Pimientos rellenos estilo rumano

Pimientos rellenos estilo rumano

 

Receta de ardei umpluti rumana. Pimientos rellenos al estilo rumano o ardei umpluti. Con una textura muy delicada, los pimientos rellenos se derriten en la boca. Son una especialidad de la casa en cualquier restaurante de calidad, pero también el orgullo de cualquier ama de casa.

Muy fácil de preparar, y muy espectaculares en su presentación, merece la pena intentar a hacerlos un día, por deleitar a los invitados.

Ya sabéis que si queréis hacer unos fantásticos pimientos rellenos no podéis dejar de leer esta receta. Seguro que os van a encantar. 😉 Si te gustan este tipo de recetas, quizás, otra que te puede interesar es esta de tocinelli o tocinele casero, también muy típica de Europa de Este a base de patata y huevo.

 

Ardei umpluti o pimientos rellenos al estilo rumano

Dificultad: media
Coste: bajo-medio

Ingredientes: (6 personas)

– 12 pimientos de asar medianos
– 750 gramos de carne picada de vacuno y cerdo
– 4 cebollas medianas
– 6 cucharadas de arroz
– 1 zanahoria
– Perejil
– Eneldo
– Una lata grande de tomates triturados
– 2 cucharadas de azúcar
– 250 de grame de nata
– Sal
– Pimienta
– Tomillo

 

Preparación de los pimientos rellenos:

Se corta las cebollas en dados y la zanahoria, se sofríen un poco solamente hasta quedarse blandas. La cebolla se tiene que quedar transparente. Se lavan bien los pimientos y se corta una tapa redonda arriba.

Se sacan las semillas y se limpian bien por dentro, guardando las capas con el rabillo que servirá de tapa. Se reservan.

 

Hacer las verduras
Añadir la carne
La carne se mezcla con la cebolla y la zanahoria. Se añade sal, pimienta, el “legumes”,el eneldo y el perejil bien picaditos y el arroz. Con esta composición se rellenan los pimientos, pero no hasta arriba, porque el arroz se hincha y puede salir algo duro el relleno.

 

Sobre de Delikat
Rellenar los pimientos
Poner pimientos en la olla
Añadir la salsa de tomates

 

Se ordenan los pimientos en una olla honda, tapados con la tapadera de pimiento y por encima se echan los tomates triturados mezclados con pimienta y azúcar y un poco de sal, más un buen ramito de tomillo.

Si los pimientos no están cubiertos, se les echa agua por encima hasta que se cubren de agua. Se dejan una hora y media a fuego lento y se sirven calientes, con nata por encima.

Más ricos salen si los metemos en el horno, también a fuego muy lento, pero en este caso tenemos que tener mucho cuidado que no se pegue. Bon appétit!

 

Consejo

No rellenéis los pimientos totalmente, ya que el arroz se infla y se puede salir por fuera de los pimientos. Si se rompe la parte de arriba con el tallo, podemos reemplazarlo por una rodaja de tomate.

'Share' COMPARTE en tus Redes Sociales!