receta, la compartas con quienes creas que les puede interesar. Ya sabes que de esa manera me estás ayudando!

 

Tarta de nísperos en sartén

Tarta en sartén de nísperos o tarta invertida de nísperos casera

Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes:

– 250 gramos de nísperos
– 150 de harina de trigo
– 250 gramos de azúcar blanca
– 100 ml de aceite de girasol
– 1/2 taza de leche entera
– 12 gramos de levadura química
– 2 huevos frescos
– 1 bote de esencia de vainilla
– Una pizca de sal

 

Tarta de nísperos en sartén o tarta invertida de nísperos

Preparación de la tarta invertida:

Vamos a preparar primeramente la masa de la tarta para tenerla lista cuando vayamos a caramelizar los nísperos en la sartén. De esta forma no se nos quemará el azúcar y lo tendremos todo controlado.

En un recipiente echamos 150 gramos de azúcar. Vamos a reservar los otros 80 gramos para caramelizar posteriormente los nísperos.

A continuación añadimos los huevos y mezclamos con varillas de cocina manuales o batidora muy bien hasta blanquear el azúcar. Debe quedar disuelto. En esta fase vamos a añadir los líquidos, así que agregamos la leche, el aceite, una cucharadita de esencia de vainilla, o podéis agregar si no tenéis azúcar vainillada y una pizca de sal. Mezclamos todo muy bien.

Ahora agregamos la harina y la levadura. Todo tamizado para que no formen grumos. Si queda demasiado espesa la masa agregar un poco más de leche, pero debe quedar una masa cremosa, nunca demasiado líquida.

Añadimos la carne de dos o tres nísperos troceados muy finos a la masa, mezclamos y reservamos la masa.

Ahora prepararemos los nísperos caramelizados.

Pelamos los nísperos y troceamos. Algunos los dejamos enteros o trozos más grandes.

En una sartén con un buen antiadherente echamos los 80 gramos de azúcar, los nísperos (yo le puse también una rodaja de la piña troceada, para darle más jugosidad, pero es opcional). Ponemos a fuego medio alto y dejamos caramelizar hasta que espese un poco. Daremos alguna vuelta para que sea todo uniforme y no se quemen o tomen color solo por un lado.

 

Caramelizar los nísperos para la tarta

 

Yo utilicé una olla alta en vez de una sartén y como tengo inducción, por algún motivo tomó más calor por alrededor que por el centro, por lo que no subió tanto por el centro la tarta, pero con la sartén no vais a tener problema. Creo que la olla que utilicé no era la mejor y no distribuyó bien el calor. ¿De todo se aprende verdad?

Una vez están listas las frutas, bajamos la potencia del fuego y la ponemos a fuego bajo medio . Esto es importante!

Echamos por encima de las frutas la masa de la tarta, sin mezclar, por supuesto, solo la echamos por encima y tapamos. Debemos tener una tapadera que tape la sartén o la olla que vayamos a utilizar. Si lo hacemos sin la tapa va a ser difícil o casi imposible que salga la tarta. Pero claro. ¿Para qué se inventó el papel de aluminio si no es para tapar cosas? 😉

 

Agregar la masa por encima de los nísperos

 

Dejamos tapada la tarta unos 15-30 minutos y pasado ese tiempo, pinchamos con un palillo para ver si está lista. El palillo debe salir seco.

En caso de que no está, la dejaremos el tiempo suficiente como para que se haga por completo. Una vez lista, apartamos, ponemos un plato encima y le damos la vuelta. Como si fuera una tortilla de patatas. Si no se ha quedado nada pegado y todo ha salido bien, tendremos nuestra tarta invertida de nísperos. Dejamos enfriar y a disfrutarla. Bon appétit!

Alberto de la Torre
Ayúdame y comparte!