Panna cotta de turrón y galletas

Panna cotta turrón de chocolate y galletas

Un postre muy sencillo de preparar para Navidad es esta panna cotta de turrón de chocolate y galletas. Yo he utilizado para preparar este postre navideño turrón de chocolate y galletas, pero podéis hacerla con cualquier tipo de turrón de chocolate.

Se tarda muy poco tiempo en tener la panna cotta lista, y siempre que la tengamos en tarros cerrados, podemos dejarla en el frigorífico y consumirlas incluso días más tarde. Es un postre que nos saca de un apuro rápidamente y que está increíblemente bueno por su cremosidad. No podréis resistiros, sobre todo si nos gusta el chocolate, que creo que es a todo el mundo..

Para estas cantidades os saldrán aproximadamente unas 8 porciones de panna cotta de turrón. Un postre fácil y muy económico para cualquier día que tengamos invitados en los días de Navidad pero que también puedes preparar el resto del año.

 

Panna cotta de turrón de chocolate y galletas

Dificultad: muy fácil
Coste: bajo

Ingredientes: (6 panna cottas)

– 450 ml de leche entera
– 350 ml de nata para cocinar baja en grasa
– 5 láminas de gelatina neutra
– 1 tableta de turrón de chocolate con galletas (puede ser otro tipo de turrón de chocolate que os guste)
– 6 cucharadas soperas de azúcar
– 1 pizca de sal

 

Panna cotta turrón de chocolate y galletas

Preparación de las panna cotta de turrón:

Limpiamos los tarros donde vamos a echar la panna cotta de turrón de chocolate y galletas. Reservamos.

Ponemos una olla mediana a fuego medio junto con 400 mililitros de leche y 350 mililitros de nata para cocinar.

Seguidamente añadimos 6 cucharadas de azúcar. Cucharadas soperas. También ponemos una pizca de sal.

Mezclamos y agregamos a continuación media tableta de turrón de chocolate con galletas. (también podemos potenciarlo con un par de cucharadas de cacao en polvo)

Mezclamos y moveremos para que no se pegue hasta que hierva. Una ver rompe a hervir, retiramos del fuego.

Hidratamos las 5  láminas de gelatina neutra metiéndolas en un vaso con agua.

Pasados 5 minutos las sacamos y las agregamos a la olla que habíamos apartado y que debe de haber perdido algo de calor. Mezclamos hasta disolver bien y repartimos el contenido en los tarros.

Añadimos un poco te turrón troceado por encima, opcionalmente y dejamos enfriar y pasamos al frigorífico durante 4-5 horas como mínimo.

Pasado ese tiempo estará la panna cotta está lista para disfrutarla. Bon appétit!