Empanadillas de espinacas y queso, fáciles y con un relleno estupendo

Empanadillas de espinacas y queso

 

Empanadillas de espinacas y queso. Os presento una receta diferente para preparar unas empanadillas con mucho sabor y muy ricas.

Si tenéis un día visita en casa y queréis sorprender, o simplemente por cambiar, podéis hacer estas empanadillas de espinacas y queso. Seguro que vais a triunfar.

La preparación es muy simple y es un plato muy económico.

Yo las hice con queso curado, que le ha aportado un sabor muy potente, pero siempre podéis sustituirlo por otro más suave o diferente, como es el queso azul. Es cuestión de gustos.

 

Empanadillas de espinacas y queso

Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas:)

– 250 gramos de espinacas
– 12 obleas de masa para empanadillas
– 4 dientes de ajo
– Queso curado o al gusto
– Nueces
– Sal
– Pimienta molida
– Aceite de oliva para freír

 

Preparación de las empanadillas de espinacas y queso:

Primero cortamos el queso a dados muy pequeños. Cuanto más pequeños mejor, ya que si los cortamos muy grandes, corremos el riesgo de partir la masa de las empanadillas al cerrarlas.

Pelamos las nueces y las picamos también muy finas. Reservamos.

 

Picar los ingredientes
Refreir las espinacas

 

Si las espinacas son frescas, las lavamos y picamos. Si son congeladas, las podemos descongelar en el mismo microondas, pero no las metáis en agua, que suelen venir ya limpias y listas para su consumo.

Siempre que no tengamos espinacas podemos cambiar de receta y hacer estas empanadillas de atún,  están también riquísimas.

Picamos los ajos y sofreímos junto a las espinacas, un poco de sal y pimienta al gusto. Una vez que las tengamos listas, en unos diez minutos, las mezclamos con las nueces y el queso y dejamos que se enfríen.

Rellenamos las obleas de masa para empanadillas, cerramos bien con ayuda de un tenedor, por los bordes y las freímos en abundante aceite sin dejar que se quemen o tomen un color demasiado oscuro. Servimos calientes. Bon appétit!